Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 1 2005 Nacional 21 La propuesta de Barreda de cancelar el trasvase a Murcia y Alicante abre un nuevo conflicto por el agua entre regantes y socialistas de las tres Comunidades. El PP dice que es una cortina de humo para enmascarar la derogación del trasvase del Ebro como solución Tajo- Segura, otra bomba de relojería para el PSOE en Castilla- La Mancha y Murcia TEXTO: M. BUITRAGO F. ROJO M. CONEJOS FOTO: ABC Mientras que el Gobierno de Murcia, presidido por el popular Ramón Luis Valcárcel, sostiene que se está creando un problema que no existe con los desembalses de agua del Tajo al Segura, con la finalidad de desviar la atención sobre el derogado trasvase del Ebro; los regantes y el PSOE murciano perciben más nítidamente que existe un peligro real sobre el futuro de este acueducto que acaba de cumplir 25 años de existencia. La exigencia del Gobierno de Castilla- La Mancha de poner fin a este trasvase se traduce en una andanada diaria contra su línea de flotación, que en las últimas semanas está resquebrajando la negativa inicial del Gobierno de Rodríguez Zapatero, que considera intocable esta obra. Hasta ahora, el Gobierno socialista ha aprobado la derivación a Murcia y Alicante de las máximas cantidades de agua que permiten las reglas de explotación: tres envíos en junio, octubre y enero de 114 hectómetros cúbicos cada uno. El objetivo de Castilla- La Mancha es tener voz y voto en la Comisión de Explotación y poder vetar o limitar los desembalses al sur. Esta guerra tiene como trasfondo la sequía que se recrudece en la cuenca del Segura. Los agricultores temen un verano peor que el de 1994. Barreda se conformaría, de momento, con lograr que una parte de los caudales que cada tres meses se aprueban con destino al Segura se quedase en Castilla- La Mancha, pues considera inadmisible que no revierta en la región ni una sola gota del agua que pasa a lo largo de 300 kilómetros por tierras castellano- manchegas. De momento, La Junta ha recurrido los 114 hectómetros cúbicos del trasvase aprobados hace un par de semanas y amenaza con recurrir cualquier otra derivación a través del trasvase que en el futuro incluya agua para regadíos en la zona del Segura. Otro de los objetivos prioritarios de Barreda es incluir en la reforma del Estatuto de autonomía de Castilla- La Mancha las medidas necesarias para retener los recursos que se generan en esta Comunidad. Peleas de familia PSOE de Castilla- La Mancha: Pretende, a medio plazo, que se derogue el trasvase Tajo- Segura y, a corto plazo, participar en las decisiones que tome la Confederación Hidrográfica y que parte del agua se quede en la región. PSOE de Murcia: A favor de blindar el trasvase Tajo- Segura. Afirma que las pretensiones de sus compañeros socialistas castellano- manchegos son diabólicas y rozan lo inconstitucional PP de Castilla- La Mancha: No se define claramente en contra del trasvase. Se limita a pedir el cumplimento del Plan Hidrológico y pide saber el destino de los 81 millones de euros que los regantes murcianos han pagado en compensaciones por el Tajo- Segura. PP de Murcia: Reivindica el mantenimiento del trasvase Tajo- Segura, pues considera que tiene derechos históricos sobre él, así como la recuperación del trasvase del Ebro y del Plan Hidrológico, pues la desalación no garantiza el futuro económico de la región. Asaja de Castilla- La Mancha: Respalda la estrategia de la Junta que preside Barreda, para que se paralicen los envíos al Segura y el agua se quede para regadíos en la región. Asaja de Murcia: Respalda la política del Ejecutivo regional que lidera Ramón Luis Valcárcel en defensa de los trasvases y del PHN. ahora la más activa en contra de los envíos de agua a Murcia. En Guadalajara temen que Entrepeñas vuelva a presentar una imagen como ésta de 1994 hay que luchar con las mismas armas que el presidente de Castilla- La Mancha, su compañero de partido José María Barreda, que piensa aplicar una iniciativa similar para conseguir que se derogue. El dirigente socialista no ha dudado en lanzar sus críticas contra Barreda, a quien ha acusado de planificar una estrategia diabólica contra el trasvase, tachando de inconstitucional el intento de paralizarlo. El presidente Ramón Luis Valcárcel ha rechazado hasta ahora las propuestas del secretario socialista murciano, porque considera que el trasvase está suficientemente garantizado por dos leyes y un decreto que aprueban y regulan los desembalses desde el Tajo al Segura. El Gobierno regional, del PP, sostiene que la obra no tiene fecha de caducidad y considera una irresponsabilidad que se plantee su blindaje. Ramón Luis Valcárcel está convencido de que se está creando un problema que no existe con el objetivo de desviar la atención pública sobre el derogado trasvase del Ebro. Ramón Luis Valcárcel, que se ha mostrado partidario de contribuir a resolver los problemas hídricos de Castilla- La Mancha, sigue esperando a que la ministra Cristina Narbona se siente a hablar con él y con José María Barreda para alcanzar un acuerdo que satifaga a las dos Comunidades autónomas. Prudencia del socialismo valenciano Desde la Generalitat Valenciana se asiste con preocupación a la presión que el Gobierno castellano- manchego está ejerciendo para poner fin a varias décadas del trasvase Tajo- Segura. El consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, se muestra muy gráfico al señalar que el Ministerio de Medio Ambiente ha abierto el melón con la derogación del tasvase del Ebro, y le caben pocas dudas de que la aportación de agua desde el Tajo a la cuenca del Segura es ya objeto de debate en el Gobierno central. El Partido Socialista en la Comunidad Valenciana ha sido muy cauto cuando han trascendido las intenciones de sus colegas castellano- manchegos de clausurar el Tajo- Segura. La presión social que ha soportado el PSPV tras la derogación del trasvase del Ebro le recomienda máxima prudencia en este nuevo frente, muy nocivo para sus aspiraciones electorales. Los regantes se fían de Zapatero Por su parte, el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo- Segura, que es quien más tiene que perder en este conflicto, ya ha advertido que no piensa tolerar que se politice la Comisión técnica que decide los desembalses de agua. Los regantes guardan como un tesoro la carta que les envió José Luis Rodríguez Zapatero, transmiténdoles que estuvieran tranquilos sobre el futuro del acueducto, a la vez que respaldaba a la ministra Cristina Narbona, quien hasta la fecha ha considerado intocable este trasvase. La organización murciana de Asaja mantiene una postura diametralmente opuesta a su homóloga de Castilla- La Mancha, hasta Valcárcel recurre a la ley En la Región de Murcia, a diferencia de Castilla- La Mancha, no existe un frente común para defender el Trasvase Tajo- Segura. El más beligerante es, paradójicamente, el secretario general del PSRM- PSOE, Pedro Saura, quien ha propuesto que se reforme el Estatuto de Autonomía para blindar el acueducto de por vida a través de una disposición adicional. Saura cree que