Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional DOMINGO 30 1 2005 ABC Más de 900.000 internautas han entrado desde mayo de 2004 en la página web de los Servicios de Inteligencia israelíes. Muchos lo hacen, incluidos 18.000 musulmanes, a la caza y captura de trabajo LA SEMANA INTERNACIONAL A toda vela con el Mosad TEXTO JUAN CIERCO. CORRESPONSAL UN FUTURO CON PIES DE BARRO No eran verdad los argumentos para justificar la invasión. No es verdad que las elecciones sean democráticas y libres. Ojalá este Irak que nace hoy tenga un mañana, al menos, en paz SEBASTIÁN BASCO JERUSALÉN. El éxito ha superado todas las previsiones. Nadie, ni el más perspicaz agente de los perspicaces Servicios de Inteligencia israelíes, el Mosad, podía imaginarse tal poder de convocatoria, incluso en países musulmanes que no mantienen siquiera relaciones diplomáticas con Israel. Desde que en mayo de 2004 el Mosad lanzara su página web (www. mossad. gov. il) a la caza y captura de futuros agentes, más de 900.000 personas de todo el mundo han navegado hasta ese puerto de tanto prestigio, en parte ya oxidado, a la caza y captura de un trabajo bien remunerado. O no, según los puestos ofrecidos. De esos 900.000 candidatos a servir en misiones especiales para el Estado judío, un tercio son israelíes; un 20 por ciento se tiró al mar desde Norteamérica, mientras que un 22 por ciento lo hizo desde Europa Occidental. Pero no son estas las procedencias más llamativas. Unos 18.000 internautas, sólo el 2 por ciento de los que atracaron en su página web, eran musulmanes y árabes de países (Irán, Siria, Arabia Saudí, Yemen, Libia) que consideran a Israel un enemigo al que combatir y, a ser posible, eliminar de la faz de la Tierra. Página de inicio de la web oficial del Mosad nistro de Finanzas, Benjamín Netanyahu, de reducir a la mínima expresión su plan de pensiones en la Ley de Presupuestos. Así resultaba muy difícil no ya asociarse a generaciones de combatientes y oficinas de servicios secretos anónimos dedicados y leales a su pueblo y a su país como reza una de las proclamas incluidas en dicha página web del jefe del Mosad, Meir Dagán, sino siquiera cubrir la nómina mínima de empleados para garantizar su eficacia. Los anuncios en la Prensa tuvieron su impacto, sobre todo ABC Hazañas en la red Cambian los tiempos. Cambian las cosas. Se transforman y maquillan los símbolos. El Mosad lo ha sido de Israel durante décadas. En la propia página web se recogen algunas de sus hazañas, entre la que destaca por encima de todas el secuestro en 1960 en Argentina del criminal nazi, Adolf Eichmann, juzgado y ejecutado en Israel un año después. Pero hace tiempo que el Mosad no pasa por sus mejores momentos y algunos sonados fracasos lo han atestiguado muy a su pesar. De hecho, hace poco más de tres años, la red de espionaje más reputada del mundo junto a la CIA y al MI- 6 tuvo que anunciarse en la Prensa de Israel para conseguir personal. Los agentes pedían por aquel entonces la jubilación anticipada o aceptaban ofertas de la empresa privada. Las condiciones laborales no eran las mejores y empeoraron aún más con la decisión del mi- por lo llamativo del caso, pero la respuesta de los candidatos fue relativa. Todo lo contrario ha sucedido en los últimos meses con la ayuda de internet. Agentes especiales En las próximas semanas se superará el millón de visitantes. En los últimos meses, muchas de estas personas anónimas (pese a rellenar un formulario en inglés o hebreo la confidencialidad de sus datos personales está garantizada) han cubierto puestos de trabajo tan dispares como conductores de autobús, camareros, ingenieros, psicólogos, profesores de idiomas y... agentes especiales. Entre las misiones de éstos últimos: recabar información secreta en el extranjero; impedir el desarrollo o la compra de armas no convencionales por países enemigos; prevenir ataques terroristas contra Israel o contra sus ciudadanos en el exterior; planear y llevar a cabo operaciones especiales más allá de las fronteras de Israel... Y todo eso, y mucho más, con internet como primer y exitoso anzuelo. Unos 18.000 internautas, el 2 por ciento de los que entraron en la web, eran musulmanes de países (Irán, Siria, Yemen, Libia) que consideran a Israel un enemigo oy empieza el futuro. Nace de una trabajosa cópula entre dos fraudes masivos. Este es el día cero del año cero del nuevo Irak. O puede que el principio de la cuenta atrás hacia su desaparición como Estado. Hoy acuden los iraquíes a unas urnas instaladas sobre dos falacias. La primera de estas mentiras ha sido ya más que explicada, pero conviene recordarla. No era cierto que Sadam dispusiera de armas de destrucción masiva o de medios para conseguirlas. Era falso que su régimen mantuviera contactos estrechos u objetivos comunes con Al Qaida. Era errada también la tesis de que Irak suponía un peligro para Occidente. Como era incierto el corolario de que el mundo sería más seguro sin Sadam. Falaz, asimismo, la táctica de llevar la democracia a Oriente Próximo a golpes de invasión y guerra. El segundo de estos engaños se desarrolla hoy mismo. Es meridianamente falso que estos comicios sean libres y democráticos. Ni siquiera a un dictador obnubilado, ni al tirano más obtuso, se le ocurriría presentar como democráticas y libres unas elecciones en las que los candidatos permanecen en el anonimato para no ser asesinados, en las que la violencia ha impedido siquiera un simulacro de campaña electoral, en las que penden sobre los electores las amenazas de un coche bomba o el disparo de un francotirador a las puertas de los centros de votación, en las que los periodistas apenas pueden asomarse a las ventanas de los hoteles, en las que no hay observadores internacionales porque nadie garantiza su seguridad, en las que un ejército de ocupación se encarga de organizar su desarrollo... No hay que ser inteligente, sino realista, para establecer que la verdad en ambos aspectos es, más o menos, como sigue: tras la sangrienta sorpresa del 11- S, la Casa Blanca decide que Estados Unidos, si quiere mantener su estatuto de supremacía en el mundo, debe devolver el golpe centuplicado, lo que además tal vez permita evitar el siguiente; Al Qaida es el blanco, pero es un objetivo difuso, abstracto, difícil de golpear, por lo que se apunta a una diana concreta y se invade Afganistán; eso no basta y la justicia infinita evoluciona y se convierte en justicia ejemplar hay que escarmentar a los regímenes islámicos, ya que muchos de ellos apoyan el terrorismo de una u otra manera; se elige a Irak por varias razones- -porque Bush padre dejó la tarea inconclusa; porque Sadam es odiado y está débil tras años de embargo; porque, entre vecinos tan poco fiables como Irán y Arabia Saudí, hay que asegurar la segunda reserva petrolífera del planeta. Derribado el enemigo, es necesario convencer al mundo de que lo ha sido por una buena causa. La democracia. La libertad. Se llega así al desarrollo de la segunda falacia: elecciones libres y democráticas. Pero la historia es lo que tiene, que no hay vuelta de hoja. Llegados, pues, a este punto, vale pulpo como animal de compañía. Miremos hacia otro lado, tapémonos la nariz y aceptemos estos comicios como punto de partida del nuevo Irak. Tendrá los pies de barro. Y esperemos que los americanos no salgan corriendo, que es lo que al parecer les pide el cuerpo. H