Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 LUNES 31 1 2005 ABC Deportes Tesón y paciencia del Madrid para abrir la muralla numantina Partido de una sola dirección, que acabó por decantarse hacia la lógica dada la pobreza del equipo soriano y la inercia ofensiva madridista JOSÉ MANUEL CUÉLLAR SORIA. Corría mucho el Real Madrid, no se sabe si por el frío o por la necesidad, quizá por ambas cosas. Corría, pero a ningún lado, hacia un muro que el Numancia había levantado delante de Núñez para hacer lo que su nombre indica, sí, eso de la resistencia numantina y demás. En pocas se ha visto el cuadro madridista así, con todo el terreno para hacer camping, con el balón regalado y tiempo para pensar y recrearse. Eso sí, entre sus jugadores y la portería rival, nueve contrarios dispuestos a no dejar ni un huequecito y ni una sola brecha. El partido fue así de un único sentido y en ese recorrido el Madrid equivocó el camino. Tocó y tocó, pero con mucha lentitud, sin velocidad en la transición del balón, sin sorprender y, sobre todo, sin delanteros. Porque en la primera parte Owen apareció muy poco y Raúl, ni eso. El Numancia jugó a lo que podía, muy poco, con todo el mundo defendiendo y un islote arriba, Miguel, un tipo de 1,94, al que frieron a pelotazos altos a ver si sonaba la flauta. Sonó porque Helguera, que en algunas jugadas exhibe una ingenuidad asombrosa, cometió un error imperdonable. Una cosa es entorpecer a un rival que te saca una cabeza y otra, apoyarte en sus hombros y escalarle sin rubor como si fuera una montaña. Para colmo, en el área pequeña y a dos metros del árbitro. Claro, penalti, sobre todo por el descaro de la acción. La tuvo el Numancia ahí, pero Casillas le adivinó la intención a Tevenet y la paró abajo, con una agilidad de gato admirable. Fue cruel el destino para el jugador numantino porque de él salía todo lo ofensivo que hizo su equipo, NUMANCIA REAL MADRID 1 2 con una calidad y visión de juego excelente. Pero eso fue todo el bagaje ofensivo de los de casa. El resto fue apretar los dientes, no tanto por los grados (dos bajo cero) sino para aguantar el continuo acoso del Madrid, que dominó por completo aunque con escasas ocasiones de gol para tanto control del encuentro. Apenas un tiro al palo de Figo, y de rebote, y tiros lejanos desviados o sin problemas para Núñez. Poca cosa para un equipo que va a la caza del meteoro Barça. Y es que ayer los blancos parecían congelados hasta en la cabeza. dadero) continuada por Owen y remachada por Míchel Salgado, que apareció por sorpresa haciendo de nueve. El gol de Miguel en una falta mal defendida por los blancos llegó tarde para que el Numancia aspirara a algo más que la derrota mínima. Numancia (5- 4- 1) Núñez; Pignol, Antonio, Palacios (Lee Chun Soo, m. 81) Molina, Tarantino; Miguel Pérez, Tevenet, Pablo Sanz, Juanlu (Pineda, m. 71) y Miguel. Real Madrid (4- 4- 2) Casillas; Míchel Salgado, Helguera, Samuel, Roberto Carlos; Beckham, Gravesen, Figo (Guti, m. 71) Zidane (Portillo, m. 85) Raúl (Solari, m. 78) y Owen. Árbitro Ramírez Domínguez, del Comité Andaluz. Mostró tarjeta amarilla a Helguera, Gravesen, Tevenet, Roberto Carlos y Antonio. Goles 0- 1, m. 62: Beckham, de falta. 0- 2, m. 82: Míchel Salgado, en una contra. 1- 2, m. 87: Miguel, de cabeza. Beckham encuentra la llave El partido, incluso con intensidad y emoción, careció de calidad. Mucha defensa en unos, pocas ideas en el otro (con exceso de juego por el centro y poco por las alas) hielo en los costados del campo y demasiadas marcas en el Numancia, ansioso de un triste cero a cero. Con ese panorama lo normal es que el que marcara fuera el Madrid, de una manera u otra, simplemente por tesón y paciencia. Fue así, en una falta a Raúl (algo es algo) que Beckham le coló a Núñez por su lado, como ya lo hiciera en Madrid. La tarea entonces del Numancia, levantar el partido, pareció ingente. Atacaba poco y cuando lo hacía aparecía en todos los balones Gravesen gruñendo y rebañando pelotas aquí y allí, barriendo cual escoba mágica. Con ese panorama, es decir, el Numancia dando un paso adelante y entrando Guti en el campo viendo lo que ve, que es mucho fútbol, lo normal es que el Madrid sentenciara. Lo hizo en una jugada iniciada por el mismo Guti (qué letal es en la media punta, su puesto ver- ASÍ JUGARON NUMANCIA Núñez: mal. Pignol: bien. Antonio: regular. Palacios: regular. Molina: regular. Tarantino: regular. Miguel Pérez: mal. Tevenet: notable. Pablo Sanz: bien. Juanlu: regular. Miguel: regular. Pineda: mal. Lee Chun Soo: sin calificar. El técnico: Máximo Hernández. Regular. Como no tiene casi nada, utiliza los recursos como puede, y puede poco la verdad. Al menos tuvo orden y se defendió con cierto criterio durante muchos minutos. Lo mejor: La calidad de Tevenet, que dio muchos problemas al rival. Cerró bien las líneas en la primera mitad. Lo peor: Núñez volvió a comerse la falta de Beckham por su palo. Poca ambición y escasos recursos, salvo lo que inventara Tevenet. Poco talento generalizado. REAL MADRID Casillas: notable. Míchel Salgado: notable. Helguera: regular. Samuel: regular. Roberto Carlos: regular. Beckham: regular. Gravesen: bien. Figo: regular. Zidane: regular. Raúl: regular. Owen: regular. Guti: notable. Solari y Portillo: sin calificar. El técnico: Luxemburgo. Bien. Buena decisión la de Gravesen, aunque con Guti añadido en cualquier sitio habría ido mejor. Actitud decidida en todos. Lo mejor: dominio total con paciencia y seguridad en sí mismo. La entrada de Guti, que dio calidad al juego. Casillas y Salgado atrás. Gravesen apareció en todos lados, con fuerza y decisión. Lo peor: pocas ideas en la primera mitad. Problemas en los balones aéreos laterales. Las imprecisiones de Beckham. Gravesen, en la marca a Miguel Pérez en un lance del partido Luxemburgo: Estamos aprendiendo a sufrir J. M. C. SORIA. Contento estaba el técnico del Madrid, que no lo había pasado nada bien: Es que el campo estaba muy mal y hemos tenido problemas para controlar el balón. Este equipo está aprendiendo a sufrir y no podíamos perder de ninguna manera porque el Barcelona se nos iba. Tenemos que ganar seis o siete partidos seguidos para continuar en la caza El brasileño insistió mucho en el valor del triunfo: Les dije a los jugadores que era muy importante ganar hoy, necesario para no abrir la brecha con el Barcelona. Siete puntos son ya muchos Respecto a la presencia o no de Guti en el equipo titular, contestó que por ahora estoy probando cosas. Ya veremos más adelante Por su parte, Zidane decía que ha sido muy difícil por el frío y por el