Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional VIERNES 4 2 2005 ABC Muere en Almería una pareja, al parecer, por inhalación de gas ABC Un hombre y una mujer, ambos de 46 años, fallecieron el miércoles en la localidad almeriense de Lúcar como consecuencia, al parecer, de la inhalación de monóxido de carbono de un brasero del domicilio en el que se encontraban, según informó la Subdelegación del Gobierno. La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos sobre las diez de la noche del miércoles, por lo que inmedatamente se trasladaron varios agentes al domicilio, situado en la calle Marcos. El hombre y la mujer, ambos de 46 años de edad, cuyas identidades responden a las iniciales P. C. G. y I. C. F. respectivamente, no presentaban señales de violencia, por lo que se cree que la causa de la muerte fue la inhalación de gas de un brasero. La asfixia acabó con la vida de un joven que la había arriesgado para salvar a cinco cocineras de un restaurante en llamas en Cornellà de Llobregat. Tras entrar diversas veces para rescatarlas, se quedó a cuatro metros de la salida al derrumbarse el techo por la alta temperatura Un joven boliviano pierde la vida tras salvar a cinco mujeres de las llamas TEXTO: JORGE FERNÁNDEZ DE ARAMBURO FOTO: EFE Manos Limpias presenta denuncia por los vuelos de la vergüenza ABC MADRID. El sindicato de funcionarios Manos Limpias anunció ayer la presentación de una denuncia contra los responsables del Gobierno y, en concreto, contra la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, así como contra los responsables de los Centros de Internamiento de Canarias y Ceuta por los vueltos de la vergüenza Para este sindicato, el traslado masivo de estos inmigrantes provoca su desamparo y favorece la aparición de bolsas de marginación y pobreza, por ser un procedimiento inhumano que, además, causa alarma social Manos Limpias subraya que el Gobierno sólo ha reaccionado tras ser denunciado en los medios de comunicación. BARCELONA. Todavía quedan héroes. Un joven de nacionalidad boliviana de 35 años demostró ayer en Cornellà de Llobregat (Barcelona) que aún hay personas dispuestas a arriesgar su vida por salvar la de los demás. Un incendio en el restaurante La terraza local muy conocido y frecuentado de Cornellà, llevó al joven, vecino de la cercana población de Viladecans, a salvar de las llamas a las cinco cocineras que en ese momento se encontraban preparando la comida. El fuego comenzó minutos antes de las doce y media del mediodía por causas desconocidas, aunque las primeras hipótesis apuntan a que pudo prenderse la grasa acumulada en la campana extractora de los fuegos. La tragedia se desencadenó de manera rápida: en pocos minutos el incendio se extendió por el restaurante, que en ese momento contaba con dieciséis trabajadores preparando las instalaciones para la hora de la comida, provocó una gran humareda y trepó por la fachada del edificio en escasos minutos, según confirmaron fuentes del Ayuntamiento de Cornellà El cadáver del hombre yace en la entrada del restaurante nuevo, lo que le llevó, tras derrumbarse el techo por las altas temperaturas, a quedar bloqueado a sólo cuatro metros de la salida, mientras 15 dotaciones de bomberos intentaban apagar las llamas. Las reacciones ante la generosa actuación del joven no se hicieorn esperar. Marta Ramos, trabajadora del restaurante incendiado, declaró: Él sacó a mis compañeros, pero se quedó dentro También el mundo político reconoció el gesto de valor de M. A. El incendio provocó el desalojo de dieciséis familias que vieron cómo el humo y el fuego invadía sus comedores. El cuerpo de bomberos estudiará la estructura del edificio para comprobar que no hay daños que afecten a la seguridad de los inquilinos. Por este motivo, las dieciséis familias afectadas durmieron en un hotel. El edificio afectado por el incendio forma parte de una promoción de 84 viviendas que construyó en 1997 el sindicato UGT. Las dudas han empezado a aflorar respecto a la calidad de los materiales que se utilizaron para edificar el bloque afectado por el incendio. La consellera de Interior de la Generalitat de Cataluña, Montserrat Tura, que se desplazó a Cornellà, aseguró que el inmueble no contaba con los materiales ignífugos que nos gustaría que hubiese tenido y destacó la rapidez con la que las llamas se propagaron por la fachada del edificio. La consellera avanzó que la Generalitat lanzará una campaña para concenciar a los dueños de los restaurantes de la necesidad de instalar materiales ignífugos, sobre todo los lestablecimientos que tengan gran volumen de actividad. Instalaba una puerta antiincendios M. A. -del joven se conocen poco más que sus iniciales y su procedencia- -no dudó en sacar, una tras otra, a las personas que estaban trabajando en el interior del local, mientras la temperatura empezaba a aumentar. Su acto adquiere más valía si cabe porque no era un compañero diario del personal del restaurante. M. A. era un operario que en el instante en el que prendió la primera llama se encontraba instalando una puerta antiincendios en la cocina del restaurante. El único error de M. A. fue volver por última vez al restaurante. Nadie se explica el motivo por el que entró de