Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad JUEVES 3 2 2005 ABC Comunicación El Gobierno presiona al Comité de Sabios para que se ajuste a un modelo de TVE diseñado por Moncloa El informe se retrasa hasta la última semana de febrero y amenaza con incluir voto particular b El Ejecutivo pretende forzar al grupo de expertos para que presente una propuesta sobre el futuro financiero de TVE que no obtiene el consenso de los sabios y que obliga a posponer el dictamen definitivo sobre el Ente público F. ÁLVAREZ MADRID. Todo estaba previsto para que el próximo domingo 13 de febrero el denominado Comité de Sabios entregara su plan de reforma de RTVE a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Sin embargo, el grupo de expertos se ha encontrado con un imprevisto difícil de salvar: el Ejecutivo considera que en la propuesta definitiva- -que posteriormente será elevada a rango de ley- -se deben incluir ineludiblemente algunas recomendaciones que afectan al futuro modelo financiero del grupo estatal de comunicación. La estrategia del Gobierno pasa por presentar una nueva Televisión Española apoyada en el sistema de doble financiación- -ingresos vía Presupuestos Generales del Estado y vía publicidad- -y que cuente con una subvención estatal de hasta el 50 por ciento del presupuesto (en la actualidad es sólo del 5 por ciento) Como contrapartida, la cadena pública vería limitada en parte su acceso al mercado publicidad, desde los 12 minutos por hora de hoy día hasta unos hipotéticos 9 minutos. El Comité de Sabios, junto a la vicepresidenta Fernández de la Vega, en Moncloa do de medidas económico- financieras y dentro del Comité cobra especial fuerza la idea de limitar aún más la captación publicitaria de TVE, hasta el margen de 7 minutos por hora. Esta tesis, además, coincide con la declaración de intenciones que figura en el programa electoral del PSOE. Incluso, se ha llegado a barajar la posibilidad de que TVE- 1 continúe con la financiación mixta mientras que los ingresos de La 2 procedan únicamente de la subvención pública. En las últimas semanas, la propia directora general de RTVE, Carmen Caffarel, ha aprovechado sus distintas intervenciones para postularse a favor de un futuro modelo de ente público en consonancia con el patrón marcado por Moncloa, tesis que también ha encontrado repercusión en algunos medios de comunicación. DANIEL G. LÓPEZ Compromiso del PSOE El programa electoral del PSOE para las pasadas elecciones confronta con los actuales planes de Moncloa para TVE. En el documento de compromiso socialista se recogía que: La publicidad en TVE se reducirá durante el periodo de liquidación de la deuda hasta alcanzar siete minutos de media a la hora Además, se suprimirán los cortes publicitarios en programas de La 2 como los cinematográficos o cualesquiera otros en los que las interrupciones desvirtúen su contenido; esta medida se aplicará paulatinamente a TVE- 1 y a los nuevos canales que TVE pueda crear Informe prefabricado El plan del Comité de Sabios está congelado y ya han saltado las primeras alarmas en Moncloa: si prospera la recomendación del Gobierno, el dictamen definitivo incluirá votos particulares de aquellos expertos que no harán suyo un plan prefabricado que se ha vendido a la opinión pública como un proyecto común, profesional e independiente. La patata caliente a Solbes La solución a la deuda acumulada, que ronda los 7.000 millones de euros- -un billón doscientos mil millones de las viejas pesetas- quedaría en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda. De esta forma, la patata caliente de la absorción de la deuda histórica y su complejo encaje en el puzle del déficit del Estado pasaría a Pedro Solbes, quien hasta ahora ha optado por permanecer ajeno a la polémica remodelación de Radiotelevisión Española. Las sugerencias de Moncloa han caído como un jarro de agua fría en el seno del Comité de Sabios, donde algunos destacados miembros consideran inaceptable que su trabajo como grupo independiente sea puesto en entredicho con una propuesta que no garantiza la eficiencia del Ente público y que modifica sustancialmente las condiciones por las que aceptaron el cargo hace un año a propuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El plan no está cerrado en su aparta- Zapatero, dispuesto a que haya más cadenas analógicas privadas El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró ayer dispuesto a conceder más licencias de televisión privada analógica si existe posibilidad técnica para ello. No obstante, precisó ante el pleno del Congreso que la decisión no está tomada y que en cualquier caso sería remitida al Parlamento para su valoración. En respuesta durante el pleno de control al Gobierno al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, el presidente del Gobierno reiteró en una primera intervención el propósito del Ejecutivo de ampliar la pluralidad de medios privados de comunicación allí donde se encuentre el espacio técnico corrrespondiente, se trate de televisiones en sus distintas versiones o de cualquier otro medio de comunicación y adelantar además el proyecto de ley de TV digital terrestre anticipando así el apagón analógico. Duran i Lleida trasladó a Zapatero su preocupación, reiterada por los actuales operadores de televisión privada analógica, respecto a la posibilidad de que el Gobierno vaya a conceder nuevas licencias analógicas, si de lo que se trata es no entorpecer una apuesta seria y decidida por la TDT. Cuantos más canales digitales haya más pluralidad habrá, dijo el portavoz de CiU quien pidió una explicación más concreta del presidente del Gobierno sobre sus intenciones. En su segundo turno, Rodríguez Zapatero dijo que de su respuesta inicial resultaba evidente y que lo razonable es que si hay más posibilidades técnicas pueda haber más televisiones analógicas, aunque la decisión no está tomada, y en cualquier caso la decisión pasaría por este Parlamento La posibilidad técnica a la que aludió Rodríguez Zapatero no es otra que la existencia de frecuencias libres en el espectro radioeléctrico para ser destinadas a ampliar el plan técnico de cobertura de televisión analógica, que ahora incluye a Telecinco, Antena 3 y Canal