Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 2 2005 Sociedad 51 Asesores de la Generalitat no creen que el copago sea la solución para la Sanidad Lo plantean como posibilidad remota y sólo en casos donde se detecte mal uso de los servicios b Un informe reclama más recursos La visión del Gobierno La ministra de Sanidad, Elena Salgado, volvió ayer a reiterar cuál puede ser la opinión del Gobierno sobre la reforma de la financiación de la sanidad, a la espera de un informe que tendrá que ser trasladado a la conferencia de presidentes autonómicos. Para Salgado, como para el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, correspondería a las Comunidades Autónomas aportar más recursos y por lo tanto dotarles de mayor capacidad fiscal dándoles mayores atribuciones en los impuestos especiales sobre el tabaco, alcohol y carburantes. La ministra de Sanidad aseguró que es posible que las conclusiones del grupo de expertos del Ejecutivo catalán pasen a la próxima reunión de los presidentes autonómicos, donde se abordará el tema de la financiación sanitaria y sus soluciones. ciero del Estado mediante el incremento de los gastos por la atención a desplazados de otras Comunidades, y de una compensación adecuada de los ocasionados por los cambios demográficos y por la atención a extranjeros. El documento cifra el impacto de estas medidas en unos 298 millones de euros. La comisión aboga también por la revisión al alza de la participación de Cataluña en impuestos como el IRPF y el del Estado y una revisión al alza de la participación de Cataluña en el IRPF e IVA, y en los impuestos especiales sobre el tabaco y el alcohol M. J. F. BARCELONA. Un incremento sustancial de la financiación por parte del Estado y de los recursos que la propia Cataluña destina al sector sanitario, así como una mejora en la eficiencia del sistema, son algunas de las propuestas troncales que recoge un informe encargado por la Generalitat a un grupo de expertos el pasado julio, destinado a la racionalización y financiación del gasto en sanidad. El documento, que se hizo público ayer tras ser entregado a los consejeros de Salud, Marina Geli, y Economía, Antoni Castells, no es vinculante y será la Generalitat la que decida ahora si las recomendaciones de los expertos se llevan a la práctica. Presidida por el catedrático de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona Miquel Vilardell, la comisión la integran doce especialistas, entre los que hay médicos, economistas, farmacólogos y demógrafos. Los expertos consideran que para enjugar el déficit corriente que la sanidad catalana genera cada año, cifrado entre 400 y 600 millones de euros, la Generalitat debería recibir un mejor trato finan- Los consejeros Marina Geli y Antoni Castells, en primer término IVA, o en impuestos especiales sobre el tabaco y el alcohol, y por la posibilidad de aumentar los tipos impositivos de éstos de manera gradual. YOLANDA CARDO Impuesto sobre el tabaco En lo referente al impuesto sobre el tabaco, el Informe Vilardell propone que la participación de la Generalitat pase del actual 40 al 50 lo que supondría una recaudación adicional de 106 millones de euros. Esta cantidad podría llegar a los 160 millones si hubiera un incremento del tipo general para el conjunto del Estado de un 10 El impuesto sobre el tabaco se considera especialmente adecuado para la financiación de la sanidad porque, además, se encamina a reducir una de las epidemias más importantes de nuestro tiempo Según Vilardell, habría que considerar si estos argumentos son aplicables para el caso del alcohol. El catedrático reconoció que la comisión nació marcada por la presión de la palabra copago es decir, la impopu- lar posibilidad de que los usuarios paguen alguna cantidad por los servicios que reciben. Los expertos no rechazan de lleno esa posibilidad, pero la sitúan en un horizonte lejano porque creen que el actual sistema permite mejorar el gasto sin imponer nuevas cargas a los ciudadanos No obstante, el documento habla de copago en el caso de que se identifique a personas- es difícil de comprobar, pero nos consta que existen dijo Vilardell- -que hacen un mal uso del sistema sanitario. Sería, en todo caso, una penalización correctiva, individualizada y temporal Mención aparte merece el controvertido gasto farmacéutico, que supone un tercio del gasto sanitario global El copago de los medicamentos no se considera equitativo en su formulación actual. Por ello, se proponen cambios al entender, por ejemplo, que no tiene sentido que un pensionista no pague nada cuando quizá dispone de medios, mientras que un parado tiene que aportar el 40 por ciento del fármaco.