Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE LUNES 31 1 2005 ABC (Viene de la página anterior) chas de las funciones que ahora asume serían desempeñadas por la Ertzaintza, cuyo mando supremo corresponde al lendakari. Así, el Gobierno vasco controlaría todas las funciones gubernativas y de seguridad el régimen de la Ertzaintza, la Protección Civil, el salvamento marítimo y las competencias en materia de tráfico. Sólo en las misiones que el Gobierno vasco atribuye como competencia exclusiva al Estado (Defensa, control de explosivos, sistema monetario, régimen aduanero y Marina Mercante) podrían participar las fuerzas y Cuerpos de Seguridad españoles Al igual que otros preceptos del plan Ibarretxe, estos relativos a la seguridad atentan sin disimulo contra varios aspectos de la Constitución, entre ellos el 149.29, que concede al Estado en exclusiva la seguridad pública, sin perjuicio de Policías autonómicas. Hacienda General de Euskadi Hacienda ya no seríamos todos El Título V del plan Ibarretxe es todo un canto a la independencia económica y financiera de Euskadi, con el establecimiento de un renovado Concierto económico con el Estado español y con el arbitraje de mecanismos oportunos que permitan la participación directa de las instituciones vascas en la Unión Europea para contribuir a la definición de la política económica de ésta De igual modo, asumiría funciones exclusivas en materia de defensa de la competencia, se crearía un Consejo Económico y Social Vasco, como órgano consultivo, y un Tribunal Vasco de Cuentas Públicas. También sería significativa la creación de una Hacienda General de Euskadi, que entre otras funciones tendría la de gestionar los ingresos derivados de las transferencias de la Unión Europea, misión que compete al Estado. La autonomía financiera queda recogida en el artículo 60 del plan, en virtud del cual la Comunidad de Euskadi tendrá autonomía fiscal y financiera para el desarrollo y ejecución de las competencias reconocidas en el presente Estatuto Un golpe en la línea de flotación del artículo 31 de la Constitución, que bien podría resumirse en aquel famoso lema de que Hacienda somos todos Atutxa, a su llegada al Congreso el pasado día 14 para presentar el texto del plan Ibarretxe ERNESTO AGUDO Ibarretxe hablará una vez y podrá seguir el debate desde la tribuna de invitados Hay órdenes de no dejar pasar a la Cámara a ningún representante batasuno palabras del lendakari, intervendrá José Luis Rodríguez Zapatero, y seguidamente todos los Grupos, de menor a mayor representación C. DE LA HOZ MADRID. Juan José Ibarretxe podrá exponer su nuevo estatuto vasco sin demasiadas rigideces de tiempo, con la generosidad propia que se dispensa a los invitados, pero una vez acabada su intervención sólo podrá seguir el resto del pleno en calidad, precisamente, de invitado, desde la tribuna habilitada para estos fines. A falta de que la Cámara vasca elija hoy oficialmente a su representante, pero después de que el propio Ibarretxe dijera que será un honor ir a Madrid, hay que recordar que el formato reglamentario impide que Ibarretxe participe en réplicas, dúplicas o contrarréplicas. Sólo hablará una vez y las objeciones que pueda presentar deberán ser vehiculadas a través de las intervenciones de los portavoces del PNV, Joseba Erkoreka, y de EA, Begoña Lasagabaster (en el Grupo Mixto) socios del tripartito vasco. En todo caso, su plan también recibirá el apoyo de otros grupos como ERC, CiU y buena parte del Mixto. Que Ibarretxe no suba al estrado más que en una ocasión es el mecanismo habitual cuando un miembro de un Gobierno autonómico defiende en el Parlamento nacional alguna iniciativa que afecta a su territorio y es el que practican incluso las Cámaras reb Tras las gionales, entre ellas la vasca, cuando las Juntas Generales de cualquiera de las tres provincias acude al Parlamento autonómico. Tras la intervención de Ibarretxe, -que, en teoría, no debería superar media hora pero que es previsible que se alargue- vendrá el turno del Gobierno en caso de que quiera tomar la palabra. Dando por seguro que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, intervendrá, cabe recordar que el Ejecutivo puede participar en los plenos cuando quiera y sin límite de tiempo. A continuación vendrán los repre- Representación en el exterior Embajadas y ¿consejero de Exteriores? La instauración de una política exterior propia es casi la última contribución del plan al mayor desafío planteado hasta ahora contra la Constitución. El Gobierno vasco contaría con la potestad de suscribir acuerdos, convenios y protocolos con otros países, dispondría de embajadas y oficinas diplomáticas propias en el exterior y aspiraría a tener presencia propia en organismos internacionales, como Naciones Unidas o la Unesco. Incluso, el plan prescribe que si España firma acuerdos con otros países que supongan una alteración o restricción de las competencias del Estatuto vasco, ello exigirá la autorización previa de las instituciones comunes vascas Todo ello obligaría, previsiblemente, al Gobierno vasco a nombrar un consejero- ¿o ministro propio? -de Asuntos Exteriores. Temor a incidentes en el Congreso Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vigilarán mañana especialmente los alrededores de la Carrera de San Jerónimo ante el temor de que puedan producirse incidentes mientras se debate el plan secesionista en el Congreso de los Diputados. Esta vigilancia pretende evitar que se reproduzcan los incidentes ocurridos cuando el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, se reunió con el presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín. Atutxa fue increpado por algunos extremistas. sentantes del resto de los Grupos Parlamentarios de menor a mayor, empezando por el Mixto y acabando por el Grupo socialista de la Cámara. Esta es una cuestión, sin embargo, que no está cerrada y que podría modificarse durante la reunión de la Junta de Portavoces de mañana por la mañana, sin descartarse que el PP defienda que se varíe el orden y sea de mayor a menor, de modo que a las palabras de Zapatero rechazando el plan se unieran de manera inmediata las del PSOE y las del PP sin dejar pasar antes todo un rosario de intervenciones. Cada Grupo no tendría más que diez minutos para fijar posición. Cabe recordar que se trata de un debate de totalidad, en el que, como tal, no se admiten enmiendas, y los portavoces tan sólo deben exponer las razones por las que apoyan o rechazan una iniciativa. No hay previsto turno de réplica aunque el presidente de la Cámara Baja, Manuel Marín, siempre facilita el debate. Mensaje desde Madrid La expectación generada por este pleno se dejará sentir en la tribuna de invitados que experimentará un lleno total. No estarán los diputados autonómicos batasunos y es que Juan María Atutxa recibió el mensaje desde Madrid de que éstos tienen plenos derechos en la Cámara vasca, pero no aquí y no se estaba por dejarles franquear las puertas del Palacio de la carrera de San Jerónimo. No vendrán, ya que, como es habitual en ellos, no se prodigan demasiado por la capital.