Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 1 2005 Internacional 35 Protestas contra el Gobierno chino en el funeral de Zhao Ziyang Las fuertes medidas de seguridad no impiden algunas manifestaciones de descontentos controlada por Pekín, cerca de 2.000 personas, entre ellas el cuarto alto representante del Partido Comunista, despidieron a Zhao Ziyang PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Casi dos semanas después de su muerte a los 85 años, y bajo una estrecha vigilancia policial, ayer fue incinerado en Pekín Zhao Ziyang, el ex primer ministro de China y secretario general del Partido Comunista depuesto en 1989 por intentar detener de forma pacífica la matanza de Tiananmen. Sorteando a los centenares de agentes que alejaban a empujones a los numerosos periodistas congregados, cuyo acceso a la ceremonia fue vetado por el Gobierno, cerca de 2.000 personas asistieron a este funeral celebrado en el Cementerio de la Revolución de Babaoshan. Pero las exequias por este dirigente caído en desgracia, que pasó los últimos 16 años de su vida bajo arresto domiciliario por reunirse en la plaza de Tiananmen con los estudiantes que luego fueron masacrados por el Ejército, distaron mucho de los pomposos funerales de estado que tanto se prodigan en los regímenes totalitarios. Debido a las discrepancias entre la familia y el Ejecutivo, que se niega a rehabilitar a Zhao Ziyang y sigue acusándolo de confraternizar con los contrarrevolucionarios no se leyó ningún panegírico en honor del difunto, tal y como manda la tradición china. Por este motivo, los asistentes, a los que se les prohibió traer coronas de flores desde sus casas, sólo pudieron cumplir la parte del ritual que consiste en mostrar sus respetos postrándose tres veces ante el cadáver, cubierto con una b En una ceremonia bandera del Partido. Aunque al acto faltaron importantes personalidades como el primer ministro Wen Jiabao, quien en 1989 acompañó a Zhao Ziyang en su encuentro con los universitarios pero luego se salvó de la purga al unirse al ala dura del Politburó, sí acudieron algunos de sus viejos camaradas y el cuarto alto representante del Comité Permanente del Partido Comunista, Jia Qinglin, quien dio el pésame a los parientes en nombre del Gobierno. En el exterior, mientras tanto, un amplio cordón policial tomó por completo los alrededores para impedir que los disidentes o las madres de las víctimas de Tiananmen se manifestaran en el funeral. Los únicos que pudieron desafiar las draconianas medidas de seguridad fueron una docena de peticionarios como se conoce aquí a los cen- Bailarines disfrazados despiden ayer en Pekín a los pasajeros rumbo a Taiwán tenares de miles de personas que, amparándose en una vieja norma imperial, apelan ante el Gobierno como última instancia para denunciar las injusticias que han sufrido. POOL Por el espíritu de Zhao Portando una pancarta y una cinta en la cabeza donde rezaba Por el espíritu de Zhao, contra la corrupción del Gobierno Wang You Yen, una mujer de 78 años, lloraba desconsolada mien- tras criticaba al Ejecutivo por no dejarnos honrar la memoria de un buen hombre Junto a ella, Chang Waiwen, de 72, lucía una flor blanca en el ojal en señal de duelo y protestaba contra la violación de los derechos humanos y los crecientes abusos y desigualdades que sufre China Pero todas sus quejas fueron acalladas bruscamente por la Policía cuando, tras varios momentos de tensión, otros manifestantes osaron sacar unos retratos de Zhao. China y Taiwán reanudan sus vuelos comerciales P. M. D. PEKÍN. China y Taiwán, enfrentados desde que la Guerra Civil dividió al país en 1949, ya están un poco más cerca. Exactamente once horas, que es el tiempo que antes se empleaba en viajar, con escalas en Hong Kong o en algún país del sureste asiático, desde el continente hasta la isla situada al otro lado del Estrecho de Formosa. Pasadas las nueve y media de la mañana de ayer, un avión de China Airlines que había partido una hora antes de la provincia de Guangzhou se convirtió en el primer vuelo directo entre ambos territorios en 56 años al aterrizar en el aeropuerto Chank- Kaishek de Taipei, irónicamente dedicado al líder del Kuomintang que se refugió en la isla con sus tropas nacionalistas tras ser derrotado por las fuerzas comunistas de Mao Zedong. A este aparato, que transportaba a 227 empresarios taiwaneses afincados en el continente, siguieron otras siete aeronaves, una de los cuales partió de Pekín poco antes de las ocho de la mañana tras una ceremonia a la que asistió el propio nieto de Chan- Kaishek en representación del Gobierno de Taiwán. Una muestra más de que esta iniciativa puede servir para desbloquear las tensas relaciones entre Pekín, que considera a la isla una provincia más y reclama su soberanía, y Taipei, dividida entre los independentistas y los partidarios de la reunificación con el continente. Al menos de momento, los 48 vuelos charter previstos sólo se prolongarán hasta el 29 de febrero porque su único objetivo consiste en acercar a sus hogares al millón de taiwaneses que vive y trabaja en China con motivo del Nuevo Año Lunar, que se celebra el próximo día 9. Esperemos que se convierta en un servicio regular, ya que es un ahorro de tiempo y de dinero explicó a la agencia Afp Chen Wei- nan, secretario general de una asociación empresarial de la isla que opera en el continente. Y es que las relaciones comerciales entre ambas partes superaron el año pasado los 53.668 millones de dólares tras incrementarse un 34 por ciento con respecto al ejercicio de 2003.