Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 1 2005 Sociedad 55 Religión Más de 200 entidades católicas pactan movilizarse contra la política educativa y social del Gobierno Constatan que el Ejecutivo ignora y menosprecia los planteamientos confesionales b El Pacto por los Derechos y las Libertades anuncia manifestaciones a favor del ejercicio efectivo de la libertad de enseñanza y de religión y exige una mesa de diálogo JESÚS BASTANTE MADRID. Más de 200 asociaciones católicas han suscrito esta semana en la Universidad San Pablo- CEU de Madrid el Pacto por los Derechos y las Libertades en el que las entidades firmantes salen al paso de los últimos proyectos legislativos del Gobierno socialista- -que chocan con la visión católica de la realidad en España- al tiempo que manifestamos nuestra decisión de movilizarnos en defensa de los derechos humanos y en particular de los relativos a la dignidad de la persona, al matrimonio, la familia, la educación, la justicia social y el ejercicio efectivo de la libertad de enseñanza y de religión El documento, que consta de diez puntos, viene motivado por el hecho objetivo de que el Gobierno español, a pesar de sus reiteradas manifestaciones por el diálogo, no lo practica con las organizaciones que representan a los católicos En opinión de las asociaciones firmantes- -entre las que se encuentran movimientos como los Focolares, Schoenstatt, Renovación Carismática, Asociación Católica de Propagandistas o la Acción Católica General de Madrid- el Ejecutivo socialista ha desencadenado un alud de cambios legislativos y actuaciones sin atender a ninguna de nuestras razones, declarándonos por esta vía ciudadanos excluidos Un grupo de católicos se concentró en la catedral de La Almudena de Madrid el pasado mes de diciembre ción en el contexto de nuestra sociedad En cuanto a la defensa del matrimonio, el Pacto por los Derechos y las Libertades rechaza el intento de legalizar como matrimonio las uniones de personas del mismo sexo por ser contraria a su naturaleza antropológica, a sus fines, a la Constitución Española, a los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos y Civiles, y a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, así como la equiparación de dichas uniones a la figura matrimonial Del mismo modo, los firmantes consideran que el proyecto de ley de agilización del divorcio puede significar, como advierte el informe del Consejo General del Poder Judicial, la introducción del repudio de doble dirección, lo que sería insólito en la legislación occidental Exigimos que se respete el derecho del niño que carece de padre y madre a ser adoptado y a que sus intereses sean los únicos a considerar advierte el manifiesto, que considera que la adopción no puede ser subordinada a derechos invocados por personas que desean adoptar, ni instrumentalizada por intereses políticos de lobbies y grupos de presión Finalmente, las asociaciones católicas, tras constatar que la sociedad española es plural aunque en una elevada proporción religiosa exigen el respeto efectivo al derecho de los pa- ERNESTO AGUDO La Iglesia hoy es un enemigo público En el otro extremo del debate suscitado sobre la presencia de lo católico en la vida pública se encuentra la asociación Europa Laica, presidida por el ex embajador de España en el Vaticano, Gonzalo Puente Ojea, quien esta semana ha acusado a la Iglesia española de estar acostumbrada al trato privilegiado apuntando que su actitud belicosa hacia el Gobierno sólo se explica en términos de juegos de poder En opinión de Puente Ojea, la Iglesia hoy en día es un enemigo público Para el diplomático, la Iglesia tiene demasiados privilegios y hay que quitárselos, porque realmente está ejerciendo una acción de desigualdad sistemática con respecto a las conciencias; pretendiendo que el Estado beneficie a unas conciencias en contra de otras, y si sigue así, la poca democracia que tenemos se va a evaporar Esta asociación ha instado a Gobierno a eliminar la enseñanza religiosa del sistema educativo, al tiempo que se pide la promoción de la educación laica. dres como primeros responsables de la educación de sus hijos y, por tanto, a la efectiva libertad de elegir centro escolar Este derecho, en opinión de los firmantes, incluye el recibir la formación en cultura ético- religiosa, bien de acuerdo con la orientación confesional de cada familia, bien desde la aconfesionalidad, con carácter obligatorio y evaluable, como corresponde a un conocimiento básico para la educación de la persona Respetar creencias y valores Los gobiernos- -señalaron los responsables de esta iniciativa- -ignoran sistemáticamente, cuando no menosprecian, los planteamientos que nacen de sectores confesional o culturalmente cristianos Por ello, el manifiesto reclama el respeto por la vía de los hechos a nuestras creencias y valores al tiempo que exige la creación de una mesa de diálogo con las agrupaciones católicas. El manifiesto es especialmente crítico con las políticas relativas a la defensa de la vida y el matrimonio. En este sentido, las entidades firmantes denuncian que la actual ley del aborto se incumple sistemáticamente hasta generar escándalos internacionales al tiempo que reclaman el respeto y apoyo a todas las personas para que puedan desarrollar una vida digna con especial atención a los que se encuentran en una situación de mayor debilidad y margina- Mayor presencia pública Los organizadores de esta iniciativa indicaron a este diario la intención de los cristianos de base por trabajar para organizarnos mejor con el fin de conseguir una mayor presencia pública que ahora no nos otorgan tanto en aspectos relacionados con la religión o el sistema educativo como en cuestiones relativas a la sanidad, el trabajo o los derechos políticos. Del mismo modo, lamentaron que los medios de comunicación presten atención a la opinión de la Iglesia sólo cuando los responsables de la Iglesia, sus obispos, formulan determinadas ideas Lo que proponemos no es, en último término, nada extraordinario- -apuntaron- Se trata de hacer entre todos una buena sociedad, convivencial, solidaria, fraterna, formada por personas que ejercen con criterio y responsabilidad las libertades inherentes a su condición de persona