Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 4 2 2005 Madrid 41 Condenan a El Malaguita a 64 años de prisión por el vil y espeluznante asesinato de Sandra Palo El tribunal le considera autor de 5 delitos perpetrados con alevosía, ensañamiento y gran frialdad cruel causada y la destrucción del cuerpo revelan una sangre fría y una serenidad impropias de alguien de su edad, dice la sentencia M. J. ÁLVAREZ MADRID. Cumplirá la pena máxima. Así lo ha acordado la Audiencia Provincial de Madrid en su sentencia que fue dada a conocer ayer, y que, como no podía ser de otra manera, fue condenatoria. Así, la Sección Tercera considera a Francisco Javier Astorga Luque, alias El Malaguita o Chiqui que cuenta ahora con 20 años, responsable penal de un delito de secuestro, tres de agresión sexual y el asesinato de la joven Sandra Palo Bermúdez, de 22 años, que desembocaron en su muerte, ocurrida tras varias horas de horribles padecimientos, en la madrugada del 17 de mayo de 2003 en un paraje de difícil acceso situado en la N- 401 (carretera de Toledo) El fallo, que fue dado a conocer justo una semana después de que el juicio oral contra el único mayor de edad procesado por participar en los espeluznantes hechos quedara visto para sentencia, considera probada su autoría en los 5 delitos citados: uno de retención ilegal, tres de violación y otro de asesinato. b La muerte singularmente que su edad mental correspondía a la de una niña de 12 años Lo único que el tribunal no determina es quién conducía el coche que atropelló a Sandra Palo hasta en diez ocasiones si el ya tristemente célebre Malaguita u otro de los coautores, dadas las distintas versiones relatadas por los implicados. Además, en contra de lo manifestado por el Ministerio Fiscal y la acusación particular, la sala no ve acreditado que la infortunada estuviese aún con vida cuando fue rociada con gasolina después de ser embestida brutalmente contra un muro dado que las pruebas periciales no fueron concluyentes. Por estos hechos, en octubre de 2003 un Juzgado de Menores condenó a los dos Ramones a ocho años de internamiento y cinco de libertad vigilada- -la máxima medida que establece la Ley de Responsabilidad Penal- mientras que a Rafael G. F. de 16 años, Pumuki a cuatro y tres, respectivamente. Francisco Javier Astorga cumplirá la pena máxima, 30 años dicional se refieran a la totalidad de las penas impuestas- -64 años- por lo que el condenado no accederá a ninguna reducción ni beneficio penitenciario, dada su peligrosidad y la alarma social causada. Además, la resolución explica que TELEMADRID Muerte inhumana la joven tuvo una muerte singularmente cruel y que no podía prever el ataque que sufrió por la minusvalía que padecía- -un retraso mental debido a un accidente de tráfico cuando tenía 9 años que le ocasionó un disminución del 53 de su capacidad- por lo Con todo, la resolución subraya la enorme frialdad y serenidad de El Malaguita impropias de una persona de su edad- -18 años cuando sucedieron los atroces hechos- -que no parece haber interiorizado las mínimas normas necesarias para la convivencia social Recuerda, en los quince folios de los que consta el veredicto, que el acusado, que el día de autos cumplía una medida de internamiento por otros delitos- -ninguno de sangre- -se disponía a hacer un alunizaje con sus compinches pero cambió de planes. La sentencia recalca que en el crimen de la joven hubo alevosía y ensañamiento, ya que, tras retenerla en la plaza de Marqués de Vadillo y agredirla sexualmente, la mataron en un paraje despoblado de la N- 401, se aprovecharon de su deficiencia y la arrollaron por sorpresa mientras se vestía con regodeo en los impactos, poniendo de relieve un crimen singularmente cruel y una actuación ajena a cualquier razón de humanidad, incluso para matarla Peligrosidad y alarma social Por todo ello, le impone una condena de 64 años de prisión: 15 por la violación en concurso con la detención ilegal; 12 por cada agresión sexual, de las que se le considera cooperador necesario- -la sujetaban por tobillos y muñecas para forzarla por turnos- perpetradas por los Ramones -Ramón S. G. y José Ramón M. M. y 25 años por asesinato, todos ellos con la accesoria de inhabilitación absoluta y el pago de una indemnización de 480.809 euros a los padres de la joven. Junto a ello, la resolución, contra la que cabe interponer recurso, fija el máximo efectivo de la pena en 30 años, así como que los beneficios penitenciarios y el cómputo para la libertad con- Por fin me he quitado una espina, pero quedan otras dijo la madre María del Mar Bermúdez, madre de la asesinada, declaró que acoge con satisfacción la sentencia porque se ha hecho justicia aunque nadie me devolverá a mi hija y aunque le hubieran puesto mil años, me parecerían pocos Agregó: Me he quitado una espina, pero quedan otras. Sólo pido que El Malaguita sufra, que tenga una muerte agonizante como ella Lamentó que de los 64 años de prisión sólo cumpla 30 íntegros sin reducción de pena. Entre los temas pendientes, citó conocer qué ocurrirá con el amigo que acompañaba a su hija el día de los hechos- -no declaró en el juicio- -y el resultado del expediente abierto a Los Ramones por su posible falso testimonio. Explicó que conoció la sentencia cuando se dirigía al psiquiatra, quien me ha aumentado la medicación Mi calvario no vale dinero, yo sólo pido justicia, pero si me indemnizan pondré a Sandra un panteón informan Efe y Ep.