Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 2 2005 25 Los clérigos suníes consideran ilegítimas las elecciones en Irak debido al boicot de su comunidad Fidel Castro afirma que Cuba no necesita a EE. UU. ni a la Unión Europea en respuesta a Bruselas Mubarak cita a Sharón y Abbas en Sharm el- Sheij, con Abdalá II de testigo Condoleezza Rice podría participar en la cumbre del Mar Rojo cara a cara del 8 de febrero entre Arik y Abu Mazen intentará resucitar la Hoja de Ruta y se centrará en asuntos de seguridad, no políticos JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Ariel Sharón y Mahmud Abbas han aceptado posar para Hosni Mubarak el 8 de febrero en el balneario de Sharm el- Sheij, en el Mar Rojo. En la foto se colará también Abdalá II y nadie descarta que como invitada de honor de última hora aparezca en primer plano Condoleezza Rice, de gira en la región en esas fechas. La primera cita entre el jefe del Gobierno israelí y el nuevo presidente palestino tendrá pues un carácter más protocolario y formal que de fondo. Se trata de contagiar esa atmósfera de optimismo que se respira en Oriente Próximo. Los asuntos, de seguridad que no políticos, llegarán cocinados a Sharm el- Sheij para que los respectivos chefs les den el último y personal toque. El menú, conocido desde hace días, será probado con apetito por el rais egipcio y el Rey de Jordania. Si lo cree oportuno, la secretaria de Estado norteamericana le dará el punto de sal necesario. Los platos, sencillos, nada recargados, tampoco delicados: liberación de prisioneros palestinos, de aperitivo (los unos exigen una amnistía general para los 8.000 detenidos; los otros no quieren hablar de más de 900) proclab El primer mación de un alto el fuego mutuo, de primero; retirada militar hebrea a las posiciones anteriores al estallido de la Intifada en septiembre de 2000, de segundo (con la entrega a la ANP de cinco ciudades de Cisjordania) y recuperación del proceso político más allá de las cuestiones de seguridad recogidas en la Hoja de Ruta de postre. Para acompañar el café de cardamomo o el té con menta, unas pastas con sabor a evacuación de Gaza, que Abbas quiere a su vez coordinar con Sharón antes de que se lleve a cabo en verano. El precedente de Áqaba Platos típicos, de la región, tradicionales, cocinados a fuego lento. Platos ya degustados en muchas ocasiones por distintos comensales. Platos que han provocado más de una indigestión, que ya fueron presentados a la mesa en junio de 2003 al otro lado del Mar Rojo, en Áqaba. Entonces, el Rey de Jordania, Abdalá II, acogió a Sharón y a Abbas, que ejercía como primer ministro palestino bajo la sombra de Yaser Arafat. El invitado de honor en aquella ocasión histórica que sirvió para lanzar la Hoja de Ruta George W. Bush. Entonces, como ahora, muchas esperanzas, demasiadas expectativas, grandes alharacas, todo el boato y la distinción posibles. Pero la Hoja de Ruta se desvió nada más echar a andar y la violencia se apoderó otra vez de las calles de Gaza y Cisjordania y de Israel. Hoy, con Arafat también en la mukata pero bajo tierra; con Bush AFP dilatorias y forzar una votación. Pero a pesar de los avances registrados en los comicios de noviembre, los republicanos solo disponen de 55 senadores. El líder de la oposición en la Cámara Alta, el senador Harry Reid de Nevada, se ha apresurado a recordar que existe un consenso sin grietas en sus filas contra la propuesta de que los trabajadores más jóvenes inviertan una parte de sus aportaciones a las arcas de la Seguridad Social en cuentas individuales de ahorro. Según Reid, el presidente Bush debe olvidarse de privatizar las pensiones. No va a ocurrir. Y cuanto antes se dé cuenta, mejor para todos ante su segundo y último mandato; con Sharón decidido a evacuar Gaza, que no Cisjordania; con Abbas coronado en las presidenciales como el nuevo rais con Hamás involucrado en el proceso electoral interno palestino; con la policía de la ANP desplegada en la Franja y actuando contra los túneles para el contrabando de armas; con unos y otros hastiados de la violencia, la muerte, el miedo y de la falta de esperanza, las expectativas son, si cabe, mejores. De ahí que el primer ministro hebreo y el presidente de la ANP aceptaran la invitación de Mubarak, realizada ayer en primera persona por el jefe de la Inteligencia egipcia, el general Omar Suleimán, para citarse a ciegas en el balneario de Sharm el- Sheij. Pero Arik y Abu Mazen, como popularmente conocen en las calles israelíes y palestinas a sus primeros espadas, son conscientes de que quedará mucha tela que cortar después de su encuentro. Tela que puede servir igual para un roto que para un descosido cuando se aborde la cuestión principal del conflicto: la ocupación israelí. Ocupación que significa controlar la vida diaria de una población, y su tierra, y sus recursos naturales, y sus fuentes de agua, y su libertad de movimientos... Sólo con un Estado palestino independiente y viable habrá paz Palabra de Condoleezza Rice a sólo unos días de pisar Jerusalén y Ramala, y quizá de probar los platos guisados a fuego lento en la cocina diplomática de Sharm el- Sheij. Gira de Bush por cinco Estados Como indicio de la gran tormenta parlamentaria que se avecina sobre Washington, tras su discurso, el presidente Bush tiene previsto realizar una especie de gira electoral por cinco Estados de la Unión que se han pronunciado a favor de su reelección pero que al mismo tiempo mantienen uno o dos senadores del Partido Demócrata. Maniobra dirigida a erosionar ese supuesto frente unido de la oposición. Toda esta concentración en la arena doméstica ha quedado simbolizada en la misma estructura del discurso presidencial, donde la política exterior ha quedado relegada al final. Para financiar al nuevo gobierno palestino e incentivar el proceso de paz en Oriente Medio, la Casa Blanca perfila un paquete especial de ayuda estimado en 350 millones de dólares y que será canalizado en su mayoría a través de organizaciones no gubernamentales. A juicio del presidente Bush, el objetivo de dos Estados democráticos, Israel y Palestina, coexistiendo es alcanzable y Estados Unidos ayudará a lograr ese objetivo Escolares palestinas pasan junto a un miliciano armado de las Brigadas de Al Aqsa en el campo de refugiados de Balata EPA