Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 1 2005 71 Editan la biografía del judío que rehabilitó a Schindler y a otros hombres justos de la Alemania nazi Plácido Domingo triunfa en su reaparición en el Liceo de la mano de Wagner y su Parsifal Películas con más candidaturas Mar adentro (15) Película, Director (Alejandro Amenábar) Actor protagonista (Javier Bardem) Actriz protagonista (Lola Dueñas) Actor de reparto (Celso Bugallo) Actriz de reparto (Mabel Rivera) Actor revelación (Tamar Novas) Actriz revelación (Belén Rueda) Guión original, Fotografía, Música original, Dirección de producción, Dirección artística, Sonido, Maquillaje y peluquería. Tíovivo c. 1950 (6) Película, Actor revelación (Jorge Roelas) Fotografía, Diseño de vestuario, Maquillaje y peluquería, Dirección artística. Crimen Ferpecto (6) Actor protagonista (Guillermo Toledo) Actor de reparto (Luis Varela) Actriz revelación (Mónica Cervera) Dirección de producción, Sonido, Efectos Especiales. El Lobo (5) Actor protagonista (Eduardo Noriega) Actriz de reparto (Silvia Abascal) Dirección de producción, Montaje, Actor revelación (Guillermo Toledo) Inconscientes (5) Actriz de reparto (Mercedes Sampietro) Guión original, Música original, Diseño de Vestuario, Maquillaje y peluquería. La mala educación (4) Película, Director (Pedro Almodóvar) Dirección de producción, Dirección artística. Roma (4) Película, Director (Adolfo Aristaráin) Guión original, Fotografía. El séptimo día (4) Director (Carlos Saura) Actriz de reparto (Victoria Abril) Actor de reparto (Juan Diego) Dirección artística. Incautos (3) Montaje, Sonido, Canción original. Astronautas (3) Dirección novel (Santi Amodeo) Actriz revelación (Teresa Hurtado) Diseño de vestuario. Héctor (3) Actor de reparto (Unax Ugalde) Actriz revelación (Nuria Gago) Actor revelación (Nilo Mur) El Guggenheim se tiñe de azul Klein Una retrospectiva revisa la corta pero fértil trayectoria del artista francés b Obsesionado por transmitir lo inmaterial, empeñado en abarcar el vacío, Yves Klein hizo de las pinturas monocromas su bandera. Pero eran sólo las cenizas de su arte NATIVIDAD PULIDO BILBAO. Tan interesante resulta la obra como la vida de este artista, que murió a los 34 años de un ataque al corazón, en plena efervescencia creativa, lo cual no impidió que nos legara dos millares de obras, realizadas en apenas siete años. Ciento cincuenta de ellas (la mayor antología que se le ha dedicado) pueden verse repartidas entre las salas 103 y 105 del Museo Guggenheim de Bilbao. Es un exhaustivo repaso por todos los lenguajes, técnicas y estilos que cultivó Yves Klein, comenzando por los monocromos. Ya en 1955 presentó una obra naranja, que está presente en la muestra y que fue rechazada en el Salón des Réalités Nouvelles. El motivo, que era de un solo color y esto, decían, no era suficiente para construir una pintura. Ha llovido mucho desde entonces y hoy nadie discute la pintura monocroma, de la que Klein fue un auténtico maestro. Pero si hay algo que se asocie a este artista es el color azul. No un azul cualquiera, sino un azul ultramarino muy característico que consiguió con ayuda de un amigo químico y que patentó con el nombre de IKB (International Klein Blue) Con él tiñó lienzos (encerrados en cajas de plexiglás) el cuerpo de modelos que hacían las veces de brocha viviente, relieves de esponja, tapices de lana, biombos... Hasta un exvoto que dedicó a santa Rita de Casia. Para él, este color era el que mejor podía transmitir lo inmaterial, su obsesión vital. Junto al azul, el rosa y el dorado conforman su santa trinidad colorista. Anthropométrie à Campagne- Première obra de Klein de 1960 HARRY SHUNK Cinturón negro cuarto dan y entrenador de la selección española de Judo La suya es una biografía inusual para un pintor, con datos tan curiosos y extraños como que fue cinturón negro cuarto dan de Judo y entrenador de la selección española de este deporte. Su relación con España fue muy intensa. Vino antes y después de su estancia en Japón (allí se interesó por la filosofía zen y la búsqueda de la perfección) Vivió en Madrid, donde pudo codearse con los poetas del Café Gijón; visitó Toledo, donde quedó deslumbrado por la pintura de El Greco... De su paso por nuestro país quedan un diario de 80 páginas que se exhibe en la muestra y que, gracias al ordenador, se puede hojear completo; apuntes de la Semana Santa y la guitarra española... Aquí, además, se gestó el Klein artista: hizo un catálogo con pinturas monocromas que no existían; sólo eran soñadas. Es el germen de su arte conceptual. Mis pinturas- -decía- -son las cenizas de mi arte Un ser especial, un iluminado El recorrido de la exposición, comisariada por Olivier Berggruen e Ingrid Pfeiffer, arranca con una primera sala que desvela al visitante una amplia biografía y cronología- -ilustrada con fotos y vídeos- -de Yves Klein. Su viuda, Rotraut, y el marido de ésta, Daniel Moquay, director del archivo Klein, son el alma de este proyecto. Forman un poco convencional ménage- à- trois muy bien avenido: ella conserva aún los apellidos de sus dos maridos. El segundo mima la obra del primero desde hace 37 años. Hablan de Klein con devota pasión y rendida admiración. No descartan, si hallan financiación, dedicarle un museo en algún lugar del mundo. Le retratan como un ser especial, espiritual, un iluminado Hijo, marido y Otros largometrajes candidatos Haz conmigo lo que quieras Frío sol de invierno Fuera del cuerpo Cosas que hacen que la vida merezca la pena María querida No te muevas Cachorro El año del diluvio Diarios de motocicleta Las voces de la noche El maquinista Atún y chocolate Isi Disi El milagro de Candeal Romasanta El puente de San Luis Rey Seres queridos Horas de luz Torapia Los balunis en la aventura del fin del mundo P. 3. K. Pinocho 3000 Supertramps Klein patentó un color azul ultramarino con el nombre de IKB (International Klein Blue) Para él, era el que mejor transmitía lo inmaterial, su obsesión vital padre de artistas (su hijo Yves, que nació dos meses después de su muerte, trabaja en temas de inteligencia artificial) Soñaba con el vacío: protagonizó una famosa fotografía, Salto al vacío en la que el artista flota sobre la calle, y creó El vacío una sala desnuda con las paredes pintadas de blanco. Sus detractores afirmaban que vendía viento El Guggenheim tiene en su colección dos piezas de este artista: una Gran antropometría azul y una fuente de fuego en el estanque (es el único museo que la tiene activa) La exposición se completa con cosmogonías y relieves planetarios, un bosque de esculturas... Como curiosidad, se ha montado en la Sala Fish una espectacular obra efímera de 12 por 21 metros con arena cubierta de pigmento puro azul Klein, que acompañará al célebre Snake de Richard Serra. Esta sala tendrá desde el 6 de junio nuevos inquilinos: siete piezas monumentales del gran escultor harán del Guggenheim de Bilbao un santuario para los amantes del trabajo de Serra. Yves Klein Museo Guggenheim de Bilbao. Del 31 de enero al 2 de mayo