Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MARTES 1 2 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca Jefes de área: Jaime González (Opinión) Alberto Pérez (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Mayte Alcaraz (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Ignacio Sanz IGNACIO CAMACHO IBARRETXE, EN EL CONGRESO inflexión histórica en la sociedad vasca y que los OS recursos de amparo interpuestos por dipartidos constitucionalistas derroten al nacionaputados nacionalistas ante el Tribunal lismo. Constitucional no han impedido que hoy se Pero no es seguro que así vaya a ser. Al menos debata y vote el plan Ibarretxe en el Congreso. Seeso se desprende de las intenciones de Zapatero, rá una de esas ocasiones en que el debate parlade las que informa hoy ABC, respecto a la forma mentario, por la confusión de motivaciones que de encarar el día siguiente de la presencia de Ibalo ha producido, puede generar beneficios engañorretxe en el viejo caserón de las leyes de la Carresos, o efímeros, en todo caso; y abonar tácticas perra de San Jerónimo. Al parecer tiene previsto niciosas para los intereses generales. El plan Ibaabordar el debate parlamentario como la ocasión rretxe no debió ser admitido por la Mesa del Conpropicia para abrir una tercera vía entre el nagreso, porque tal decisión convalidó el fraude de cionalismo español del PP y el soberanismo del Constitución cometido por la Cámara de Vitoria PNV. y porque ha servido a la estrategia nacionalista de confrontar la voluntad del País Vasco con la IERTAMENTE, el PSOE es muy libre de mardel resto de España. Aunque la explicación gubercar, con toda legitimidad, las diferencias que namental suena bien, porque, sobre el papel, es tenga por convenientes con los populares. Incluso difícil oponerse a las bondades del debate y la conde extremar la cautela para evitar la imagen frenfrontación de ideas, que es lo mismo que dice Ibatista que tanto gusta al PNV, pero si se confirma rretxe para dar curso a su propuesta soberanista. esta novedosa actitud del presidente del GobierSuena bien este razonamiento, aunque su conseno, el proceso que se abra huirá, en efecto, del frencuencia práctica haya sido el desplazamiento de te con el PP, pero para crear otro frente, entre las instituciones y de las leyes, que de haber sido PNV y PSE, que, además de que parece que persiaplicadas habrían supuesto el bloqueo de una progue la marginación de los populares, reedita en puesta endémicamente inconstitucional y la salmuchas peores condiciones la coalición que govaguarda del Parlamento nacional frente al tactibernó el País Vasco entre 1986 y 1998, con un resulcismo nacionalista. tado del que el socialismo parece haber aprendido Finalmente, Ibarretxe tendrá lo que quería desbien poco. Además, el PP tendrá motivos para sende el primer momento: la tribuna del Congreso tirse estafado porque lo que para defender el derecho de se anunció en La Moncloa autodeterminación del pue Zapatero es libre de era una coincidencia (no le blo vasco. Así pondrá imamarcar su estrategia y de llamemos pacto) de princigen a la esencia de su Plan, pios en la defensa del orden que es la relación bilateral y establecer diferencias con constitucional, algo difícil, en plano de igualdad entre el cuando no imposible, de haPaís Vasco; y se irá con un el PP, pero no hay cer compatible con el PNV de abrumador y democrático reLizarra. No es bueno que el chazo de la Cámara Baja a su tercera vía que valga Gobierno hiciera suyo el fapropuesta, nada que no espelaz argumento de la equidisrara pero sí que deseara para entre la lealtad y la tancia, tan propio del discuralimentar el victimismo nadeslealtad a la so nacionalista, para situar cionalista, por mucho que Zaal PP en un extremo opuesto patero se proponga no aliConstitución al del soberanismo radical mentar esa impresión en su del PNV. Si este discurso cauréplica de hoy. Ha sido un sara estado, el Gobierno coerror facilitarle esta estratemetería el grave dislate de tipificar la lealtad del gia, que es lo que tenía que haber combatido, porPP con la Constitución y la unidad nacional de que su rechazo al plan estaba ya descontado, coEspaña como un nacionalismo equivalente al del mo el del PP. Lo que buscaban los nacionalistas soberanismo rupturista y desleal del PNV, con el era lo que ya han conseguido: que las dos principacual, sin embargo, Zapatero sí parece dispuesto a les instituciones políticas del Estado- -la Presila transacción. dencia del Gobierno y el Parlamento nacional- -A estas alturas, y vistas las dimensiones del desirvieran de plataforma propagandística para las safío planteado por el PNV, parece que la única vía expectativas electorales del PNV. es que los constitucionalistas derroten al nacionaUESTOS en la tesitura de debatir y votar el lismo. Ése ha de ser el siguiente objetivo de sociaplan, al menos, y no es poco, los ciudadanos listas y populares, porque el plan Ibarretxe no despodrán visualizar la convergencia de populares y carrilará hasta que ese vuelco se produzca. Pero socialistas en el voto negativo a la propuesta sobepara ese objetivo de poco valen las tibiezas y las ranista. Pero no es suficiente si ambos partidos arcangélicas disposiciones a un futuro acuerdo y también están de acuerdo en que el Plan sólo es la sí sirven las convicciones firmes en el modelo de imagen de una estrategia de fondo a largo plazo, Estado que los españoles eligieron en 1978. En todo que busca la consolidación electoral de la hegemocaso, hoy el Congreso debe aprovechar su oportunía nacionalista en el País Vasco. Lo que hay que nidad de decir no al plan Ibarretxe con un mensaje saber es si el PSOE está dispuesto a rechazar amtranquilizador para la inmensa mayoría de los esbas cosas: el plan y la estrategia, y a producir una pañoles y disuasorio para todos los demás. L REVISIÓN EUROPEA L pueblo iraquí ha dado una lección de democracia y, en las peores circunstancias, ha acudido a votar en una proporción que supera las previsiones más halagüeñas. Además del elogio al coraje de sus ciudadanos, este resultado permite formular un análisis sobre algunas otras cuestiones que también se dirimían el domingo y que se refieren a la implicación de la comunidad internacional en este proceso democrático, donde algunos países e instituciones internacionales han quedado en evidencia. Porque hoy Irak tiene ante sí una extraordinaria posibilidad de demostrar que es posible edificar una democracia en Oriente Próximo y, además, de hacerlo bien, sin exclusiones ni violencia. Es evidente que el terrorismo islamista seguirá golpeando. Pero poco a poco irá perdiendo la batalla si la clase política no cede a la tentación del partidismo excluyente. Y es en este apartado donde la comunidad internacional y, en particular Europa, tiene la oportunidad de demostrar con los hechos que cree en lo que dice. Ayer todo eran parabienes de los ministros de Exteriores de la UE hacia el satisfactorio resultado. Si hasta ahora la mayoría de los socios (con la lógica excepción de Gran Bretaña) habían dejado entrever su desconfianza en la viabilidad de ese proceso democrático, a partir de hoy tienen la responsabilidad de contribuir a su consolidación sin reticencias ni falsas excusas. Agarrarse a los errores de gestión de Washington, de los que ya hemos hablado en estas páginas, es un consuelo egoísta. Es el momento de dar un paso al frente, sobre todo porque el entusiasmo de la mayoría de los Gobiernos europeos ha sido perfectamente descriptible en las largas vísperas de la cita con las urnas, en las que no ha faltado la promoción de gestos (algunos representados por el Gobierno español) que no han ayudado precisamente a la celebración de los comicios. Los iraquíes han dicho lo que quieren y ahora la comunidad internacional está obligada moralmente a escuchar ese mensaje y a hacer todo lo posible para que se haga realidad. Con todas las exigencias que se quieran, como la imprescindible integración de la comunidad suní, pero con firmeza. Las palabras del primer ministro, Yyad Alaui, son indicativas de que ha entendido esa imprescindible condición, pues ha señalado que los iraquíes deben trabajar juntos para, olvidando sus diferencias, construir entre todos el futuro. De eso se trata: de que Irak recupere definitivamente su futuro. Primero, suturando las heridas dejadas atrás por la tiranía vivida bajo Sadam y, después, dejando atrás la guerra que acabó con ella y que sumió al país en un difícil escenario que poco a poco va despejándose tras el brutal itinerario azuzado por el terrorismo. E C P