Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Economía JUEVES 3 2 2005 ABC Barroso intenta revitalizar la estrategia de Lisboa para impulsar la economía de la UE La CE se propone un crecimiento para la UE de un 3 y crear 6 millones de empleos hasta 2010 ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, presentó ayer ante el Parlamento Europeo sus planes para dar un nuevo im- José Manuel Durao Barroso, ayer, junto a José Borrell AFP pulso a la llamada estrategia de Lisboa para revitalizar la economía europea. Aunque se trata de un programa aprobado en el año 2000, Barroso tuvo que reconocer que hasta ahora sus resultados han sido insuficientes Entendido como una muestra de lo que va a ser su gestión, los analistas pueden tomar nota del remedio que ha descubierto para evitar un nuevo fracaso. Barroso está convencido de que rebajando las metas, es más fácil alcanzarlas. Aprendemos de los errores y ya hemos visto que demasiados objetivos se convierten en que no hay ningún objetivo, y que demasiados responsables acaba siendo que nadie se hace responsable aseguró ayer. La Comisión se propone ahora un crecimiento del 3 y la creación de seis millones de empleos para 2010 con inversiones dirigidas hacia los sectores de la alta tecnología, la innovación y el desarrollo de las infraestructuras más modernas. Cuando se presentó este plan se trataba de hacer de Europa la economía más competitiva del mundo ahora se podría resumir en que al menos no seamos sobrepasados por la locomotora china. Ésta ha sido la primera vez en la que Barroso ha querido marcar distancias con la anterior Comisión presidida por Romano Prodi, que fue quien lanzó este ambicioso programa que todavía no ha logrado despegar. Ahora la nueva Comisión parece haberse dado cuenta de la complejidad que encarna cumplir muchas de esas metas y sencillamente se ha limitado a rebajarlas. Entre lo que se ha visto claramente afectado por las rebajas está la llamada directiva de Servicios que quería ser el complemento de la liberalización del mercado único, al imponer el principio de que la legislación del país de origen de la empresa que presta un servicio sería la competente en caso de desacuerdo. Francia, donde todos los partidos políticos, desde la derecha en el poder hasta los socialistas en la oposición, tienen un concepto patrimonialista de los servicios públicos, ha conseguido que en el paquete presentado por Barroso este concepto se haya quedado en el aire y aunque se promete que se buscará una solución lo antes posible ya se sabe que será una solución descafeinada. Y puede que tampoco sea lo antes posible. Eurozona: sube una décima el paro Por su parte, la tasa de desempleo corregida de variaciones estacionales en la zona euro alcanzó el 8,9 en diciembre del año 2004, una décima más que en el mes anterior y sin cambios con respecto al mismo mes del año anterior.