Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura MARTES 1 2 2005 ABC España celebra el centenario de Brücke con un exhaustivo rastreo de su aventura vital y artística El Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid reúnen 190 obras de este movimiento artístico Alemania en la celebración del centenario de la fundación de Brücke, un movimiento pionero en la vanguardia expresionista N. PULIDO MADRID. La traducción al español de Brücke (el puente) da una idea del objetivo fundacional de este grupo artístico: nacía con la intención de ser un eslabón, un puente hacia el futuro, rechazando las convenciones anteriores y buscando nuevas formas de libertad expresiva. Aunque fue fundado en 1905, el texto que les sirvió de programa es de 1906. Reza así: Porque creemos en la evolución, en una nueva generación de creadores y de público, convocamos a toda la juventud. Y como juventud y, por tanto, portadores del futuro, queremos hacernos con libertad en nuestros brazos y en nuestras vidas para enfrentarnos a las bien establecidas fuerzas del pasado. Es de los nuestros todo aquél que transmite de forma inmediata y sin falseamientos lo que le impulsa a crear Una completa antológica de Brücke constituye la cuarta propuesta conjunta del Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid, que han reunido en ambas sedes 190 obras (entre pinturas, esculturas, acuarelas, dibujos y grabados) de 74 prestadores. La muestra, comisariada por Javier Arnaldo y Magdalena Moeller y que viajará después a Barcelona y Berlín, rastrea las experiencias vitales y artísticas de un puñado de jóvenes alemanes (Kirchner, Pechstein, Nolde, Heckel, Rottluff, Bleyl y Müller) que, primero desde Dresde y después desde Berlín, sacaron los colores al arte de principios del siglo XX. Y lo hicieron desde la aventura de compartir una experiencia en común, huyendo de sus propias individualidades, viajando y pintando juntos. Siguen a Van Gogh y a Munch (la influencia de ambos es evidente) También miran atrás, al primitivismo de las culturas africanas (especialmente visible en tallas de madera, algunas de las cuales pueden admirarse en esta doble exposición) a los Mares del Sur que atraparon a Gauguin, a la India que cautivó a Kirchner y Pechstein... El periodo de madurez de este grupo, que coincidió en el tiempo con la aparición del cubismo en París, se alcanza en Dresde entre 1909 y 1911; desde entonces, y hasta su disolución dos años después, será Berlín la que marque un punto de inflexión en la evolub España se ha adelantado a Un puente a la libertad En 1901 y 1902 unos cuantos jóvenes pintores se conocen en Dresde y comparten juntos la experiencia del trabajo artístico. Es el germen del movimiento Brücke (el puente) creado en 1905 en esa ciudad alemana. El grupo inicial estuvo formado por Ernst Ludwig Kirchner, Fritz Bleyl, Karl Rottluff y Erich Heckel. Más tarde se le unirían Emile Nolde, Otto Müller y Max Pechstein. Objetivos: romper con las convenciones anteriores y fluir hacia nuevas formas de libertad expresiva. Estilo: pincelada rápida, colores intensos y empastados. Rapidez y espontaneidad. Influencias: Van Gogh, Munch, Gauguin, así como las culturas primitivas (las culturas africanas, los Mares del Sur, el arte de la India... Berlín, 1911. El traslado del grupo a esta ciudad marca un punto de inflexión. Brücke se disuelve en 1913. Escena callejera berlinesa de Kirchner (1913) Museo Brücke de Berlín La vida breve de la sala Rodin Una de las novedades de la ampliación del Museo Thyssen era la creación de la sala Rodin, un espacio circular que linda con las calles Zorilla y Marqués de Cubas y que pretendía ser un escarate al público del nuevo museo. Debía acoger un espléndido grupo de cuatro mármoles de la Colección Carmen Thyssen- Bornemisza, encargados por el padre del barón al artista en 1905, y realizados en el periodo de plenitud de Rodin. Las reducidas dimensiones hicieron que la sala se inaugurase con un solo rodin (rodeado de palmeras) y el resto se exhibía junto a las pinturas de la baronesa en las nuevas salas del museo, también con bastantes estrecheces. Finalmente, los mármoles han vuelto a la colección permanente en Villahermosa y la sala Rodin, ya sólo con palmeras, será un área de descanso del museo. como los de las modelos (algunas como Fränzi acaparan la atención de muchos de ellos) los desnudos y actuaciones circenses y teatrales, así como las escenas urbanas del Berlín de aquellos convulsos y efervescentes años. Carmen Calvo, ojeando el catálogo en la presentación de la muestra ción de Brücke, poniendo el punto de mira de estos jóvenes artistas en el desenfrenado ajetreo de la vida urbana de la metrópoli. La exposición se ha dividido en once apartados, siguiendo criterios cronológicos y temáticos. Los cinco primeros se distribuyen en la Sala de las Alhajas de la Fundación Caja Madrid: los orígenes del grupo (algunas obras son anteriores a la creación, ÁNGEL DE ANTONIO de Brücke) sus herencias e influencias, una selección de dibujos y grabados y otra dedicada a la naturaleza y el paisaje. El Museo Thyssen es la segunda parada en este apasionante viaje: atesora el núcleo central de la exposición con seis apartados en los que la figura es la protagonista. Son maravillosos los retratos, tanto los que se pintaron los miembros de Brücke entre sí Brücke. El nacimiento del expresionismo alemán Museo Thyssen y Fundación Caja- Madrid. Del 1 de febrero al 15 de mayo.