Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL CONGRESO TUMBA EL PLAN IBARRETXE MIÉRCOLES 2 2 2005 ABC Zapatero recuerda al lendakari que hará cumplir la ley si fuera necesario Comparó la ilegalidad del referéndum con la de la guerra de Irak y prometió actuar del mismo modo Ejecutivo subraya que el no del Parlamento al plan no debe ser entendido como una derrota sino convertir en un sí a una nueva realidad integradora LUIS AYLLÓN MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó ayer en el Congreso de los Diputados, su rechazo al plan Ibarretxe, y subrayó que la relación entre el País Vasco y España la deben decidir todos los vascos y todos los españoles. Zapatero que aludió a la patria común y a la integridad territorial de España, señaló, sin embargo, que el no a la propuesta debe convertirse en un sí a una nueva realidad integradora Las primeras palabras del jefe del Ejecutivo al subir a la tribuna para responder a Ibarretxe fueron para subrayar una de sus ideas centrales: Si vivimos juntos, juntos debemos decidir una expresión que le sirvió, más adelante, para recordar a los vascos que, respetando su identidad, se pueden lograr cotas aún mayores de autogobierno en el País Vasco, pero siempre que ello se haga decidiendo junto con todos los españoles. b El jefe del DECISIÓN Si vivimos juntos, juntos debemos decidir RELACIÓN ESPAÑA- PAÍS VASCO La relación del País Vasco con el resto de España la decidirán todos los vascos- -no la mitad- -y todos los españoles INTEGRIDAD TERRITORIAL La integridad territorial de España es la integridad de los derechos de todos los ciudadanos NUEVO PROYECTO El resultado de la votación no debe ser entendido como una derrota. Hoy, 1 de febrero, no es- -enfatizó- -el final de un plan sino el día que asistimos a un nuevo proyecto que mire al futuro y que debe contar con el respaldo de todos jo- -de nuestras identidades y forjemos un futuro común como país El jefe del Ejecutivo reiteró su rechazo a una propuesta que no es de todos y para todos aunque precisó que el no del Parlamento al plan de Ibarretxe, cerrará el debate, pero no lo resolverá Zapatero concluyó abriendo la puerta a un nuevo planteamiento al afirmar que el resultado de la votación no debe ser entendido como una victoria de unos y una derrota de otros. Hoy, 1 de febrero, no es- -enfatizó- -el final de un plan sino el día que asistimos a un nuevo proyecto que mire al futuro y que debe contar con el respaldo de todos. Este no que votamos es un sí a una realidad nueva, más integradora, en la que quepamos todos Posteriormente, en el turno de réplica a la segunda intervención de Ibarretxe, Zapatero instó al lendakari a lograr un acuerdo sobre el País Vasco que tenga la misma fuerza que el Estatuto de Guernica, recordándole que las normas que se aprueban tan sólo con el 51 por ciento de los votos, acaban en el fracaso Todos los vascos, no la mitad Después de destacar que el plan pretende establecer una nueva relación entre Euskadi y España alegando el derecho a decidir del pueblo vasco, afirmó: La relación del País Vasco con el resto de España la decidirán todos los vascos- -no la mitad- -y todos los españoles Zapatero, que calificó de falso juego el intento de Ibarretxe de enfrentar legitimidades entre Parlamentos, manifestó que, como demostró en el caso de Irak, cree que el respeto de la ley es una garantía de convivencia. Por ello, tras indicar que al Gobierno le corresponde cumplir y hacer cumplir la ley, aseguró que así lo haré si fuera necesario en referencia a la amenaza del presidente del Gobierno vasco de convocar un referéndum si su plan resultaba rechazado en el Congreso. Al tiempo que aludió a la patria común defendió la integridad territorial de España porque es- -dijo- la integridad de los derechos de todos los ciudadanos Precisó que su defensa de la unión de España como país no es un tributo a la Historia ni el apego a ninguna bandera Zapatero se opuso a que se utilice la Historia para sustentar legitimidades o esgrimir dominios injustos señalando que muchas gentes, en nombre de generaciones pasadas han arruinado el futuro de las generaciones presentes Por el contrario, abogó por pensar en 2007 y no en 1839 con la vista puesta en la futura Constitución Europea. Sintámonos orgullosos- -di- El presidente del Gobierno abrió la puerta a Ibarretxe para otro acuerdo IGNACIO GIL Una referencia sólo de pasada a las víctimas del terrorismo etarra En su intervención inicial al responder al lendakari, José Luis Rodríguez Zapatero se mantuvo firme en sus posiciones, con un discurso leído, en el que dejó claro su rechazo al plan. Entre periodistas y parlamentarios, llamó la atención, sin embargo que, aunque no eludió el recuerdo a las víctimas de ETA, lo hizo como de pasada, cuando habló de la libertad de los ciudadanos en el País Vasco. No nombró en ningún momento a la banda terrorista ni tampoco aludió al apoyo de Batasuna, que permitió a Ibarretxe sacar adelante su plan en el Parlamento vasco, algo esto último que sí hizo el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien correspondió ayer representar el papel de ariete contra el lendakari. La libertad en Euskadi- -afirmó textualmente Zapatero- -es la libertad de sus ciudadanos; una libertad para decidir, para decidir juntos, aunque es cierto y doloroso que hay quienes ya nunca podrán decidir. Son muchos buenos vascos los que han sido asesinados. Vascos que, seguro, compartirían algo que Mario Onaindía, un patriota vasco, afirmó: Si me matan no quiero que digan en mi epitafio que moría por la paz, sino que luché por la libertad Rubalcaba, contundente Tras la teórica de Zapatero, al portavoz del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, le tocó el papel de defensor de la legalidad constitucional y la contundencia frente al plan secesionista. Sus intervenciones fueron más interrumpidas por los aplausos socialistas que las del propio jefe del Ejecutivo.