Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid LUNES 31 1 2005 ABC (Viene de la página anterior) final de cada maleta. Unas, libres de sospecha, seguirán su camino hacia el campo de vuelo. Otras serán sometidas a controles añadidos para confirmar o descartar su contenido peligroso. Si el avión se dirige a Estados Unidos o Israel, no hay duda: el equipaje pasará por el dispositivo completo. De esta actividad rutinaria se encargan los operadores del centro de pantallas, una sala donde se examinan las imágenes capturadas por rayos X Estos empleados determinarán lo que se debe hacer con ese equipaje que ha disparado las primeras alertas. De confirmarse las sospechas, su único destino posible es el tomógrafo, un aparato más sofisticado que hace análisis tridimensionales del equipaje. Mientras estas máquinas trabajan- -hay seis instaladas por todo el aeródromo- la cadena de distribución ordinaria sigue engullendo decenas de maletas y desviando de forma automática aquellas que no le gustan. Según fuentes de la dirección general de Siemens Dematic, tan fácil es alterar su recorrido como devolverlas a la cinta general de traslado de equipaje. La forma de hacerlo es totalmente automática y basta una leve oscilación del cajón que las desplaza para alterar su rumbo y desviarlas a cadenas alternativas donde aguardan las inspecciones. Si finalmente se comprueba que una maleta contiene algo peligroso, por ejemplo explosivos, hay dos contenedores dispuestos en Barajas para proceder a su detonación. El equipaje que deba hacer un enlace viajará a 10 metros por segundo en bandejas de alta velocidad Las máquinas de rayos X y los tomógrafos chequean las maletas antes de pasar a las bodegas de los aviones que recorren nuestras pertenencias hasta embarcar en el avión en las terminales actuales. El día que se ponga en servicio la T- 4, las bandas transportadoras cubrirán una distancia equivalente a un viaje de ida y vuelta a Guadalajara. En total, más de 90 kilómetros de cintas animadas que serpentearán por la nueva terminal y su edificio satélite a una velocidad media de 2 metros por segundo. Bandejas de alta velocidad El viaje también se hará bajo tierra. Un túnel de más de dos kilómetros de longitud enlazará ambos inmuebles para intercambiar el equipaje de los pasajeros. Si se trata de viajeros en tránsito, es decir, aquellos que deben realizar un enlace, los porteadores serán unas bandejas de alta velocidad, que deslizarán cada maleta a diez metros por segundo. El sistema instalado en la T- 4 estará listo en marzo y costará 250 millones de euros. Hasta aquí el funcionamiento lógico. Sin embargo, la facturación en un aeropuerto, sobre todo si es de grandes dimensiones como Barajas, puede convertirse en cuestión de segundos en un Doscientos operarios en la T- 4 Ningún bulto se libra de pasar por todo este rosario de dispositivos. De hecho, desde comienzos de 2004, España se comprometió a inspeccionar el cien por cien de su equipaje y su carga. Sesenta personas se encargan actualmente de supervisar todo este proceso en varios turnos. En la nueva terminal, la plantilla podría superar los 200 operarios. Por las noches Barajas se descarga de trabajo y es el momento ideal para reparar averías en los circuitos dice un portavoz. Le toca el turno entonces a los mecánicos, que engrasan los motores, ajustan las bandas de facturación y se encargan del mantenimiento mecánico, eléctrico y de software. De momento, son 12 los kilómetros Estos escáneres hacen un análisis tridimensional del interior de la maleta. En total son 6 unidades repartidas por todo el aeropuerto Tomógrafo a Si el escaneado no encuentra nada, se vuelve a meter la maleta en la cadena principal de distribución IB 8544 5 Si la maleta tenía algo sospechoso, el cajón oscila y deja caer su carga en otra cadena IB 8544 IB 8544 La cadena de distribución recorre un circuito sin fin IB 8544 IB 174 5 Cadena de distribución IB 174 5 IB 1745 IB 174 5 IB 1745 Las cintas depositan cada maleta en una plataforma Asignador de códigos Centro de control 4 Rayos X Un aparato lee el código de barras de cada maleta y lo asigna a la plataforma donde está depositada. De esta forma se sabe en todo momento dónde está cada maleta y a dónde tiene que ir Rayos X 3 IB 8544 IB 174 Todo el equipaje se escanea en 42 máquinas de rayos X repartidas por todo el aeropuerto. Un ordenador manda las imágenes sospechosas a un centro de control donde son visualizadas por policías IB 8544 En este centro de control se decide si la maleta tiene que ser analizada por los tomógrafos o no tiene nada y sigue su camino 5 Tanto si se encuentra algo sospechoso o no, las maletas van a la cinta de distribución Cinta principal Todas las maletas de facturación van a parar a esta cinta única que recorre toda la terminal IB 174 Selector automático IB 8544 AV 2 44 IB 174 5 75 cm 10 IB 8544 0 c m 2 5 Dimensiones máximas: 50 cm IB 8544 IB 174 5 1 1 Ventanillas de facturación Aquí es donde empieza todo el proceso. Con el billete de vuelo se asigna un código de barras a cada maleta Código de barras. Es importante que esté en lugar visible. Se pueden pegar varios en cada maleta y contiene toda la información del vuelo IB 8544 IB 1745 IB 1745 DESTINO: KYOTO Maleta con un arma Maleta normal IB 1745