Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión VIERNES 4 2 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca Jefes de área: Jaime González (Opinión) Alberto Pérez (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Mayte Alcaraz (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Ignacio Sanz IGNACIO CAMACHO REFORMA LABORAL PENDIENTE BUMERÁN NUCLEAR L OS expertos nombrados por el Gobierno han entregado su informe Más y mejor empleo un título que desvela la participación directa dela oficina económica del presidente. Anteayer hubo una reunión en Moncloa para relanzar el diálogo social y destacar el compromiso personal de Zapatero. Es una manera inteligente de superar el impasse alque habían conducido las incoherencias y descalificaciones entre los miembros del equipo económico. Entendida en el marco de una reforma laboral que combine flexibilidad y seguridad con el objetivo de aumentar la ocupación, la idea de indiciar el salario mínimo no debe prosperar pues, como dice el Banco de España, generaría una espiral de demandas salariales que expulsaría del mercado a los trabajadores menos productivos. Los datos del paro registrado en enero, superior en un 3 por ciento al del mismo mes de 2004, descartan cualquier optimismo sobre las condiciones de fondo de la economía española y refuerzan las perspectivas negativas del Indicador de Confianza Empresarial. Los expertos del Gobierno proponen una reforma global, criticando las modificaciones parciales emprendidas desde que se aprobó el Estatuto de los Trabajadores. Con ello no hacen sino recoger las conclusiones de todos los organismos internacionales. Pero al tratarse de un grupo heterogéneo, evitan las propuestas concretas y no aclaran cómo romper el nudo gordiano para conseguir una reforma global por consenso. Y ése es el problema. Se les ha ocurrido una frase afortunada: combinar flexibilidad con seguridad, pero hay que llenarla de contenido. Critican el uso de la contratación temporal para fines distintos a los previstos en la legislación, pero reconocen que es el único instrumento para gestionar la fuerza de trabajo de acuerdo con las condiciones económicas y tecnológicas que las empresas han conseguido que los sindicatos acepten; contratación temporal y jubilaciones anticipadas. Ambas producen efectos perversos y discriminan contra grupos sociales específicos, pero son mejor que nada. También la agilidad que impuso en el despido la reforma de 2002, que no alteró su coste sino que redujo el intervencionismo de la administración laboral y judicial. Pero aunque ahora los expertos alaben su eficacia, fue saludada con una huelga general. En materia laboral hay poco que innovar. Lo que siempre ha faltado es voluntad política para aplicar reformas impopulares a corto plazo. Porque se trata de romper la dualidad existente en el mercado de trabajo entre un grupo de trabajadores estables, protegidos de la competencia y la globalización y un número creciente de nuevos entrantes, con una fuerte presencia de jóvenes, mujeres e inmigrantes, que aceptan condiciones de precariedad como única forma de acceder al empleo. Pero se ha de ser cuidadoso con las reformas, porque si la búsqueda del consenso social o los prejuicios ideológicos llevan a igualar al alza las condiciones laborales, el resultado, como ya hemos visto, sólo puede ser más paro y más marginación. Efectivamente hace falta superar el binomio flexibilidad- abaratamiento, pero también reconocer que el despido está excesivamente intervenido judicialmente; que la movilidad geográfica es casi inexistente por razones económicas y culturales agravadas con el Estado de las Autonomías; que la movilidad funcional está constreñida por ordenanzas laborales que mantienen categorías laborales anacrónicas; y que la negociación colectiva es intervencionista y está diseñada para proteger las rentas de los trabajadores establecidos, no para fomentar el empleo y la competitividad. Los expertos lo tienen claro, ¿lo tendrá también quien le encargó el informe? E 2012: PREPARADOS, LISTOS... A delegación delComité Olímpico Internacional (COI) comenzó ayer a examinar la candidatura de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Se trata de una prueba exigente cuya calificación contará con mucho peso en la decisión final que se tome el 6 julio en Singapur, cuando el Congreso del COI elija a la ciudad que recogerá el testigo que deje Pekín en 2008. El proyecto madrileño parte con la segunda mejor nota de los cinco aspirantes (una décimas por detrás de París) y es en este test donde el comité organizador y las Administraciones deben echar el resto para que la comisión de evaluación observe la calidad y credibilidad del proyecto. Resulta innecesario recordar lo importante de este envite y los múltiples beneficios socio- económicos que, principalmente para Madrid pero sin duda para todo el país, tendría el que la capital fuese designada. Las previsiones hablan de 6.500 millones de euros de beneficios y un impacto laboral de L 175.000 empleos. El desarrollo urbanístico que genere (ahí está el ejemplo de Barcelona) las infraestructuras que deje y la repercusión en el turismo, la primera industria nacional, son otros aspectos a no perder de vista. Madrid 2012 es un proyecto tan fiable que su solvencia está fuera de duda. El apoyo sin fisuras de las tres administraciones y de las más altas magistraturas del Estado (encabezadas por Su Majestad el Rey) dan fe de la confianza que genera esta candidatura. Se han cuidado todos los aspectos, desde la seguridad- -que fue tema central del examen de ayer- -hasta el impacto ambiental, para consolidar una apuesta que muestra el indeclinable propósito de un país entero por convertir a Madrid en la capital mundialdel deporte y en un ejemplo de cómo organizar un evento de dimensiones planetarias. Madrid 2012 es algo más que un sueño; en agosto puede ser una realidad. STÁvisto que, además deun anacronismo, Gibraltar sigue siendo una permanente fuente de problemas diplomáticos entre dos países amigos. Que el Peñón haga tropezar las excelentes relaciones bilaterales de España y el Reino Unido es inaudito. Sobre todo si es consecuencia de la sombra de un espectro colonial que los británicos se resisten a enterrar porque no quieren amputar de su memoria su orgulloso pasado imperial. La protesta delGobierno socialista ante Londres por la llegada a Gibraltar de un submarino nuclear es el enésimo episodio de un vergonzoso conflicto de dos siglos de antigüedad. El incidente es grave. No sólo porque estemos ante una escala forzada por la necesidad de reparar el sistema de refrigeración del motordiésel del submarino Spectre Sino porque trae ala memoria lo acaecidoen 2000, cuando el Tireless recaló, también, para efectuar una reparación en el sistema de refrigeración del reactor. Allí permaneció casi un año. En julio de 2004, el Ejecutivo de Zapatero ya protestó por el regreso del Tireless al peñón, aunque esta vez en una escala rutinaria. Lo más censurable de este nuevo episodio es que el asunto era conocido por el Gobierno español desde hace días y que no lo comunicó a la opinión pública hasta ayer, cuando el submarino ya había atracado. Y ello a pesar del compromiso gubernamental de mantener una absoluta transparencia informativa y, con más motivo, en un tema muy sensible para el PSOE, tal y como se vio en 2000 con las fuertes críticas que suscitó este hecho cuando gobernaba el PP, que vio como Manuel Chaves llegó a encabezar una manifestación contra el Gobierno... de España. Ahora, el Spectre se ha convertido en un bumerán para Zapatero, quien en la oposición y durante la polvareda del Tireless llamó incompetente a Aznar y criticó su desfachatez y desinformación ante una situación que hacia que la dignidad de España esté seriamente comprometida ¿Qué ocurre ahora con la incompetencia, la desfachatez, la desinformación y la dignidad? Mejor mirar al futuro, pues no sería bueno que, aprovechando la coyuntura, se empezara un peloteo de acusaciones por parte de quienes, entonces, pidieron prudencia desde el Gobierno y ahora pueden sentir la tentación electoralista de hacer lo mismo que hizo el PSOE desde la oposición. El crédito de un partido se sostiene en su coherencia en la defensa de los intereses generales. Por eso, lo que procede es que se exija al Ejecutivo socialista que vele por esos intereses y que sea firme en su defensa. Esta es la mejor manera de poner en evidencia, de forma responsable, las contradicciones en las que incurrieron aquellos que por conveniencia electoral demostraron en el pasado ser infatigables defensores de la demagogia.