Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura JUEVES 3 2 2005 ABC IGNACIO BOSQUE Catedrático de Lengua de la Universidad Complutense, miembro de la Real Academia Española El peligro no son las jergas, sino el desinterés por el idioma ¿Cuál es, para usted, el mejor diccionario general de la lengua española? -Esa pregunta es difícil, casi imposible de contestar. El de la Academia y el de Seco son muy buenos. Y luego hay otros que están también muy bien. El diccionario Clave, el diccionario Lema. En realidad, cada uno se especializa en algo. ¿Realmente piensa que el de la Academia está bien? No pone ejemplos de uso, no está cimentado sobre una base de datos... -Pero para reconocer usos antiguos, otros diccionarios no sirven. Es verdad que hay diccionarios más modernos y que el de la Academia no ofrece ejemplos en todos los lemas, pero integra en cambio mejor que otros los usos antiguos y los modernos. Se está haciendo, por cierto, una planta nueva, un proyecto muy interesante para actualizar el diccionario académico. ¿Qué aporta, en este contexto, su diccionario, REDES? -Creo que es innovador, aunque no pretende competir con ninguno de los anteriores, obviamente. No es un diccionario que defina palabras, y eso parece sorprendente. REDES ofrece algo que no dan los demás diccionarios: explica cómo se combinan las palabras a partir de su significado. Le pongo un ejemplo. Infinitamente significa de manera infinita ¿Está mal definido? Yo diría Ignacio Bosque (Hellín, 1951) pasa por ser el mejor gramático español actual. En esta entrevista habla de REDES, un diccionario cimero que publica como producto de su trabajo universitario. En la Real Academia, Bosque es la pieza fundamental de la nueva gramática TEXTO: JOSÉ GRAU FOTO: ERNESTO AGUDO que está perfectamente definido. ¿De ahí puede deducir alguien cómo se usa el adverbio infinitamente en español? Me parece que es imposible. La definición es perfecta y, a la vez, no nos dice qué hacer con la palabra. Eso es un pequeño misterio. Yo llevo dándole vueltas a esa pregunta desde hace treinta años. ¿Qué habría que comprarse antes, REDES o un buen diccionario general? -Son necesarios los dos por razones independientes. Un diccionario general define las palabras y REDES no ofrece esa información. Pero hay muchos diccionarios generales y, sin embargo, ningún diccionario ha considerado necesario hasta ahora recoger el tipo de información que presenta REDES. -En la introducción de REDES habla también del interés de este diccionario para un estudiante extranjero. ¿Se aprende un idioma con un diccionario bilingüe? -No. Creo que es imposible. La prueba de que hace falta algo más es que en inglés hay diccionarios de colocaciones para extranjeros. El de Oxford se llama Oxford Collocations Dictionary for Students of English. O sea, que ya en el título dice para estudiantes de inglés Ahora mismo, para un estudiante de español como segunda lengua, yo diría que REDES no es que sea útil, si me permite la inmodestia, diría que es casi imprescindible. ¿Cómo se aprende más castellano, leyendo gramáticas, leyendo diccionarios, leyendo periódicos o leyendo buena literatura? -Leyendo. Leyendo. Si lo que uno quiere es usar el idioma, adquirir cierto dominio, es imprescindible leer. Literatura, por supuesto, pero también prensa y ensayo, todo tipo de textos. Ahora bien, desarrollar la reflexión sobre la lengua es otra cosa. Hay gramáticas elementales y otras de nivel muy elevado. Y toda clase de estudios monográficos, por supuesto, en la lingüística especializada. Pero hay muchas personas que usan los diccionarios navegando por ellos, buscando diferencias entre palabras y entre acepciones de palabras por el simple placer de hacerlo. ¿Están los diccionarios españoles a la altura de los grandes diccionarios ingleses, alemanes o franceses? -Yo creo que nos falta bastante. No soy lexicógrafo, pero creo que nos falta bastante. En la Academia se están reanudando ahora las tareas del diccionario histórico. Los ingleses y los franceses tienen desde hace tiempo diccionarios históricos espléndidos. Nos llevan la delantera. Bien es verdad que se han publicado en los últimos años buenos diccionarios: el de Seco, Clave, Lema y algunos otros. ¿Cita a ABC en REDES? -A ABC Cultural, porque el diario no lo pudimos obtener en CD. Por cierto, fue utilísimo y ABC sale mucho en REDES. Dese cuenta de que con fichas confeccionadas a mano, REDES no se hubiera hecho nunca, o hubiéramos tardado, no sé, cincuenta años. Álgido desapercibido especular De otras muchas palabras se han admitido, en la última edición del diccionario académico, acepciones que antes se consideraban erróneas. ¿Se impone el uso? ¿Hace la Academia demasiadas concesiones? -La Academia no se suele adelantar. Se dice, creo que con fundamento, que la Academia intenta ser la notaria del