Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 2 2005 Opinión 5 Epílogo Pese a la negativa inicial de la Seguridad Social, el Tribunal Supremo ha ordenado el pago de la pensión de viudedad a Pilar Muro, esposa de Publio Cordón. Termina así, con un frío trámite burocrático, un siniestro relato que comenzó hace casi diez años con el secuestro del industrial aragonés por parte del Grapo. Cierre en falso, pero definitivo, de un crimen más del terrorismo. Premeditado desaire Los planes del Ministerio de Educación, que hoy adelanta ABC, pasan por mantener como evaluable la asignatura de Religión, que, sin embargo, podría dejar de ser computable. Tampoco habría alternativa lectiva para la enseñanza religiosa, reducida a materia optativa y en horario marginal para aquellos alumnos que la soliciten. Doctrina oficial, contraria a los Acuerdos Iglesia- Estado, que llega en un momento delicado para las relaciones del Gobierno con el Episcopado. Reforma discutible y, más que nunca, inoportuna de un Ejecutivo dispuesto a escenificar su enésimo desaire a la Iglesia. Fuera de la ley La guerra contra el terrorismo no puede negar la existencia de los derechos fundamentales por los que este país ha luchado y muerto durante más de 200 años Se lo acaba de recordar una juez a George W. Bush, promotor de un limbo jurídico, con sede en Guantánamo y fuera de la ley, donde los prisioneros de guerra son considerados enemigos. Sin Derecho no hay justicia. En cualquier guerra. EFE La voz de la experiencia. Felipe González analizó ayer las posibilidades de éxito del referéndum de la Constitución Europea y, de forma velada, manifestó su oposición a la convocatoria. Soy poco amigo de los referendos, incluso de los que se ganan aseguró el presidente del Gobierno, que dijo que el desafío de la votación del próximo 20 de febrero es conseguir una participación que legitime el texto constitucional. No tenemos ni potencia ni liderazgo entre todos añadió González, para lograr que el porcentaje de participación ciudadana se aproxime al del apoyo parlamentario de la Constitución de la UE, cuyo fracaso supondría una regresión en la construcción europea casuales en un foro empresarial, Rodríguez Zapatero le dedicó un efusivo apretón de manos acompañado de un cariñoso, aunque atrevido, cachete en la mejilla, que fue debidamente contestado con aquello del centrifugado lúcida metáfora de lo que gran parte de los españoles sospechan es la fase del programa de lavado de la soberanía nacional en la que estamos entrando. Ahora, sobre un asunto sobre el que se ciernen infinitas dudas y perplejidades, también se alza au- dessus de la mêlée y pone en solfa la pertinencia de ese referéndum tan frágil, tan necesitado de credibilidad y apoyo. Si destacados miembros del Gobierno trivializan la necesidad de comprensión del Tratado y procuran liberar a los ciudadanos de cualquier agobio a la hora de decidir y votar que sí, González declara su enemistad con este tipo de consultas populares y plantea un asunto de calado- -el riesgo de que los resultados deslegitimen al Parlamento- -que, más que animar a la participación y al voto afirmativo, cuestiona la convocatoria- -su forma y su fondo- -y a quienes la han realizado. Esto sí que parece todo un cachete, aunque menos cariñoso. El ex presidente del Gobierno nos anima, sin embargo, a decir sí a Europa, aunque detecta una euroapatía por falta de liderazgo. Es decir, que estamos ante un mal menor, algo compensado por ser los primeros en asumirlo. No está claro cuáles pueden ser los efectos de este razonamiento sobre los potenciales votantes. Lo único evidente es que González sigue dando sombra política. LA SOMBRA ALARGADA DE GONZÁLEZ MANUEL ÁNGEL MARTÍN LEJADO del primer plano del poder, pero suelto de manos y con indisimulado síndrome de abstinencia política, Felipe González no se sabe bien si quiere hacer de reina madre en el exilio temporal, de Pepito Grillo o de conciencia de líderes bisoños, pero es obvio que, de vez en vez, deja sentir su presencia de forma tan contundente como incisiva. El hoy conferenciante de éxito, predicador internacional del emprendizaje y del riesgo empresarial hace alardes esporádi- A cos de su demostrado olfato político y de aquel sentido común que le llevaron a mandar a paseo el marxismo y se tira como espontáneo al ruedo político con gestos y declaraciones que afectan a los diestros en plena faena. Ignorante o indiferente a los daños colaterales, no se adivina si sus palabras tienen algún objetivo concreto o simplemente obedecen a la vanidad de ser tenido en cuenta, porque nada más trágico para una ex primera figura que pasar desapercibido. En Chile, coincidentes