Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid MADRID 2012 LAS ANÉCDOTAS DE LA JORNADA VIERNES 4 2 2005 ABC Diez horas, diez, permanecieron ayer los examinadores del COI preguntando y pidiendo datos y aclaraciones. Apenas pararon 45 minutos para degustar un menú de ciencia- fusión Ajoblanco con respuestas TEXTO: S. MEDIALDEA Trece expertos más tres ayudantes se convirtieron ayer en protagonistas de la jornada. Y eso que tenían a trescientos periodistas a menos de 50 metros y ninguno pudo verlos: apenas fugazmente, cuando se montaron en el autobús- -movido por biodiesel- -que les trasladó al Palacio Real para la cena de honor ofrecida por los Reyes. Los examinadores estaban en la Sala Madrid la misma que se utilizó un par de años antes para celebrar que el Comité Olímpico Español designaba a Madrid- -frente a Sevilla- -como candidata española a los Juegos. Casi a la vez, el Gobierno regional desplegaba una gran pancarta con el lema olímpico en la Real Casa de Correos. Una mesa en forma de U- -con los comisionados del COI presidiendo en un lateral y los ponentes frente a ellos y, cuando eran muchos, ocupando la parte más estrecha- -fue su único escenario durante el día, excepto los 45 mi- nutos que dedicaron a comer las delicatessen que había cocinado para ellos Paco Roncero y el catering de Ferrán Adriá: fresas al campari, ajoblanco al aceite de oliva, caviar de melón, bocadillos de jamón y chorizo- -ibéricos- copa de coliflor y trufa, tortilla española del siglo XXI royal de foie con lentejas o estofado de piña con yogourt y miel, sólo por citar alguna de las diecinueve exquisiteces que se les ofrecieron. Varios de los miembros del equipo olímpico madrileño vestían con corbatas con el logo. Igual que lucían el distintivo olímpico de Madrid las lámparas de pie y los globos de luz que decoraban todo el primer piso, el que utilizaban los examinadores para sus consultas. Las azafatas, uniformadas en los tonos blanco y rojo de la candidatura madrileña- -y con pantalones- Los mimos a los periodistas eran continuos: se les invitaba a una visita El emblema olímpico ondea desde ayer también en la Puerta del Sol guiada por la ciudad y a viajar en los autobuses turísticos. A los corresponsales extranjeros, incluso les llevaron de turné por las instalaciones olímpicas, y les invitaron a comer en el hotel Urban, uno de los últimos cinco estrellas abiertos en el centro de Madrid. Una comida en la que alguno de los co- EFE El logo olímpico madrileño aparecía hasta en las lámparas de la planta en que se realizaba la evaluación rresponsales británicos reconoció la superioridad del proyecto madrileño. Hasta el último detalle se cuidó: la máquina de bebidas frías de la sala de prensa era ecológica enfriaba sin dañar la capa de ozono. La tensión se mascaba en esa primera planta del hotel, en torno a la Sala Madrid: el alcalde paseaba, algo preocupado por el retraso que se iba acumulando. Eran muy comentados, y agradecidos, los esfuerzos de Samaranch y la infanta Pilar, dentro de la sala en señal de apoyo. La seguridad, extrema: nadie- -incluidos los camareros y el servicio de limpieza- -podía moverse sin acreditación en esa zona.