Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 1 2005 Espectáculos 59 CLÁSICA Ciclos de cine Obras de F. J. Haydn, P. I. Chaikowsky, W. A. Mozart y F. Schubert. Intérpretes: Orquesta y Coro Nacionales de España. Director: D. Atherton. Director del Coro: L. Ramos. Solistas: J. Howart, S. Schröeder, D. Litaker y M. Volle. Fecha: 28- I. Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. BIENVENIDOS PRIMERA VEZ OCNE ANTONIO IGLESIAS s Un visitante contempla algunas de las obras expuestas en la sede neoyorquina del Cervantes CORINA ARRANZ El Cervantes de New York exhibe una soberbia colección de dibujos del siglo XX La muestra incluye obras de Regoyos, Miró, Dalí, Chillida y Bores, entre otros b Este recorrido por la fertilidad de las vanguardias hispanas es lo mejor que ha exhibido el nuevo Centro cultural de España en Nueva York como se califica la institución ALFONSO ARMADA, CORRESPONSAL NUEVA YORK. Escribe John Berger en su inagotable El sentido de la vista que la imagen dibujada contiene la experiencia de mirar Mientras que la fotografía es la prueba del encuentro entre un suceso y un fotógrafo el dibujo cuestiona sin prisa la apariencia de un suceso y, al hacerlo, nos recuerda que las apariencias son siempre una construcción con una historia La soberbia colección de dibujos de artistas españoles e hispanoamericanos del siglo XX- -más la ucraniana Sonia Delaunay- -que el Instituto Cervantes de Nueva York exhibe son una demostración de todo eso y de algo más: ¿Hay un maleficio de marginalidad y de provincianismo en la cultura en español? se pregunta el director del centro, Antonio Muñoz Molina. Los dibujos de esta exposición son una prueba de que esa leyenda sombría sobre nosotros mismos no tiene más fundamento que la ignorancia agrega el autor de Ventanas de Manhattan Procedentes de las colecciones de la fundación Mapfre Vida, que atesora buena parte de lo mejor de la ilustración gráfica y la obra sobre papel de los artistas españoles de los últimos cien años, Dibujos españoles del siglo XX abarca desde un atrevido carboncillo de Darío de Regoyos a un rotundo collage armado por Eduardo Chillida en 1950, antes de que hiciera de su estilo una identidad. Son incursiones con las que es fácil simpatizar y emocionarse gracias a la fragilidad intrínseca del papel, que obliga a iluminar con cautela la Guitarra, libro y periódico que Juan Gris trazó en 1920 y el arlequín y polichinela que Picasso pintó en 1924 y cuya traducción a gran formato y en óleo destaca con luz propia en el MoMA recién ampliado en la calle 53, no lejos del patio con espejo y la sala fosforescente del Cervantes. Es fácil dejarse seducir por obras de pequeño formato que uno quisiera tener al alcance de los ojos todos los días, desde la sensualidad de una Pastoral de Joaquín Sunyer a una tinta china y acuarela de Julio González que es puro gesto, e invitación a la futura muestra que el Cervantes, en colaboración con el IVAM, le dedicará al escultor en abril. Son 19 dibujos entre los que destacan dos ejemplos de la versatilidad del uruguayo Torres- García- -su Muchacha de Nueva York hace de cartel y constituye un perfecto reclamo- la seguridad de Manuel Ángeles Ortiz con el desnudo, el lirismo construido de Francisco Bores y las cosmovisiones de Dalí, Miró, Remedios Varo y Maruja Mallo. Un dibujo o una pintura nos obligan a detenernos y a entrar en su tiempo recalca Berger en un texto de 1976 titulado Dibujado para este momento en el que se refiere a la necesidad de dibujar a su padre, que acaba de morir. En una ciudad tan arrasada por la prisa, casi cada uno de estos dibujos encierra una razón para detenerse y recuperar algo tan corriente y desvanecido como la experiencia de mirar Roban tres obras de Dalí en una galería de arte de Amberes EP AMBERES (BÉLGICA) Unos desconocidos robaron ayer por la mañana varias obras de arte de Salvador Dalí que se exponían en una galería de arte de Amberes, según informó la prensa belga. Los ladrones forzaron las puertas de la galería Dasc antes de darse a la fuga con tres esculturas en bronce y varios grabados en madera del genial artista español. Entre las tres esculturas robadas se encuentran Mujer en llamas y Perfil del tiempo Los grabados de madera sustraídos se inscribían en la serie que el pintor dedicó a ilustrar La divina comedia Según el propietario de la galería, Dave Schweitzer, el valor de las obras robadas podría ascender a unos 70.000 euros. Los ladrones se han llevado las tres esculturas más caras de las que estaban expuestas explicó. La Fiscalía de Amberes ha abierto ya una investigación sobre estos hechos. alir de los manidos programas, hurgando en el pretérito para resucitar composiciones apenas escuchados, parece ser una plausible tarea de quienes rigen las actividades de la Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) Así, el resultado de tan loables afanes: condujo a la escucha de dos obras que se indicaban como Primera vez ONE y OCNE la Obertura de la ópera de Franz Joseph Haydn, L infeldeta delusa y la Misa núm. 4 D. 452 de Franz Schubert, que abrían y cerraban la interesante sesión del auditorio el viernes último. Las tres partes de la primera de estas páginas, caracterizadas por lo risueño, el baile cortesano y lo jocoso, magistralmente construidas, resultaron algo que conviene incorporar a un repertorio; la segunda ya bastante menor en su interés (poseyéndolos sin embargo) no se denota la fuerte impronta schubertiana, resultando una Misa más en latín, que utiliza el coro y los cuatro solistas conjuntados, porque la única internvención cuando el Sanctus de una voz, hemos de estimarlo una excepción. Como el cuarteto solista tuvo una altura interpretativa de categoría, se citan sus nombres: Judith Howarth, soprano; Simone Schröder, mezzosoprano; Donald Litaker, tenor; y Michael Voller, barítono: y si la Nacional prestó a la Misa un valioso concurso, el Coro marcó una calidad de excepción, bien preparado por su titular Lorenzo Ramos. A Haydn siguió P. I. Chaikowsky, con su muy divertida Suite núm. 4, Op. 61 (Mozartiana) una orquestación que incluye el arpa, juego de timbres y hasta los platillos, en su referencia- homenaje mozartiano; colma su interés en la Preghiera canción de sesgo religioso, conmovedora; a destacar los importantes soli del concertino y el clarinete, realmente extraordinarios. La página rusa cerró la primera parte; la segunda se inició con la corta Sinfonía núm. 32 K. 318 W. A. Mozart, llevada con serie concepto, eficacísima autoridad por la batuta de David Atherton, que todo a lo largo de su actuación supo pedir y obtener la más elogiosa respuesta de los profesores, con el elogio a su excelente resultado en el Tema y variaciones (que no variación trabajo- estudio curiosísimo de la Suite de Chaikowsky.