Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 2 2005 Espectáculos 63 Sueño de una noche de invierno Retrato húmedo colgado en una pared seca E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Director: Goran Paskaljevic Intérpretes: Lazar Ristovski, Jasna Zalica, Jovana Mitic Nacionalidad: Serbia, 2004 Duración: 95 minutos Calificación: Dustin Hoffman, en una escena de Los padres de él Hay dos circunstancias sorprendentes y extremas en esta película que firma el serbio Goran Paskaljevic: la primera es que cuelga un retrato húmedo en una pared seca (personajes humanos en la inhumanidad del paisaje de la postguerra serbo- bosnia) y la segunda es que uno de los personajes, una niña autista llamada Jovana, es interpretado por una niña autista llamada Jovana Mitic. Debido a estas dos circunstancias, Sueño de una noche de invierno tiene vocación de película inclasificable, que le da voz y papel al autismo individual y colectivo, que exprime sus propias metáforas hasta que sangran y que alude en su título a un Shakespeare transtornado de tiempo o de hemisferio. La película consiste en un cruce entre los protagonistas: un hombre que regresa a su casa tras diez años de guerra y cárcel, una mujer refugiada y que vive ilegalmente en esa casa con su hija autista de doce años. Este cuadro húmedo lleno de pesadillas nocturnas y de imágenes chillonas empieza buscar su sitio justo o cómodo en esa pared seca... Pero, tal y como sugiere el título, son tiempos transtornados, es puro invierno y no es una comedia shakespeariana. El cuadro es, pues, puro Munch. Y estas dos circunstancias extrañas, especialmente la segunda, el topetazo contra un personaje y una actriz autista, influye poderosamente en el modo en que el director Paskaljevic hace (o sea, puede hacer) su trabajo. Planos cogidos a lazo, secuencias de fuerza insospechada, intriga extra, argumento impredecible, acontecimientos que rebotan improvisados, situaciones de difícil digestión, interpretaciones que se escapan a cualquier análisis y unos actores descarnados. El gran actor llega hoy a las pantallas como marido de Barbra Streisand, quien regresa al cine tras 8 años de ausencia. La comedia es uno de los géneros que más les gustan, aunque no se valore por un problema de prejuicios. La ironía no agrada al público asegura Dustin Hoffman Dustin Hoffman: Ya no me importa el dinero, busco algo especial TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Dustin Hoffman sabe conquistar yconvencer a la prensa, ya sea con lágrimas o con sonrisas ladeadas. Prefiede una charla cordial que una entrevista preparada. Así lo demostró en Madrid durante la promoción de Los padres de él que se estrena hoy en España después de llevar una taquilla millonaria en EE. UU. de 300 millones de dólares. El resto del reparto está compuesto, entre otros, por Robert De Niro Ben Stiller y Barbra Streisand, tras 8 años apartada del cine. Hoffman asegura que está viviendo una nueva etapa en su vida, como un volver a empezar En el filme interpreta al padre de Ben Stiller, suegro de Robert de Niro, un hombre que desprende alegría de vivir, directo, simpático y que no da mucha importancia a lo que los otros piensen de él. Hay Roach, el director, me pidió que fuera yo mismo. No sé qué me vería Dice que le visitó en su casa, y yo estaba descalzo y con los pies encima de la mesa. Comimos comiendo un bocadillo y picoteé el suyo. Entonces dijo: Eso es lo que quiero para el personaje. Cuando mis cinco hijos vieron la película me dijeron: ¡Es la primera vez que te hemos visto tal cual eres y también exageras! El eterno dilema de la edad también está en su mente: En Estados Unidos, si tienes 20, 30 e incluso 40 años, puedes conseguir papeles protagonistas. Después de los 50 años ya es la catástrofe. Mi mujer, que es muy inteligente, me dijo: olvídate de si es un papel protagonista o secundario, olvida el salario y míralo como una experiencia creativa. Ya no me ofrecen los papeles que me ofrecían antes y ahora ya me da igual quién dirija o cuánto dinero cobre. Lo que me interesa es que sea algo especial Está también muy orgu- Soy una persona a la que le agrada romper fronteras. No me autocensuro, rompo muchos tabúes y estoy acostumbrado a hablar socialmente de cosas políticamente incorrectas. Le gustó al director lloso de aparecer en la cinta En busca de nunca jamás que está nominada a siete Oscar. Insiste en lo de volver a empezar, porque así es como se ha sentido en Los padres de él Fue una catarsis. Pude reaccionar según mis impulsos. Porque cuando uno va creciendo se va reprimiendo, pero yo sigo mis impulsos, sin hacer daño a nadie, y los he podido llevar al cine Entre entrevista y entrevista le cortó el pelo Manolo García, el peluquero candidato al Oscar por Mar adentro Después continúó por otra vía: Es mentira lo que se ha publicado de que abandono Estados Unidos para venirme a Londres huyendo de Bush. Sólo el 30 o el 40 por ciento de lo que dice la prensa es cierto, ¡ojalá la vida fuera tan sencilla cómo la presentan los periódicos! Las elecciones, como las películas, hay que saber venderlas, y Bush vendía el miedo, utilizaba la tragedia del 11- S y decía que Kerry suponía el final de Estados Unidos; y no hay nada que se venda mejor que el miedo. Pero no hay ningún lugar del mundo a donde puedas escaparte de Bush