Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 2 2005 Internacional 27 Un policía militar lleva ropa limpia a uno de los prisioneros del Campo Delta AP Una juez dictamina que los tribunales de Guantánamo violan la Constitución No pueden invalidar la existencia de derechos fundamentales en los Estados Unidos supone un serio revés para la política antiterrorista de la Administración Bush y se espera que la Casa Blanca la apele ante un tribunal superior ABC WASHINGTON. Una juez federal dictaminó ayer que las juntas militares establecidas por el Gobierno de los Estados Unidos para determinar si los detenidos en la base naval de Guantánamo (Cuba) son, o no, combatientes enemigos son inconstitucionales. La juez Joyce Hens Green, magistrada de un tribunal del distrito de Columbia, afirmó que los presuntos terroristas y talibanes detenidos en Guantánamo tienen derechos amparados por la Constitución, como ya había dictaminado con anterioridad el Tribunal Supremo. Esta decisión judicial supone un serio revés para la política antiterrorista de la Administración Bush y se espera que la Casa Blanca la apele ante un tribunal superior. El Pentágono había instituido dichas juntas militares -denominadas oficialmente Tribunal de Revisión del Estatus de los Combatientes- -para cumplir con el mencionado dictamen del Supremo, según el cual los presos en Guantánamo- -más de 550 en la actualidad- -tienen derecho a una revisión judicial de sus casos. Para la juez Hens Green este sistema es insuficiente. En su auto indica que los procedimientos (de las juntas especiales antiterroristas) son inconstitucionales por no adecuarse a las gab Esta decisión judicial rantías procesales Por ello, la magistrada ordenó que Estados Unidos constituya los tribunales estipulados en la Convención de Ginebra para determinar, caso por caso, si los ex combatientes del régimen talibán, que están sujetos a prisión indefinida, deberían ser considerados como prisioneros de guerra y, por lo tanto, ser protegidos por el artículo 5 de dicha convención. La Casa Blanca mantiene desde hace tres años que los detenidos en Guantánamo son combatientes enemigos y se niega a aplicarles los beneficios de la Convención de Ginebra para los prisioneros de guerra. La juez, al argumentar su dictamen, aseguró que la guerra contra el terrorismo no puede invalidar la existencia de los derechos fundamentales, por los que la gente de este país ha luchado y muerto durante más de 200 años Sin presunción de inocencia A pesar de llevar el nombre de tribunal las juntas creadas por el Pentágono se enmarcan en un procedimiento administrativo con reglas muy particulares. Durante el proceso, el reo no cuenta con la presunción de inocencia y es él quien tiene que probar que no es culpable de ser un enemigo de los Estados Unidos. Los detenidos reciben la ayuda de un militar que actúa como su representante personal pero que carece de experiencia legal. Las juntas tienen acceso a todo tipo de informes sobre cada prisionero, mientras que éstos sólo pueden acceder a información no secreta sobre la razón de su encarcelamiento, según decidió el Pentágono al instituir dichas juntas hace un año.