Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes TENIS OPEN DE AUSTRALIA LUNES 31 1 2005 ABC Safin, la alternativa de Federer El ruso bate a Hewitt y al público australiano en una remontada genial D. P. El Open de Australia del centenario fue para Marat Safin, que se estrenaba así en el torneo oceánico después de haber sido finalista el año pasado. El ruso protagonizó una remontada genial- -perdía por 1- 6, 6- 3 y 1- 4- que destrozó a un combativo Lleyton Hewitt. Safin destapó el tarro de su tenis para apuntarse la tercera y cuarta mangas por un doble 6- 4. Enmudecía así a un decepcionado público australiano que deberá seguir esperando para volver a presenciar el éxito de uno de sus tenistas en Melbourne. Pero la noticia no es tanto que Safin ganara, como que el ruso se convierta en la alternativa, celebrada por la mayoría, para Roger Federer. El circuito masculino respira tranquilo. Los profesionales de la raqueta se temían lo peor. Sospechaban que la democracia- -alternancia constante y casi anual en el número uno de la clasificación- -se había terminado y que la dictadura de Federer no sólo podía ser cruel, sino muy duradera. Sin embargo, esa sensación de inaccesibilidad que rodeaba al suizo se ha desvanecido algo estos días. Primero fue en la semifinal, en un partido para el recuerdo, cuando Safin acabó con la imbatibilidad de Federer. La confirma- ción se produjo ayer con su triunfo. Sólo el verdugo del helvético podía ser el campeón. El triunfo abre una nueva era. Crece el interés. La batalla por la hegemonía mundial pasa ahora a ser cosa de dos. Y lo que es más importante, tal vez el ejemplo anime a otros. Hewitt, Roddick, Coria, Agassi, e incluso Nadal, se han percatado de que no están tan lejos del suizo como creían. Claro que toda esta reflexión hay que rodearla de un halo de prudencia. Safin sólo tiene 25 años, pero ya ha protagonizado algunos viajes espectaculares de ida y vuelta en el ranking. Su primera eclosión se produjo en 2000. La maldición del anfitrión Open de Australia El último campeón australiano se remonta a 1976 (Mark Edmonson) En categoría femenina, la última fue Chris O Neil en 1978 Roland Garros No lo gana un francés desde 1983 (Yannick Noah) y una francesa desde 2000 (Mary Pierce) Wimbledon Fred Perry (1936) y Virginia Wade (1977) fueron los último británicos en vencer. US Open La excepción pues Andy Roddick (2003) y Serena Williams (2002) son sus últimos campeones. Año en que conquistó el US Open venciendo al intocable de la época, al mismísimo Pete Sampras, y en que llegó a ser número uno del mundo (el 20 de noviembre) para acabar la temporada en la segunda plaza. Pero luego su carrera se convirtió en una montaña rusa que se movió al ritmo de las lesiones demasiado abundantes, de fiestas, de llamativas acompañantes, de cambios constantes de entrenador y hasta de crisis de identidad. A finales de 1999 hasta llegó a plantearse la retirada. El caso es que en 2003 caía hasta el puesto 86. Tocó fondo. Se replanteó su vida. Tomó un nuevo entrenador, el sueco Peter Lundgren, el mismo hombre que convirtió a Federer en número uno, pero sobre todo y aparentemente, maduró. Realmente no lleva tanto tiempo siendo un chico sensato y centrado como para otorgarle aún una credibilidad absoluta. Su transformación sólo se remonta a 2004, en concreto a la segunda mitad del año, cuando después de recuperarse del batacazo sufrido en Wimbledon (eliminado en primera ronda) empezó a escalar posiciones y cerró la campaña ganando los Masters Series de Madrid y París. Eso sí, si se confirma en su madurez ya puede empezar a temblar Federer. Safin alza el trofeo australiano AFP