Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 1 2005 Sociedad 55 Expertos aseguran que no se puede cuantificar el riesgo de consumir carne de cabra Agricultura no ha detectado ningún caso del mal de las vacas locas en cabras en España b La Agencia Española de Seguri- dad Alimentaria asegura que el riesgo alimentario es prácticamente imposible e insiste en la garantía sanitaria de la leche y el queso ABC MADRID. El Comité Científico de Riesgos Biológicos (Biohaz) de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria- -la agencia que controla la calidad y seguridad de los alimentos en la Unión Europea- -ha asegurado que existen lagunas de información importantes que no permiten, en este momento, cuantificar los riesgos de encefalopatía espongiforme bovina (EEB, el mal de las vacas locas relacionados con el consumo de carne de cabra El Biohaz, a través de un comunicado que se transmitió a todas las agencias de los alimentos de los países de la UE, señala también que todavía no se ha calibrado la trascendencia del caso de infección de EEB en una cabra en Francia. La Comisión Europea anunció el viernes que un grupo de investigadores había confirmado que una cabra sacrificada en Francia hace tres años estaba afectada por el mal de las vacas locas La infección con priones- -las proteínas causantes de las encefalopatías espongiformes transmisibles- -fue confirmada casi tres años después de su sacrificio por el complicado método de análisis que requiere, aunque ya está disponible un test rápido. La Comisión pretende ahora incrementar las pruebas a las cabras durante al menos seis meses, realizando 200.000 pruebas adicionales en animales sanos. Con los resultados, y en caso de detectarse esos priones, se determinará si se trata de una EEB o del scrapie otra encefalopatía que afecta a las ovejas y que no se transmite al hombre a través de la alimentación. Estadísticas de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria señalan que en España sólo han detectado dos casos de scrapie en cabras desde 2002, frente a 63 en Francia o 40 en Grecia. Además, el Biohaz considera que para calibrar los riesgos de EEB relacionados con el consumo de carne de cabra, serán imprescindibles los resultados de un mayor número de controles en cabras, tal y como propone la Comisión Europea. El Comité espera poder aportar mayor información sobre la seguridad de la carne de cabra y productos cárnicos caprinos antes de julio. La presidenta de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, María Neira, señaló que el riesgo para la cadena alimentaria es prácticamente imposible A la vez informaba de que las autoridades europeas estudiarán la in- tensificación de los programas de control e insistía en la imposibilidad de transmisión de la enfermedad a través del consumo de leche o quesos. Cabra estabulada en una explotación ganadera del centro de Francia AFP