Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 3 2 2005 ABC Gente The Beatles tendrán un monumento en la avenida Reeperbahn de Hamburgo, la calle del pecado de esa ciudad del norte de Alemania, considerada el segundo lugar de nacimiento del mítico grupo (en la imagen McCartney) después de Liverpool. El promotor del proyecto pretende costear el monumento con actos beneficos. La Princesa de Asturias lució por primera vez el vestido plata de Lorenzo Caprile en la cena ofrecida en El Pardo la víspera a su boda En la cena de gala en honor del presidente de Hungría del pasado martes, Doña Letizia llevó la nueva versión, sin escote, del vestido de Caprile Los capriles de la Princesa se renuevan Do s imágenes, dos momentos, un mismo vestido que explica perfectamente el antes y el después de la Princesa de Asturias. Fue el pasado 21 de mayo cuando Doña Letizia Ortiz lució, en la cena de víspera de su enlace real, el vestido de color plata que Lorenzo Caprile le había diseñado para esa ocasión. Esa tarde- noche llovió en Madrid, en claro presagio de la tormenta que iba a caer al día siguiente. Por eso Doña Letizia miró al cielo varias veces cuando apareció en El Pardo con su vestido de princesa, que combinó con las joyas que le había rega- Me gustaría ponérmelo otra vez fueron las palabras que la Princesa de Asturias le dijo al diseñador Lorenzo Caprile. Y el vestido plata que lució en la víspera de su boda fue actualizado para repetirlo TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTOS: JAIME GARCÍA Y AFP lado el Príncipe y que pertenecieron a la Condesa de Barcelona. El modelo tenía un enorme cuello al bies que destacaba el escote de la prometida de Don Felipe, y se remataba por detrás con un recogido con cola de encaje de pedrería. Seis meses después de aquella noche, la Princesa acudió al taller de Caprile, donde le comentó que quería volver a utilizar ese vestido para otra cena de gala. Me gustaría ponérmelo más le comentó al diseñador. Caprile tan sólo le aconsejó una modificación: el escote ideado para ese vestido no admitía el uso de bandas, no quedaría estético. Ese dise- ño se realizó para la última noche como soltera, y entonces no había bandas ni condecoraciones. Lógicamente, las cosas y el protocolo han cambiado mucho para Doña Letizia, quien estuvo de acuerdo en modificar el escote del vestido que el pasado martes volvió a lucir en la cena de gala que se celebró en honor del presidente de Hungría. El mismo vestido pero actualizado según su nuevo rango, con tirantes que sostienen el palabra de honor y que permiten la banda. También en claro contraste con aquel 21 de mayo, Doña Letizia completó el vestido con un impresionante aderezo de brillantes de collar, pendientes y pulsera, así como con la misma diadema que lució en su boda. El propio Caprile aclara que ésa ha sido la única modificación, puesto que la talla y la cintura de la Princesa siguen siendo las mismas.