Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid DOMINGO 30 1 2005 ABC Onda Seis emite hoy una corrida de la feria de San Blas Onda Seis emite hoy a partir de las 19: 30 horas, desde la localidad madrileña de Ajalvir, una de las corridas de toros de la primera feria taurina de la temporada española, que celebra las fiestas de San Blas. Actuarán delante de las cámaras de Onda Seis Televisión los toreros madrileños Gómez Escorial y Rafael de Julia con el alcarreño Sánchez Vara en un encierro de Jódar y Ruchena. El 012 ofrece nuevos servicios a partir del martes El teléfono de información 012 de la Comunidad ofrecerá sus nuevos servicios a partir del martes, 1 de febrero, incluyendo las retrollamadas (devolución de la llamada una vez estén disponibles los datos solicitados por el ciudadano) y el envío de mensajes a móvil y al correo electrónico sobre convocatorias de oposiciones. También habrá el envío telemático de información y de impresos. Cervantes en un laberinto de luz se estrena en Alcalá de Henares El espectáculo multimedia Cervantes en un laberinto de luz que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha organizado para conmemorar el IV Centenario de la Primera Edición de El Quijote se podrá contemplar a partir de este fin de semana desde las 19. 30 hasta las 21. 30 horas. El montaje, que cambiará cada mes, se compone de luz, sonido y música, además de proyecciones sobre edificios históricos. Dos siglos y medio de historia, 5.000 especies vegetales, 1.397 árboles, un herbario con más de un millón de ejemplares y una biblioteca con 10.000 dibujos originales conforman una singular institución que en 2001 recibió el reconocimiento de Gran Instalación Científica Europea La trastienda del Real Jardín Botánico TEXTO: MABEL AMADO FOTOS: JAIME GARCÍA MADRID. El 17 de octubre de 1755, Fernando VI ordenaba la creación del Real Jardín Botánico de Madrid para que en estos Reinos se adelante el importante estudio de la Botánica... Con 2.000 plantas recogidas por José Quer, la primigenia instalación científica se levanta a orillas del río Manzanares, en la Huerta de Migas Calientes. Comienza así la historia de una de las instituciones botánicas con más solera que ahora se prepara para celebrar sus 250 años de existencia. Con épocas esplendorosas- -auspiciando expediciones científicas a territorios de la Corona española- -y episodios de abandono- -guerras, segregaciones de terreno y hasta un ciclón- -desde 1781 está situado en el emblemático Paseo del Prado. Fue Carlos III quien dio instrucciones para su traslado, haciéndose cargo del proyecto los arquitectos Sabatini y Juan de Villanueva. Era una época de interés por la Botánica española y el Real Jardín fue cambiando su fisonomía. Se construyeron tres terrazas escalonadas- -de los Cuadros, de las Escuelas Botánicas y del Plano de la Flor- la verja que rodea el Jardín, los emparrados y el invernáculo llamado Pabellón Villanueva. llo. Incluso instaló un pequeño zoológico que doce años después fue trasladado al Jardín del Buen Retiro. Pero concluye el siglo XIX con una instalación casi paupérrima: un jardín mermado en hectáreas y arrasado por un ciclón, que derribó, en 1886, 564 árboles de gran valor. Comienza el siglo XX con nuevos bríos- -fue declarado Jardín Artístico en 1942- -que duraron poco. Finalmente, y con el ánimo de devolverle su estilo original, en 1974 se cierra para afrontar grandes obras de restauración. En 1981, coincidiendo con el bicentenario de su traslado, reabre sus puertas y las obras son inauguradas por los Re- yes. Comienza entonces una época de grandes proyectos, como el moderno invernadero de exhibición, y en el que ya se contabilizan, como en la actualidad, 5.000 especies vegetales y 1.397 árboles. Por su historia, su legado y su trabajo, en 2001, junto con el Museo Nacional de Ciencias Naturales, recibió el reconocimiento de Gran Instalación Científica Europea en atención a la excepcional singularidad e interés científico de sus colecciones. Algo que pocos madrileños conocen. Diarios de viajes Es la trastienda del jardín, compuesta por un herbario con más de un millón de pliegos, una de las mejores bibliotecas botánicas de Europa con valiosos manuscritos y un archivo con cerca de 10.000 dibujos originales y diarios de viaje de las expediciones científicas del siglo XVIII. Como afirma Mauricio Velayos, vicedirector del Jardín Botánico, el herbario cumple dos misiones importantes, En 1781, abandonó su antiguo emplazamiento en la Huerta de Migas Calientes y se trasladó al Paseo del Prado ser testigo de investigaciones, por ejemplo de la búsqueda de la quina, del cultivo de la canela, de la recogida de plantas del Nuevo Mundo, del rastreo Expediciones científicas Conforme transformaban sus espacios, se patrocinaban expediciones a América y al Pacífico, se encargaban dibujos de grandes colecciones de láminas de plantas y se aumentaban los fondos de su espectacular herbario. Y es que ya entonces su actividad se articulaba en torno a tres ejes fundamentales: la investigación científica, las colecciones y la divulgación y difusión de sus trabajos. Tras una época de abandono provocada por la guerra de la Independencia, en 1857, con Mariano de la Paz Graells como director, se realizaron reformas que aún hoy perduran. Por ejemplo, el particular invernadero que lleva su nombre y que en su origen se alimentaba de leña y estiércol de caba- A mediados del siglo XIX, el entonces director del Real Jardín Botánico, Mariano de la Paz Graells, ordenó la creación del singular invernadero que lleva su nombre