Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 1 2005 Los domingos 63 que nadie lo descuelgue. Guillermo Rodríguez, tío del soldado fallecido, hermano de Rodrigo, vecino también de la polvorienta calle de Morales, dice que están destrozados que quizá hayan salido, no quieren hablar. Cree que la muerte de su sobrino no ha valido la pena, como las dos organizaciones formadas por ex combatientes que de manera más ostensible han tratado de hacer oír su voz contra la campaña iraquí: Operación Verdad y Veteranos de Irak contra la Guerra. Sean Huze se alistó en los marines poco después de los atentados del 11 de septiembre y desembarcó en Irak, convencido de que estaba haciendo lo que era necesario, 16 meses después. En su relato al New York Times del pasado domingo, Huze recordaba cómo le incomodaba que su padre, un antiguo miembro de la Guardia Nacional, expresara sus dudas sobre las razones que la Casa Blanca esgrimía para invadir Irak. Hoy, todo eso ha cambiado escribe Neela Banerjee: Obsesionado con la muerte de civiles que ha contemplado, el cabo Huze se ha convertido en uno de los pocos, pero cada vez más, veteranos de la guerra de Irak que ha formado o se ha unido a otros grupos para oponerse a la guerra o criticar la forma en que se está librando El amargor de Irak A comienzos de enero había enviado por fin a la Alcaldía de El Cenizo, a nombre de Oralia Reyes, una fotocopia del reportaje que ABC publicó el 20 de octubre, titulado Hasta El Cenizo llega el amargor de Irak Le pedía que hiciera llegar un sobre con otra copia a la familia Rodríguez. No sé si la recibieron antes de que el amargor se hiciera sólido. Les deseaba en una nota que si su hijo no había regresado aún, pronto lo hiciera. La mirada de Juana María Rodríguez, y su presentimiento de que algo malo le podía pasar a su hijo se me quedaron grabados desde aquella mañana de octubre. Por eso no dejaba pasar ni un solo día sin buscar los nombres de los muertos En algún momento del mes de diciembre de 2003 llegué a la conclusión de que las armas de destrucción masiva no estaban allí y de que Sadam Husein no tenía nada que ver con el 11 de septiembre. Ahora que llevo dentro de mí todo lo que he experimentado en Irak, no tengo nada para librarme de ello confesó Sean Huze al Times el mismo diario donde este sábado figurab, bajo el epígrafe nombres de los muertos la nueva lista de los 37- -infantes de marina en su inmensa mayoría- -que fallecieron el pasado miércoles: el día más letal para las tropas enviadas a Irak para implantar una democracia que sirva de ejemplo e inspiración para todo el mundo árabe como insiste en proclamar el presidente Bush. El cabo Huze, abrumado por las atrocidades de las que fue testigo en Irak, espera el definitivo dictamen médico que le incapacite para el servicio. Cuando empezó a pensar lo mismo que su padre y vio que nada tenía para justificar lo que había presenciado y lo que había hecho en Irak, llegó a una conclusión que expresa como ciudadano, no como infante de marina: Me sentí traicionado, lleno de rabia y deprimido Hoy se celebran elecciones en Irak. Rodrigo Rodríguez y Juana María Rodríguez Velasco posaban en octubre con la foto de su hijo, Juan, infante de marina nada la vida de nuestros hijos. Si quiere guerra, que mande a sus hijas Hablaba Juana María Rodríguez, de 50 años, como si pensara mucho cada palabra, con un cansancio antiguo, como si le huyeran las fuerzas, aunque cuando se despachó contra el presidente fue como si dejara escapar un pensamiento que le estrangulaba el alma, una idea que no la dejaba vivir. Aceptaron que les fotografiara en el recibidor, con la imagen de su hijo ausente, enmarcada, entre ellos. Desde entonces, desde aquella mañana tórrida de octubre en El Cenizo, don- ABC Ahora que llevo dentro de mí todo lo que he experimentado en Irak, no tengo nada para librarme de ello, confesó Sean Huze al Times AP de parece mentira que vivan 5.000 almas, la mayoría no tiene los papeles en regla y sirve de vado para inmigrantes ilegales que cruzan el río cuando la patrulla de fronteras no mira, cada día llegaba a la página donde figuran los nombres de los muertos y comprobaba, con alivio, que en la lista no figuraba ningún Rodríguez ningún vecino de El Cenizo, donde casi todos hablan español. Fue su fundadora, Martha Cadena, propietaria de una inmensa finca que empezó a vender en parcelas en los años sesenta del siglo pasado, quien así bautizó el lugar: porque ése era el color de los toros que, bajo el sol texano, allí pastaban. Hasta el domingo 16 de enero. VELASCO, Juan R, 23, cabo de marines; El Cenizo, Tex. Al principio pensé que no, que no sería él. Llamé a la alcaldía de El Cenizo y pregunté por Oralia Reyes, pero quien respondió al teléfono fue otro Reyes, Raúl, el nuevo alcalde. Sí, era el hijo de Rodrigo Rodríguez. Ha sido muy lamentable y doloroso para la familia. Un mazazo Como su predecesora en el cargo, Raúl Reyes también es demócrata, hispano y no está de acuerdo con la guerra. Juan Rodrigo Rodríguez Velasco fue enterrado el 21 de enero en el cementerio de Laredo, a una veintena de kilómetros de El Cenizo. Acudió una representación de los marines. Un ala del instituto de Laredo donde estudió el muchacho que murió siendo siete años más joven que su bisabuelo español recibirá su nombre. El alcalde ha propuesto que cada 21 de enero se conmemore el día de Juan Rodrigo Rodríguez Velasco El teléfono de la familia suena sin