Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE LUNES 31 1 2005 ABC El proyecto secesionista aprobado por el Parlamento vasco el 30 de diciembre desaparecerá esta semana del escenario jurídico- legislativo con sólo un mes de vida. El motivo: se oculta bajo la apariencia de una reforma estatutaria que no es tal y, en todo caso, abre en canal la Constitución Hoja de ruta de la inconstitucionalidad TEXTO: MANUEL MARÍN MADRID. Si no fuera porque el lendakari, Juan José Ibarretxe, ha hecho casus belli de su sueño independentista forzando un jaque al entramado constitucional tejido en 1978, su plan podría reducirse al fracasado guión adaptado de una de esas malas películas que, obligadas a basarse en la narración de un buen libro, terminan plasmándose en la pantalla viciadas por el libre albedrío de un guionista que se permite la más nociva de las licencias: interpretar el texto de manera que el original resulte irreconocible. Desde esa perspectiva, cada fotograma del plan secesionista no hace sino desviarse deliberadamente de lo que cada una de las páginas de la Constitución española prevé, con el objetivo de dejar en papel mojado elementos tan esenciales de la Carta Magna como la llamada cláusula constitucional de soberanía, contenida en su artículo 1: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado De ahí en adelante, prácticamente los 69 artículos de que se compone la tragicomedia ideada por Ibarretxe en su Propuesta de Reforma del Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi están viciados de inconstitucionalidad. Hasta 104 vulneraciones flagrantes de la Constitución halló en noviembre de 2003 la Abogacía del Estado. Batasuna, en las urnas Se instaura una Ley de Partidos propia Se atribuye a las instituciones vascas el desarrollo constitucional, en el ámbito de la Comunidad de Euskadi, del ejercicio de los derechos y deberes fundamentales que garantizan la representatividad y participación de la ciudadanía en la vida política, económica y social a través de los partidos políticos A estos efectos, por ley del Parlamento vasco se establecerá el régimen de creación, reconocimiento, organización y extinción de partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales en la Comunidad de Euskadi Así reza el artículo 11.2 del nuevo Estatuto vasco, que de facto supondría la no aplicación en ese territorio de la vigente Ley de Partidos Políticos, que permitió la ilegalización de Batasuna. Según este artículo, la mayoría del Parlamento vasco, y no los Tribunales, decidirían qué partidos pueden presentarse a las urnas. Errasti, Ibarretxe, Madrazo e Imaz tras aprobarse el plan en la Cámara vasca TELEPRESS cionales, pero de manera expresa con el 2, en virtud del cual la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles Este artículo reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que integran la nación, pero en ningún caso el derecho de autodeterminación que se atribuye Ibarretxe. tziotz (Villaverde de Trucíos) cuando se manifiesten libre y democráticamente a favor de su integración Euskadi dispondrá de símbolos propios de representación de su identidad nacional, tanto en el interior como en el exterior Además, la adquisición, conservación y pérdida de la nacionalidad vasca, así como su acreditación serán reguladas por el Parlamento vasco, siendo compatible la doble nacionalidad vasco- española. Estos preceptos del plan soberanista no sólo atentan contra la indisoluble unidad de España, sino también contra el artículo 11 de la Carta Magna, que establece la española como única nacionalidad posible. Además, el artículo 4 de la Carta Magna no prevé que la ikurriña, por ejemplo, pueda ser utilizada en actos oficiales en el exterior como pretende el lendakari. Relaciones con el Estado español De Estado a Estado, de tú a tú El establecimiento de Euskadi en un régimen de libre asociación implicaría una disgregación del Estado español que permitiría una relación desde el respeto y el reconocimiento mutuo y que atribuiría a las instituciones de la Comunidad de Euskadi la potestad para regular y gestionar la realización de consultas democráticas a la ciudadanía vasca por vía de referéndum Consulta que serviría, por ejemplo, para determinar cómo deben ser las relaciones con el Estado español y sus Comunidades autónomas y en el ámbito europeo e internacional En el caso de que los vascos quieran alterar íntegra o sustancialmente el modelo y régimen de relación política con el Estado español ambos se entenderán comprometidos a garantizar un proceso de negociación para establecer las nuevas condiciones Siete territorios en dos Estados Atenta contra la cláusula de soberanía El preámbulo del plan Ibarretxe es en sí mismo el frontispicio de un proyecto de obra condenado a no ejecutarse cuando afirma, como primera providencia, que el pueblo vasco o Euskal Herria es un pueblo con identidad propia en el conjunto de los pueblos de Europa, depositario de un patrimonio histórico, social y cultural singular, que se asienta geográficamente en siete territorios actualmente articulados en tres ámbitos jurídico- políticos diferentes ubicados en dos Estados Se refiere a las tres provincias de la Comunidad del País Vasco, a Navarra y a los territorios vascos de Iparralde- -Lapurdi, Behe Nafarroa y Zuberoa- a ambos lados de los Pirineos. A ello, Ibarretxe añade su voluntad de formalizar un nuevo pacto político para la convivencia (con España) basado en el derecho de autodeterminación de los pueblos Este pacto político se materializa en un nuevo modelo de relación con el Estado español, basado en la libre asociación y compatible con las posibilidades de desarrollo de un Estado compuesto, plurinacional y asimétrico Todas estas previsiones chocan con varios artículos constitu- Nación vasca y doble nacionalidad Vulnera la indisoluble unidad de España El Título Preliminar establece que los vascos se constituyen en una comunidad vasca libremente asociada al Estado español en un marco de libre solidaridad con los pueblos que lo componen bajo la denominación de Comunidad de Euskadi o Euskadi y añade que podrán agregarse los enclaves de Trebiñu (Treviño) y de Villaverde de Tur- Convenios propios con Navarra Revés al artículo 145 de la Constitución Otra de las expresiones impregnada de inconstitucionalidad alude a la competencia que se atribuye Euskadi para celebrar convenios y acuerdos de cooperación con Navarra y los territorios de Iparralde, imponiendo al Estado la obligación de respetarlos en todo caso Con esta previsión, el plan Ibarretxe da por invalidado abiertamente el artículo 145 de la Constitución, que prescribe el concurso de las Cortes Generales para autorizarlos. Respecto a Iparralde... no hay ningún territorio ni en España ni en Francia como identidad jurídica propia con ese nombre. El plan vulnera abiertamente la llamada cláusula de soberanía rompiendo la unidad nacional Se arroga un centenar de competencias en materia legislativa, financiera y social que corresponden al Estado No a la suspensión de competencias Golpe al artículo 155 de la Constitución El plan Ibarretxe apela a una lealtad institucional recíproca entre Euskadi y España a través de un pacto político en virtud del cual ambos deberán agotar todos los instrumentos de cooperación y de prevención de conflictos que se establecen en el presente Estatuto, renunciando en todo caso al establecimiento o al ejercicio legal unilateral de medidas coercitivas de cumplimiento obligatorio para la otra parte Este artículo, el 14.2, esconde la decisión de los vascos de hacer caso omiso, por ejemplo, de lo previsto en el artícu-