Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 2 2005 Opinión 7 EDURNE URIARTE Algunos directores, algunos guionistas, algunos actores, son auténticos creadores de belleza, de composiciones, de ideas ALDEANISMO O estoy pensando en Ibarretxe y compañía, como habrán temido, sino en la ceremonia de los Goya, en eso que llamamos artistas y en la degradación del concepto de liderazgo intelectual. Porque el espectáculo de los Goya bien merece ser calificado con ese despectivo aldeano que antes nos reservaban a los del campo. Ahora los del campo viajamos, visitamos asiduamente las ciudades, vemos televisión y hasta sabemos lo que es internet. En fin, que tenemos esa pizca de cosmopolitismo necesaria para no osar perpetrar ese palurdo remedo de los Oscar que se ha inventado la industria del cine nacional. Ellos creen que es una operación de promoción y no se les ocurre pensar que, cuando vemos salir a Mónica Cruz, la comparamos con Nicole Kidman, y a Fernando Tejero con George Clooney. Y, ¡claro! por la noche tenemos pesadillas con el cine español y al día siguiente respiramos aliviados sabiendo que aún nos queda el cine americano. Pero lo de menos es esa odiosa comparación entre el glamour de Hollywood y nuestros actores de andar por casa. Porque ahora resulta que hemos convertido a toda la gente de la farándula en artistas con mayúscula, en creadores, en artífices del desarrollo cultural. Picasso recibe el mismo apelativo que cualquiera de los personajes salidos de un concurso de misses o de Gran Hermano y sus obras son arte igual que la historieta filmada que uno tira con alivio a la basura una vez consumida. Hay arte en el cine, es cierto. Algunos directores, algunos guionistas, algunos actores, son auténticos creadores de belleza, de composiciones, de ideas. Pero otra parte significativa de ese mundo no crea nada, tan sólo vende apariencia física, moda, espectáculo banal, entretenimiento vulgar. Y es que es poco más que un cruce entre las revistas del corazón, los concursos de belleza, los vestidos caros y las novelas de Corín Tellado. A veces, entretenidísimo, sí, pero también lo es el Hola Pero he aquí que las elites políticas y económicas han convertido a estos artistas en la nueva referencia intelectual. El Foro de Davos, que presumía de ser cita para el debate trascendental entre grandes líderes mundiales, acaba de incluir entre esos líderes que guiarán el mundo del futuro a Angelina Jolie, a Sharon Stone y a Bono, después de haber fracasado, terribles ausencias, con Ronaldo y Zidane. Más que márketing, aldeanismo y paletería de unas elites que confunden la creación y el liderazgo con los éxitos de televisión y con los partidos de fútbol. Y aún es peor, porque los artistas se han creído lo de su liderazgo intelectual. Es lógico, hasta el presidente del Gobierno los homenajea como representantes excelsos de la nación. Y presumen de haber echado al Gobierno del PP, y exigen subvenciones, y nos riñen porque no vemos cine español, y nos dan lecciones de cultura. Y pierden espectadores, porque nosotros, rebeldes, seguimos prefiriendo el cine americano. N DARÍO VALCÁRCEL Al Qaeda había amenazado: las urnas son lugares de vicio y ateísmo Ha habido 37 muertos el domingo, cifra irrelevante frente a ocho millones de votantes. La capacidad de Al Qaeda de intervenir en un proceso electoral como el de Irak es extremadamente limitada VOTANTES VALIENTES DE IRAK A prueba de coraje dada el domingo por millones de iraquíes ante los colegios electorales, con riesgo de sus vidas, demuestra lo que el ser humano es capaz de hacer en circunstancias extremas. Por su dignidad y valor, Irak ha dejado atónito a medio mundo. Horas en las colas, al aire libre, con mínima protección, en un país donde se han burlado los cordones de seguridad de la oficina del primer ministro interino, Iyad Alaui, para volar un coche suicida en su misma puerta. Esos millones de votantes, maltratados por décadas de dictadura, habrán reconciliado quizá a muchos escépticos sobre la naturaleza humana. Al Qaeda había amenazado a los votantes: las urnas son lugares de vicio y ateísmo Ha habido 37 muertos el domingo, cifra estadísticamente irrelevante frente a ocho millones de iraquíes que votaban. La capacidad de Al Qaeda de intervenir en un proceso electoral como el de Irak es extremadamente limitada si no nula. Dos primeras observaciones: se vota en un país invadido. La mayoría de los partidos pide la retirada de las tropas americanas. En dos años la administración Bush no ha podido poner orden en Irak. Segundo, Bush sostiene que su guerra ha quedado legitimada por el voto americano del 4 de noviembre pero ese es un argumento dudoso, utilizado cuando se han venido abajo los demás, alianza de Sadam Husein con los terroristas, armas de destrucción masiva... Algunas piezas del poder americano han jugado suciamente: han permitido el pillaje (museo de Arqueología de Bagdad y otros casos de saqueo) han caído en aberraciones, no sólo torturas, con los prisioneros de guerra. Los iraquíes, con asombrosa dignidad, han respondido con su voto: han mostrado que existe una voluntad nacional. El voto es al mismo tiempo un fracaso y un triunfo para Bush. L Irak ha padecido desde su nacimiento, en 1932, enormes sufrimientos. La violencia sigue dominando la vida iraquí. Pero aparece en escena esta votación, con toda su fuerza moral, como para decir: déjennos ordenar nuestras diferencias por este sistema, nuevo para nosotros; un sistema que no aspire siempre al silencio definitivo del adversario, a su aniquilamiento. Conviene interrogar a la realidad, tantas veces contradictoria. Sin la decisión de Bush de hace dos años no hubiera sido posible la elección de la semana pasada. La salida de escena de Sadam era una condición previa. La salida de las tropas de Bush es también condición previa para la paz. Bush no quiere dar su brazo a torcer. Pero hoy quiere retirar a su ejército y sustituirlo por una fuerza multinacional dirigida por la ONU, a la que ridiculizó. Sí, hay que escrutar despacio la realidad. Es posible que Irak avance hacia la guerra civil si los soldados americanos no abandonan el territorio iraquí. Y es probable que Irak mantenga su unidad si recupera la libertad territorial. El tejido tribal, no formado por ciudadanos, sino por jefes, es propio de sociedades arcaicas, pero es el que domina hoy una gran parte del país. Se ha repetido que el vencedor de la jornada electoral es el gran ayatolá Alí al- Sistani, pero ese hecho, formulado en bruto, puede conducir a gruesos errores. El pontífice chií es un sabio poco tentado por el poder, conocedor de la ley aprobada en febrero de 2004, donde se reconoce a la minoría suní una capacidad de bloqueo en el proceso constituyente. Probablemente existía un acuerdo entre autoridades suníes y chiíes para apoyar estas elecciones. A partir del 31 de enero los jefes iraquíes parecen decididos a atacar frontalmente a la delincuencia armada y a Al Qaeda. Aunque quieran pactar con la tercera fuerza, la resistencia.