Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad LUNES 31 1 2005 ABC A partir de mañana, imágenes como ésta sólo podrán contemplarse en un dos por ciento de los convoyes de la red ferroviaria española DANIEL G. LÓPEZ Renfe se prepara para la ansiedad de los viajeros al prohibirse fumar en tren Desde mañana, no se podrá fumar en recorridos de menos de cinco horas b No somos delincuentes cla- La ley del tabaco Artículo 6 del Real Decreto 192 1988, emitido por el Ministerio de Sanidad y Consumo, con las modificaciones del R. D. 1293 1999: 1. Existirá prohibición absoluta de fumar en todos los vehículos o medios de transporte colectivo urbano e interurbano. Tendrán la consideración de vehículos de transporte colectivo los funiculares y teleféricos 4. No se permitirá fumar en los transportes ferroviarios y marítimos, excepto en cubierta al aire libre. No obstante, podrán reservarse vagones o camarotes completos o departamentos para fumadores, incluyendo cabinas de literas y camas, utilizadas por más de una persona, siempre en cuantía igual o inferior al 36 por ciento del total de plazas nera, los más favorables a la iniciativa son personas no enganchadas Me parece maravilloso, era un incordio estar en el bar con aire contaminado Nos tachan de intransigentes sin tener en cuenta la gravedad del tema señalaba una joven, haciendo referencia a los nocivos efectos que anuncian las cajetillas Fumar perjudica seriamente su salud, etc. Pero también hay gente más comprensiva No vería mal que se reservara algún coche especialmente para ellos; al fin y al cabo, padecen una enfermedad Las agencias de viajes ya ha recibido la notificación oportuna indicando que desde ahora todas las plazas son de no fumador y si por equivocación se teclea la opción contraria, el ordenador responderá: no hay Así, como ya sucediera hace 5 años en otros medios de transporte público, los fumadores se verán obligados a controlar su dependencia hacia la nicotina también en los trenes. La sociedad nos condena al ostracismo de forma hipócrita. Por esa regla de tres, ¡que prohíban las tabacaleras! protestaba uno de los perjudicados. Adiós a nuestro último reducto... lamentaba. maba en Atocha una usuaria habitual. Una cosa es que restrinjan el vicio y otra, que nos obliguen a cortar por lo sano apostilló AINHOA LARREA MADRID. Se acabaron los malos humos en el transporte público... o casi. Primero fueron los desplazamientos aéreos domésticos e internacionales, marítimos (excepto en cubierta) y terrestres por metro y autocar, en virtud del Real Decreto 192 88 sobre Limitación en la venta y uso del tabaco y las modificaciones aplicadas por el R. D. 1293 99. A partir de mañana, la prohibición de fumar se extiende a los trenes que realicen un trayecto inferior a cinco horas, una medida que, en la práctica, afecta al 98 de la red ferroviaria estatal. La polémica está servida. No somos delincuentes clamaba en Atocha una usuaria de Renfe. Una cosa es que restrinjan el vicio y otra, que nos obliguen a cortar por lo sano apostilló. En la misma línea, otro viajero indicaba que los sistemas de ventilación deberían bastar para satisfacer a todos. Está científicamente demostrado que renuevan el aire cada pocos segundos ¿No es suficiente con destinarnos a vagones de apestados? comentaban dos amigos indignados. Según la disposición anunciada en octubre de 2004 por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, la prohibición de fumar implica al total de convoyes de cercanías, regionales y AVE, incluyendo cafeterías, servicios y plataformas (además del 68 de la circulación de Grandes Líneas, dado que el Según la compañía, ya era una práctica frecuente que los fumadores solicitasen plazas de no fumador Nos condenan al ostracismo de forma hipócrita. ¡Que prohíban las tabacaleras... protesta un afectado resto- -66 trenes- -efectúan un recorrido superior al límite fijado) una especificación particularmente molesta para quienes juzgan imposible trasladarse de Madrid a Pamplona en el Altaria sin encender un piti Consciente de los problemas que la normativa ocasionará a los más adictos, Renfe ha llevado a cabo un programa formativo de atención especial a fumadores. ¿Su finalidad? Que tanto interventores como supervisores sean capaces de abordar correctamente las situaciones de ansiedad, irritabilidad o nerviosismo que se presenten. No obstante, fuentes de la compañía prevén que la orden no será tan mal acogida como algunos piensan: Resulta curioso, pero muchos fumadores solicitan plazas de no fumador les gusta ir en coches limpios La demanda de billetes es masiva en favor de esos asientos, se trata de una práctica si no habitual, frecuente Cigarro en mano, varios pasajeros secundaron la idea y dijeron afrontar su entrada en vigor con esperanza A ver si de ésta lo dejo... repetían. Aunque, como no podía ser de otra ma- Un vicio fuera de lugar Quejas y lamentos aparte, la cruzada anti- tabaco sigue imparable en todos los frentes: recientemente, la empresa de Howard Weyers, en Estados Unidos, ha amenazado con despedir a los trabajadores que se nieguen a dejar el vicio, la ciudad de San Francisco ha prohibido fumar en los parques públicos, e incluso Cuba, paraíso de los habanos, acaba de poner en marcha un reglamento que limita su consumo. En España (que el pasado jueves ratificó el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco) mañana le llega la hora a los trenes, donde más de uno será cazado in fraganti en los lavabos, por lo que Renfe tendrá que recurrir de la experiencia recogida en otros medios de transporte para lidiar con pasajeros desobedientes Y todo ello, salvando las dificultades que en su momento tuvieron que afrontar los responsables de aviones, metros, buses y embarcaciones, donde la gente terminó por asumirlo concluyen desde Iberia.