Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura LUNES 31 1 2005 ABC Polémica en Alemania por una exposición que banaliza el terrorismo de los años 70 Con la banda Baader- Meinhof como eje principal, la muestra ha sido tildada de pop del terror b Hay una réplica del helicóptero casero con que intentaron un golpe espectacular y nunca levantó el vuelo. La controvertida exposición sobre la Facción del Ejército Rojo (RAF) podría llamarse la RAF o la representación de un mito vacío R. VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Baader, Meinhof, Ensslin, Raspe son nombres malditos que, entre 1968 y 1977 sacudieron a la vez que fascinaron a parte de los alemanes. Tras mucha controversia, cancelaciones y boicot de parientes de víctimas, ayer abrió sus puertas, en la galería Kunstwerke de Berlín, una exposición de Arte sobre la RAF Más de 25 años después de su autoliquidación, sea en la cárcel de alta seguridad de Stammheim por soga, y en la memoria de una generación por rebajas y reajuste de valores, Sobre la representación del terror: la exposición de la RAF revela, en primer lugar que, para bien o para mal, la banda terrorista sigue incendiando pasiones entre muchos ciudadanos. La RAF, una formación leninista que se deslizó trivialmente, de la crítica al nazismo paterno hacia el crimen, sin dejar de cultivar una estética pop guevarista, fue glorificada, demonizada, finalmente gastada como producto ideológico comercial, aunque tras el escabroso suicidio colectivo en Stammheim, una segunda y tercera generación aún lograron matar un poco, incluso hasta 1993, tras la reunificación. Una instalación de Hans Peter Feldmann presenta una galería de 90 fotos de tamaño natural: Los muertos entre ellos algún banquero, un fiscal del estado, algún amigo personal de la familia Ensslin, una de las fundadoras. La RAF empezó a perder el corazón sesentayochista de la juventud cuando empezó a matar, algo que aquí se toma muy en serio. Para algunos no es ninguna broma: De las bellas artes y el asesinato escribe el Frankfurter Allgemeine Zeitung Financial Times Deutschland se pregunta en cambio ¿qué puede servir contra el hechizo si no mirarlo de frente? Series fotográficas, collages de periódicos de época, secuencias fílmicas de detenciones y juicios, fotomontajes artísticos y objetos creados como el imposible helicóptero casero a partir de un VW, con el que el artista Franz Ackermann ha recreado el intento de fuga, forman parte de una muestra tan pretenciosa pero vacía como a la postre resultó la organización. Astrid Proll, antigua terrorista, lamenta sin embargo al diario alternativo Tageszeitung que la imagen de la RAF sigue siendo la que creó la policía de la RAF Sin subvenciones públicas Nada nuevo simple pop del terror han criticado algunos medios. El llamado arte sobre la RAF no sería otra cosa que una continuación, tras un lapso de dos décadas, de la ambigua recepción del fenómeno por parte de la prensa de entonces. Debido a las protestas de familiares de víctimas del RAF, al proyecto se le han retirado las subvenciones públicas. Thomas Medicus entrevé en el espíritu de la RAF una mezcla de búsqueda protestante del absoluto y totalitaria disposición de la vida humana para forzar a nacer al hombre nuevo Medicus recuerda en el Frankfurter Rundschau la relación de la familia de Gudrun Ensslin, unos magnates de Fráncfort, con el movimiento cristiano Las aves migratorias y, en otros fundadores, con el dandismo revolu- Vista general de la exposición sobre la Facción del Ejército Rojo AP La hija de Ulrike Meinhof critica este monumento icónico que transforma a los terroristas en unos cachondos cionario de Ernst Jünger. Las críticas contra la galería incluyen una pretensión de notoriedad a través de la controversia, las tres letras de SEX venden tanto como de RAF ha dicho Bettina Röhl, hija de la ideóloga de la organización, muerta en 1977. La periodista Röhl, en entrevista al Netzeitung califica a los intelectuales de la RDA, como Bertolt Brecht y Anna Seghers, como personas rotas por la mentira del estalinismo. El Berliner Zeitung recuerda las cándidas como penosas relaciones de la RAF con el Partido Socialista Unificado de la RDA. La hija de Meinhof, a quien su madre abandonó a los pocos años para fundar la banda con el buscavidas Andreas Baader, ha criticado la exposición en Die Zeit diciendo que supone un monumento icónico al grupo terrorista. Sus elementos transformarían en su opinión a los terroristas en unos cachondos como desgraciadamente fueron interpretados por toda una generación