Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 1 2005 Los sábados de ABC 101 EL GUINDO MÓNICA F. ACEYTUNO EL FRÍO DE LAS MONJAS ué frío tienen que estar pasando las monjas de Tricio, en el pequeño convento blanco, cubierto de nieve, aislado en su aislamiento. Decía la tía Rosario que el hábito de carmelita descalza- -marrón, oscuro y áspero como una manta del ejército- -daba calor en verano y frío en invierno. Y sin embargo ella tuvo hermosos vestidos y coche de caballos según me contaban, pero como le negaron meterse a monja se escapó de casa con catorce años y fundó este convento de carmelitas descalzas, donde yo la recuerdo con los ojos sonriendo tras unas gafas redondas de pasta negra, asomada toda ella a la ventana blanca de la toca, pura luz, pura alegría, junto a la oscuridad del hábito y de las rejas con pinchos. Qué rara se me hacía aquella voluntaria clausura. Hasta me molestaban las campanas al principio del verano; después ya ni las oía porque el oído termina siempre por hacer oídos sordos a los sonidos rutinarios. De vez en cuando, el viento traía sus voces onduladas si cantaban, o sus conversaciones durante la recreación en el huerto que lindaba con nuestro jardín, y eran tan inocentes como las de un niño o un anciano: hay que ver cómo ha crecido esta higuera A veces, salía una novicia llorando, porque no servía para el silencio y la pobreza. Mi hermano Mariano, que las admira muchísimo, cuenta el chiste de un señor que hace voto de silencio para ingresar en la Orden de La Trapa, donde se le permite decir dos palabras cada diez años. Pasa el tiempo y va junto al prior; a ver, hermano, qué quieres decir. Comida mala Otros diez años en silencio y vuelve junto al prior: Cama dura Y otros diez años, y dice: Me voy Vaya hombre, pues casi mejor, porque desde que llegó no ha dejado de quejarse Yo, que tuve una adolescencia pesadísima, me llegué a quejar de que no se hicieran estas monjas misioneras, pero ahora me doy cuenta de que decir aquello fue tan absurdo como clamar para que los poetas se dediquen por fin a escribir algo práctico, no sé, por ejemplo las instrucciones de las lavadoras. Tienen que estar muriéndose de frío las monjas de clausura, mientras no dejan de rezar por todos nosotros, por las almas de los que creen en Dios, y por las almas de los que no creen ni en el alma. Q años está prohibida su caza. La tradición de comer cocodrilo se da entre la gente del río y aunque hay criaderos el sabor no es el mismo. ¿La cocina amazónica es la más exótica, peculiar y genuina de sabor de Brasil? -En sabor sí, porque es lo que la selva ofrece en cada estación: la seca y la de lluvias. ¿Siguen tomando coco a la hora del aperitivo? -Sí, su sabor es muy rico y su agua tiene muchas sales minerales, que ayudan a hidratar cuando hace calor. ¿Cuál es el plato de su cocina de diario? -En un 90 por ciento el arroz y los frijoles. ¿La feijoada, que nació en los barracones de los esclavos, es el plato turístico? -Es el plato más festivo y el máximo exponente de la cocina tradicional brasileña. ¿Como país productor de café, tienen muchas recetas con él? -No, poquísimas. Sólo en el postre, y eso que el café es un fruto que está tostado y puede combinar bien con otras cosas que están tostadas, como pescados, carnes o salsas. Atala pelando un enorme palmito para hacer su peculiar lasaña