Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 29 1 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Muy pocos españoles acumulan méritos que les hagan acreedores a ministros como la de Cultura EL DIOS GONZÁLEZ Hay en él comportamientos que revelan hasta qué punto tiene nostalgia de lo que fue, de lo que representó, del poder que tuvo durante trece años, de aquel dios por el que fue tenido en sus círculos de allegados nal en que se ha convertido N los días de gloria González. Ni siquiera en del Partido Socialista plan de burla. Sin embargo, a González se le llahay en él comportamientos maba el dios en los círcuque revelan hasta qué punlos periodísticos más próxito tiene nostalgia de lo que mos a La Moncloa. A Rosa fue, de lo que representó, del Conde eso le encantaba. Luepoder que tuvo durante trego vinieron los tiempos teCÉSAR ALONSO DE ce años, de aquel dios por rribles de Amedo y DomínLOS RÍOS el que fue tenido en sus círguez, Malesa y Filesa, Rolculos de allegados, devotos dán y Belloch. Mientras, a y seguidores. Se diría que aún quieMitterrand le descubrían amores re seguir apareciendo como alguien ocultos y viejos compromisos con históricamente necesario, insoslaVichy, y Bettino Craxi se vio obligayable, de algún modo insustituible. do a esconderse de la Justicia italiana en Hammamet. Por aquellos en ese empeño aparece en la vidías, periodistas amigos de Gonzáda política en momentos clave lez que acudían a La Moncloa para y en circunstancias muy especiaque aquél pudiera abrirles el corales. Como quien quiere demostrar zón nos describían al rey de los bonque ciertos hechos nacionales pasáis como alguien que había dejado san por él, por su voluntad, por su de ser dios para ser un pobre hominfluencia. Así, con pocos días de dibre acorralado por terrores nocturferencia ha querido dar una imagen nos. En aquellas circunstancias era de ubicuidad, de omnipresencia, obligado que Norberto Bobbio tupropia de aquel dios de los días de viera que levantar acta de defungloria. Se ha dejado ver en Marrueción de la izquierda. Propuso que cos y en Chile justo en las vísperas cambiáramos el término izquierde la llegada de los Reyes en un caso da por el de progresista y, consey coincidiendo con la visita de Zapacuentemente, el de derechas por el tero en Santiago de Chile. En Made conservador... Ya no estaba lo rruecos, con el inmensamente rico que quedaba de la izquierda como Carlos Slim; en Chile, con Flores, espara establecer grandes dicotopecialista en sacar de la vanguardia mías... del proletariado los guardianes Hoy a nadie se le ocurriría llamar más eficaces del capital. dios a este negociante internacioEn Marruecos quiso dejar tan sólo su estela. De un modo simbólico. Para que interpretáramos su presencia de forma imaginativa. Quizá para dejar constancia de que ese es su territorio, como hacen los perros cuando mean. En Chile quiso lanzar un mensaje sobre el momento por el que pasa la cuestión nacional Se ha pasado de la descentralización del poder a la centrifugación, ha dicho, y muchos han querido entender que él fue algo distinto a Zapatero, que él tenía sentido de Estado, que nada de lo que ocurre habría sucedido con él... Se gana, así, a quienes no quisieron ver cómo él comenzaba a debilitar el Estado, a repartirlo entre los rapaces nacionalistas, más allá de lo que podía corresponder a las obligadas transferencias. En el trapicheo con las competencias nos dio más de la cuenta porque le iba bien la negociación y el ventajismo. ELIPE cedió en las concepciones, en el abandono de la idea nacional. Preparó el festín con los comensales nacionalistas. A algunos les gustaría que toda esta deconstrucción estatal fuera cosa de última hora, de ZP, Carod y Patxi López. Todo viene de lejos. Nadie alentó más que él la deslealtad de los nacionalistas. Sólo que una vez que perdió el reino y se fue a vivir a los territorios de Slim y de Mohamed VI se permite estos lujos de viejo dios capaz aún de cegar con su resplandor a los que desde hace mucho tiempo padecen de ceguera. CINE Y POLÍTICA E L maestro Jaime Campmany y mi muy dilecto Carlos Herrera coincidían ayer en estas páginas al repasar alguna de las cosas que dice- -hacer, no hace- -la ministra de Cultura, Carmen Calvo, una de las joyas del gineceo gubernamental instalado por José Luis Rodríguez Zapatero en el olimpo del poder. No quisiera ser menos que mis aventajados colegas y, con tal fin, retomo y continúo las reflexiones que ayer provocaron a sus lectores. Es cierto, según la mostrenca afirmación democrática y electorera, que cada país tiene el Gobierno que se merece; pero, cuidado, sin entrar en detalles. Zapatero es el fruto de la voluntad popular expresada en las urnas. Nos lo merecemos; pero, más en profundidad, habría que discutir cada caso en concreto. Muy pocos españoles, por la derecha o por la izquierda, acumulan méritos que les hagan acreedores a ministros como la de Cultura. Tales niveles de castigo sólo se justifican en el supuesto de una maldad profunda y reincidente. En su costumbre de decir simplezas, aunque revestidas de la solemnidad suficiente para asemejarse al discurso del método la ministra dijo aquí, en ABC, que el cine español, pobrecito, ha perdido espectadores- ¡más de tres millones! -por la política hostil del PP. Es evidente que la política de los Gobiernos de José María Aznar, tan brillante en los asuntos económicos, nunca fue muy fina en asuntos y matices como los que afectan a la creación artística y la producción intelectual; pero, ojo al parche, que todavía hay clases. Entre las veinticinco películas españolas que, independientemente de su calidad, han convocado a más espectadores a las salas de cine, dieciséis se produjeron y estrenaron en los años del franquismo y siete en los tiempos del PP. Echen ustedes la cuenta de las que quedan para los años del felipismo e, incluso, los felices años de la UCD. Para buscar otro parámetro de comparación puede decirse, y resulta esclarecedor, que en los años socialistas de González se estrenó un promedio anual de medio centenar de películas españolas, una cifra que se duplica en los de Aznar con un récord de 122 películas en el año 2002. Incluso, a partir del 97 y sin contar el presente, cuatro cintas españolas- Secretos del corazón El abuelo Todo sobre mi madre y Hable con ella -fueron propuestas para los Oscar de Hollywood. Aznar cometió un pecado de hostilidad contra el cine español: mantener las subvenciones y codearse encandilado con sus politizados protagonistas; pero si alguien no puede denunciar tan significativo atentado- -donde hay subvención hay corrupción y no florece el talento- -es una ministra socialista que, creo que, sinceramente, está convencida de que sin subvención no hay solución. Eso de la libertad es materia delicada e impalpable y de ella, no de otro manantial, brota el cine que le gusta a la gente. Incluso a los españoles. E Y F REVISTA DE PRENSA les hacia la antigua URSS, censurando, ocultando y abandonando a su trágica suerte a los disidentes para conseguir contratos comerciales en Moscú. Havel escribe en Le Figaro: La UE está ensuciando los nobles ideales de libertad, igualdad y respeto de los derechos del hombre de su Tratado Constitucional, cuando acepta que sea Fidel Castro quien dicte a quién podrá invitarse o no invitarse en las embajadas europeas en La Habana. Es difícil imaginar una práctica más vergonzosa Siguiendo ese camino, continúa Havel, la UE va camino de aceptar que sean los militares de Putin quienes dicten a Europa su política en Chechenia. Y, pasado mañana, serán los dictadores árabes o africanos quienes impondrán sus criterios en materia de fraternidad El antiguo presidente de la República Checa estima que la nueva diplomacia hacia Fidel Castro anuncia una vía moralmente tortuosa, suicida y catastrófica para los fundamentos morales de Europa, por estas razones: ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Hacia la liberación de Milósevic? ¿Al rechazo del visado para el disidente ruso Sergey Kovalyov? ¿A pedir excusas a Sadam Husein? ¿A la apertura de negociaciones con Al Qaida? Para Havel, el indecente homenaje rendido a Fidel Castro es una vía moralmente desastrosa: Para Europa, se trata de un camino suicida. Creyendo que la mejor manera de favorecer la paz y la libertad es cerrar los ojos, se manifiesta indiferente hacia la libertad de los otros. Ese tipo de políticas sólo conducen a la guerra. A fin de cuentas, Europa comenzó a unirse para defender su libertad y sus valores, y no para sacrificar sus principios e ideales ante la infiltración progresiva de un estado de espíritu antidemocrático Havel espera que las nuevas democracias del Este, las que sufrieron la opresión militar totalitaria, se integren en la nueva UE para dar a sus instituciones un rumbo más enérgico. J. P. QUIÑONERO La UE suicida e indecente Le Figaro publica un artículo vitriólico de Vaclav Havel, antiguo presidente de la República Checa, y una de las grandes personalidades históricas de la disidencia del Este, afirmando que la UE ha tomado un camino suicida e indecente rindiendo un servil homenaje a Fidel Castro A Rodríguez Zapatero le acusa de tener una posición política estrecha en este asunto. Perseguido, encarcelado y torturado por la Policía comunista checa, Havel fue uno de los heraldos legendarios de la resistencia contra el totalitarismo. Hoy compara los gestos diplomáticos de la UE hacia Fidel con el comportamiento de muchos Gobiernos occidenta-