Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Espectáculos VIERNES 4 2 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO La masacre de Toolbox Dir. Tobe Hopper. Int. A. Bettis, B. Roam, J. Landau. EE. UU. 2003, Vale que a Tobe Hooper hay que guardarle un cierto respeto debido a aquel asunto sureño La matanza de Texas pero de eso a repetir fórmula sin siquiera un hilo conductor va un abismo. En realidad, el relato es un remake del trabajo que Dennis Donnelly hizo en 1978 titulado El asesino de la caja de herramientas La máxima variante de aquel caso era que el malísimo taradísimo utiliza destornilladores, brocas, sierras e instrumentos similares para descuartizar más y mejor. Ya es poco gratificante el detalle diferenciador pero, si a eso añadimos que Hooper ha ahorrado aquí gastos de todo tipo, tendremos un tomate de pésimo gusto. Empero, peor que todo esto es las lagunas del argumento. Nada sabemos del tiparraco y sus motivos o no motivos, ni antes, ni durante ni después, sólo una pequeña explicación de un veterano testigo (lo mejor del filme por cierto) y punto, pero además hay asuntos erráticos, como el hecho de que el individuo en cuestión tenga un edificio entero rellenito de cadáveres a lo largo de los años y nunca nadie les haya echado en falta. ¡Venga ya, fuera! En suma, que ketchup porque sí, para justificar los medios y lo que sea necesario, y encima, cutre. J. M. CUÉLLAR Los padres de él Moribundos de risa JAVIER CORTIJO Pregunta retórica para arrancar: ¿por qué las secuelas de megaéxitos cómicos parecen merenderos entre amiguetes contándose chistes de gangosos y celebrando batallitas con vapores de ¡hip, hip hurras! Vista la tesitura, casi es de agradecer que, en estos tiempos de trile y birlibirloque, unos tipos tan cuasimíticos como De Niro, Hoffman y Streisand se calcen las honestas bermudas de pesca y queden para echarse unas risas gaseosas, endiñarse unas costillas estilo Carolina del Sur y, si de paso nos forramos aún más con el resultado de la resultante home movie mejor que mejor, que los vicios están muy caros, ¿verdad toro salvaje? De hecho, parece que, en cualquier momento de esta película, sus protagonistas van a mandar al estanque de nenúfares el guión para dar rienda suelta a su compadreo: ¿Qué tal Bobby, harás alguna buena película esta década o seguirás al tran- tran? Hombre Barbra, dichosos los ojos y patas de gallo. Ideales tus anteojos color chicle de ciruela ¿Conocéis a Ben? Es un buen chico. Intenta tener gracias. A veces lo consigue Y así dos horazas. Por consiguiente, la reunión entre los clanes Focker y Byrnes destila una complicidad apriorística y un talante relajado que en ocasiones se amolda co- Dustin Hoffman y Robert de Niro Director: Jay Roach Intérpretes: Robert De Niro, Dustin Hoffman, Ben Stiller, Barbra Streisand Nacionalidad: EE. UU. 2004 Duración: 115 minutos Calificación: mo un guante a la mínima excusa argumental cuando el suegrazo de la CIA encontró al locuelo padre de la inútil criatura más o menos) que presenta el tándem Roach Herzfeld, en un corte entre gonzo y vodedilesco inglés a lo Ray Cooney y John Chapman que quizá les sirva de ensayo a su siguiente proyecto en común: un remake de El guateque (que Dios nos pille confesados) De todas formas, y pese a algún gag tronchante y el buen rollo general, tampoco dice mucho de una comedia el que lo más celebrado del show sea: a) un chucho que pide a gritos un poco de bromuro en la merienda, b) un niñito que pone unos morros encantadores al decir gilipollas c) una teta postiza debajo del careto de De Niro y d) el trasero en pompa y embuchado de Barbra Streisand. La familia polidisfuncional, ese chollo de institución.