Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional FORO ECONÓMICO MUNDIAL DE DAVOS SÁBADO 29 1 2005 ABC La vicepresidenta iraní asegura que su país necesita mucha más energía Schröder califica de imperativo que Irán no desarrolle la bomba nuclear RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL DAVOS. Masumeh Ebtekar, de 44 años, experta en inmunología, educación sanitaria y promoción de la mujer, ha reafirmado en el Foro Mundial de Davos la voluntad de la República Islámica de Irán, su país, por modernizarse, pero sin tener que incorporar Masumeh Ebtekar REUTERS el modelo occidental en la línea presentada por Malasia de cómo ser musulmán y a la vez una próspera y envidiada economía emergente. Ebtekar explicó ayer a ABC que Irán se está desarrollando muy rápido, hemos tenido un 7 por ciento de crecimiento el año pasado y esperan otro tanto este año. Su gobierno se ha- llaría embarcado en un ambicioso plan por el que el crecimiento crearía 800.000 puestos de trabajo al año para las nuevas generaciones, necesitamos planear nuestras necesidades energéticas a largo plazo Dichos planes, según insistió la vicepresidenta de Irán, requerirían de una búsqueda constante de nuevas fuentes de energía pese a reconocer que Irán posee las segundas reservas mundiales de crudo. Entre las opciones de nuevas energías aunque no es la única, una opción clara para nosotros es la investigación en la energía nuclear, tal y como hacen otros países Ebtekar subrayó que su país tiene el mismo derecho que otros, por supuesto siempre dentro del terreno de una aplicación pacífica Masumeh Ebtekar es la mujer más visiblemente situada de la política iraní, aunque en la práctica su puesto es inferior en rango al de un ministro. Fue aupada al puesto por el presidente, Mohamed Jatamí, en 1997, quien tras las elecciones de junio abandonará la jefatura del estado, pero el Consejo de Vigilancia de la Revolución ya ha dejado claro que la mujer sigue sin poder optar a la Presidencia de la república. Persuadir a Teherán El jefe de la agencia de supervisión nuclear de la ONU secundó en Davos al ex presidente Clinton y al canciller alemán Schröder en la petición de que los Estados Unidos apoyen a la Unión Europea, en su esfuerzo por persuadir a Teherán para que abandone el procesamiento de sustancias nucleares, a cambio de otros incentivos. Washington es pesimista con la fórmula y ha pedido a las Naciones Unidas sanciones contra la república islámica. Mohamed el- Baradei, director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, dijo que esperaba que, pese a las amenazas de represalia, los Estados Unidos finalmente pudieran comprometerse con los europeos en un diálogo con Irán El- Baradei calificó la cooperación iraní como por el momento positiva pero aún tenemos mucho que hacer y, en todo caso, estaba en las manos de Irán el edificar la confianza internacional necesaria sobre su programa. Schröder, por su parte, calificó como imperativo el que Irán no llegue a desarrollar la bomba, pero insistió en el diálogo advirtiendo que lo último que necesitamos es otra guerra en la zona es una región ya demasiado caliente El canciller defendió su compromiso en Afganistán, y con la preparación de la policía iraquí, en la lucha contra el terrorismo, y agregó que queremos que Irán pueda abandonar para siempre el uso de su poderío militar, si así es posible, pero debe ser por medios diplomáticos