Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 2 2005 Madrid 39 La Comunidad afirma que la deuda de Metrosur es asumible para sus cuentas Bruselas quiere que el endeudamiento de Mintra se sume al de la región b La consejera de Hacienda, Engra- Se inventaron una trampa y les han pillado M. CALLEJA El portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas subrayó ayer en Bruselas la importancia de la resolución de Eurostat. Simancas resumió el varapalo de la oficina presupuestaria así: El Gobierno regional del PP se inventó una trampa para financiar Metrosur y poder mantener el equilibrio presupuestario y les han pillado En todo caso, el dirigente socialista explicó que su partido no critica el endeudamiento cuando se trata de construir Metro, sino que se haga de una manera que no es regular ni legal cia Hidalgo, ve detrás de la decisión de la UE la mano del Gobierno, pero asegura que las infraestructuras previstas se van a cumplir ÁNGEL GARCÍA MORENO MADRID. Con sorpresa no exenta de preocupación, pero sin temor, se están recibiendo en la Comunidad las noticias de Bruselas de que tenga que asumir la deuda de Mintra. La sorpresa derivada de que en febrero de 2003 Eurostat de la UE, dependiente del entonces Comisario de Asuntos Económicos y hoy ministro de Economía de España, Pedro Solbes, certificó que el Ente Público Madrid Infraestructuras del Transporte (Mintra) que ha realizado el Metrosur, era una empresa de mercado y por lo tanto su deuda no computaba con la de la Administración Regional. Sin embargo, ahora con otro español y socialista en esa Comisaría, Joaquín Almunia, Eurostat quiere considerar que Mintra está dentro del sector de las Administraciones Públicas y por lo tanto su deuda pasaría a engrosar la de la Comunidad. Engracia Hidalgo das. Engracia Hidalgo expresó ayer la casualidad de que Mintra sea el único ente autonómico que se haya puesto en el punta de mira junto con otras empresas públicas estatales cuando se habla de sanear las finanzas y que la decisión coincida en el tiempo con otras co- mo la reducción de las inversiones en Madrid. En este cúmulo de hechos, dijo a ABC, subyace algo más Entendemos- -añadió- -que el cambio de criterio más que una motivación económica es una maniobra política orquestada para desgastar y minar la credibilidad del Gobierno de la Comunidad A pesar de ello no existe temor. La deuda dijo Engracia Hidalgo es perfectamente asumible ya que la suma de ambas deudas (Mitra y Comunidad) supondrían sólo el 57 por ciento del presupuesto. En este sentido recordó que en 1995 con los socialistas en el gobierno regional ese porcentaje estaba en el 110 por ciento. Además, la carga financiera total estaría en torno al 6 por ciento algo que las finanzas de Madrid, saneadas, se pueden permitir soportar. La carga financiera que dejó el PSOE en 1995 representaba el 13,36. Con este panorama, la consejera fue tajante al asegurar que el Gobierno regional cumplirá con su compromiso de infraestructuras y ampliación del Metro en esta legislatura. La Comunidad- -dijo- -tiene la suficiente capacidad financiera para hacer frente a a la necesaria ampliación del Metro, y utilizará todos los recursos a su alcance para ejecutar las obras licitadas todo ello manteniendo la política económica de solvencia y crecimiento. Sin comunicación oficial La Administración regional no tenía ayer ninguna comunicación oficial de que esto vaya a ser así, aunque como reconoció la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, por las comunicaciones de Bruselas que se conocen la decisión prácticamente está tomada y si finalmente se confirma Joaquín Almunia tendrá que dar explicaciones a los madrileños dijo, sobre este cambio de criterio respecto al de Solbes. De producirse ese cambio de criterio, supondría sumar a la actual deuda de la Comunidad de 6.250 millones de euros los algo más de 2.400 que tiene Mintra. Lo que también sorprende en la Comunidad es ese cambio de criterio cuando no ha habido elementos financieros nuevos que lo motiven y afecte a una comunidad como la de Madrid que se encuentra en un momento de bonanza económica y finanzas consolida- Simancas: La Ley Especial quiebra el consenso del estatuto MARIANO CALLEJA ENVIADO ESPECIAL BRUSELAS. Los socialistas de Madrid evitan decirlo en público, pero, por una vez, están de acuerdo con Esperanza Aguirre. No en todo, claro, pero si, en que el borrador de la Ley de Régimen Especial de la Ciudad de Madrid, que ha elaborado el equipo del alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, hay que debatirlo, y mucho, entre los grupos de la Asamblea y evitar que vacíe de competencias a la Comunidad. Lo cierto es que el documento de Gallardón no ha gustado nada en el PSM, hasta el punto de decir, en un lenguaje que suena a otras Comunidades, que quiebra el consenso estatutario de 1983, que llevó a construir una Comunidad de Madrid Simancas, que concluyó ayer su viaje de dos días por Bruselas, reci- bió el martes un informe político elaborado por su portavoz adjunta en la Asamblea Ruth Porta, sobre la Ley Especial. Y después de estudiarlo, fue todo lo tajante que pudo. Explicó que su partido reafirma la necesidad de que Madrid tenga una Ley de Capitalidad, que reconozca el carácter institucional de la ciudad como capital del Estado, los instrumentos con los que debe contar este Ayuntamiento. A partir de ahí, el líder de la oposición madrileña cree que el borrador de Gallardón va bastante más allá, ya que transforma radicalmente el papel de Madrid y su Ayuntamiento en el marco institucional y constitucional de la Comunidad, e incluso del Estado No llegó a decir, como el portavoz de IU, Fausto Fernández, que estamos ante un Plan Gallardonetxe pero sí comentó que el borrador reabre un debate que ya estaba cerrado, sobre la posibilidad de que Madrid se convierta en distrito federal, lo que permitiría al Ayuntamiento, en su opinión, asumir todas las competencias que ahora se reparten entre el Estado, la Comunidad y el propio municipio. Desde 1983, y a partir del Estatuto de Autonomía, la Comunidad de Madrid se ha consolidado como un marco válido para la convivencia de los madrileños, en clave de progreso señaló. Simancas interpreta que el distrito federal que se propone deja sin competencias a la Comunidad Además, ve extraordinariamente curioso que en ocho años al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón compartió la necesidad de mantener el consenso estatutario, y en ningún momento se le ocurrió crear un distrito federal Simancas adelantó que la próxima semana los partidos de la región mantendrán una reunión para tratar este asunto.