Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 2 2005 Nacional 23 JORNADAS INTERNACIONALES SOBRE TERRORISMO ISLAMISTA El fiscal Gordillo aboga por que la ley prohíba pactar con los terroristas Fungairiño y él son partidarios de eliminar la prescripción de esos delitos ABC MADRID. El fiscal- jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, se mostró ayer contrario a pactar con los terroristas ya que la única posibilidad que queda para luchar contra ese fenómeno es la aplicación estricta de la ley Fungairiño hizo estas afirmaciones tras participar en unas jornadas internacionales sobre terrorismo islamista organizadas por la Comunidad de Madrid durante las que también abogó por eliminar la prescripción de los delitos de terrorismo para mejorar la eficacia de la lucha judicial contra esta lacra. Sobre la posibilidad de prohibir por ley los pactos con los terroristas, señaló que eso es algo que depende de los políticos informa Ep. Quien sí se mostró partidario de esta última medida fue el también fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo. En su opinión, el hecho de que las víctimas tengan que oír hablar de posibles acuerdos con grupos terroristas constituye una ofensa y es debería ser prohibido por ley. Cuando pasan 30 días sin atentados, se empieza a hablar de pactos lamentó Gordillo. este fenómeno criminal: la sentencia contra una célula del GIA desarticulada en Valencia, primera condena de los grupos que actuaban en España. Fungairiño constató cómo tras el 11- S se profundizaron las investigaciones sobre el terrorismo islamista en España y cómo nuestro país fue el más rápido en reaccionar con detenciones y con la instrucción de procedimientos judiciales. Nos podemos poner como referencia de colaboración internacional en este sentido aseguró. González Trevijano, por su parte, destacó las características del terrorismo islamista frente a los grupos terroristas clásicos: internacionalización del conflicto, especial brutalidad de sus acciones, carácter fanático de índole religiosa y organización difusa, en contraposición con la estructura piramidal de organizaciones como ETA. Frente a esta realidad, abogó por el respaldo a las víctimas, la no instrumentalización del fenómeno a cambio de rentas políticas y la más absoluta firmeza y condena El último en intervenir fue el presidente de la AVT, quien puso de manifiesto la importancia de la colaboración internacional, especialmente tras atentados como los del 11 de marzo. Estos hechos confirmaron la peligrosidad que ostenta el terrorismo internacional así como la obligación del Gobierno de dar una respuesta contundente y sin tibieza Como el genocidio Según este fiscal, otras eficaces medidas serían la declaración de la responsabilidad civil subsidiaria del Estado y la eliminación de la prescripción de los delitos de terrorismo. Preguntado por la prescripción, Fungairiño señaló que eliminación sería muy positiva y recordó que ya existen delitos, como el genocidio, que no prescriben. Fungairiño participó en la mesa redonda titulada La respuesta del pueblo español ante el terrorismo islamista en la que también intervinieron el presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, José Francisco Alcaraz; el rector de la Universidad madrileña Rey Juan Carlos, Pedro González Trevijano, y el gerente del servicio de emergencias 112, Raimundo Herráiz. Durante su intervención, Fungairiño alabó la rapidez y eficacia de los servicios de emergencia y de los equipos policiales y jurídicos que intervinieron tras el atentado del pasado 11 de marzo en Madrid, el más terrible que se ha sufrido en España Ejemplo español El fiscal- jefe de la Audiencia Nacional hizo después un repaso de la incidencia del terrorismo islamista en nuestro país, un fenómeno, dijo, que se inició en la década de los ochenta contra objetivos selectivos. El atentado más grave- -18 muertos- -fue el cometido en 1984 contra el restaurante El Descanso situado en la carretera de Barcelona, pero se olvidó porque no hubo reivindicación Después se detectaron actividades de apoyo logístico a grupos islamistas en Francia, pero hasta 1997 no se daría en España un importante paso contra