Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 1 2005 Internacional 25 Ciudadanas iraquíes hacían cola ayer para votar en un colegio electoral de Suleimaniya, localidad kurda del norte del pais AFP Tranquilidad y alta participación en las zonas kurdas y el norte del país En ciudades como Suleimaniya, los votantes rondaban el 90 por ciento b El independentista Movimiento para el Referéndum del Kurdistán colocó sus propias meses a la salida de los colegios electorales para conocer el respaldo a su iniciativa MARÍA SANCHO. SERVICIO ESPECIAL ERBIL (KURDISTÁN IRAQUÍ) La nota más destacada de la jornada electoral de ayer en el norte de Irak fue sin duda la excepcional normalidad con la que transcurrió el día. Incluso en la inquietante Kirkuk, donde tantos temían lo que podía ocurrir, la nota dominante fue la tranquilidad. Kurdos, árabes, turcomanos y asirios votaron en sus diferentes barrios sin apenas incidentes. Ademas de las elecciones al Parlamento Nacional y a los Consejos Municipales, al igual que en el resto del país, aquí se votaban otras dos consultas. Una era la oficial, para elegir la Asamblea Regional Kurda, y la otra, extraoficial, organizada por el Movimiento para el Referéndum del Kurdistán, que colocó sus propias mesas a la salida de los colegios electorales. Consulta no oficial En esta última votación, los kurdos depositaron una papeleta en la que debían señalar si quieren pertenecer a un Estado Federal Iraquí o si querrían la independencia para el Kurdistán. En los últimos meses los organizadores de la campaña han recogido dos millones de firmas a favor de su causa y ayer intentaban saber cuál es el sentir de la mayoría. El Kurdistán juega un importante papel en la construcción del Estado iraquí y así parece haberlo considerado una mayoría de su población que, a falta de confirmación definitiva, habría acudido a las urnas en más del 60 por ciento. El día amaneció soleado en Erbil, la capital regional, al igual que en las demás ciudades del país. El tráfico de vehículos particulares fue escaso ya que hacía falta una autorización. Autobuses especiales se encargaron de llevar a la gente de un extremo a otro de los barrios para que pudieran ejercer su derecho al voto. Podían verse familias enteras, con miembros de varias generaciones, dirigirse paseando tranquilos hacia los colegios electorales. Allí les esperaban los profesores de la propia escuela. En el colegio Ishtar (por la diosa a la que está dedicado el templo de Erbil desde hace 4.000 años) el director explicó que ellos, los docentes, han sido los encargados de toda la organización en el interior de los edificios A cada votante se les entregaba una papeleta sábana con las 111 opciones para el Parlamento Nacional. La mane- ra de identificar al partido consistía básicamente en la cifra que identificaba al número de candidatos que incluía. En esta elección, al igual que en la regional, los dos partidos principales kurdos, la Unión Patriótica del Kurdistán y el Partido Democrático del Kurdistán, han unido sus candidatos a los del partido kurdo islamista moderado (Unión Islámica del Kurdistán) al Partido Comunista del Kurdistán, a los Caldeos (los católicos, de entre los cristianos iraquíes) a una parte de los turcomanos, y a otros partidos de ideologías diferentes, unidos por el interés de hacer valer una voz kurda en este nuevo periodo del país. Alegría por la tranquilidad En el resto de la ciudad había poca actividad, pero algunos comercios abrieron, y todo el mundo hablaba con alegría de la tranquilidad que evidentemente se respiraba en toda la región. Fuentes de ciudades otrora conflictivas como Halabja, señalaban cómo el almuédano, al igual que durante los últimos días, llamó por la mañana al rezo e invitó a los fieles a acudir a votar. Suleimaniya, la segunda ciudad de la región, ofrecía las cifras de participación más altas, con cerca de un 90 por ciento según las primeras estimaciones. Como apuntaba una joven estudiante, no queremos que decida por nosotros ningún terrorista