Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES 28 1 2005 ABC Economía La urgencia por negociar los convenios obliga a los agentes sociales a aparcar el salario mínimo La CEOE abandona su idea de vincular el proceso del SMI al de la negociación colectiva b El diálogo social se reactivará el próximo lunes, en que Trabajo ha convocado a los agentes sociales para entregarles el informe de los expertos sobre la reforma laboral MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. El presidente de la CEOE, José María Cuevas, y los secretarios generales de CC. OO. José María Fidalgo, y de UGT, Cándido Méndez, decidieron dejar aparcada la polémica surgida en torno a la cláusula automática de revisión del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ante las diferencias insalvables surgidas hace un mes, y sobre todo por la urgencia en renovar el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (AINC) para 2005. Por este motivo, en la cena que mantuvieron el pasado miércoles, pactaron comenzar las negociaciones cuanto antes y hasta fijaron la fecha del encuentro: el 1 próximo 1 de febrero. Cuevas acudió a la cena acompañado por el número dos de la CEOE, Juan Jiménez Aguilar, y el responsable de relaciones laborales, Fernando Moreno. Por su parte, a Fidalgo le acompañaba su secretario de Acción Sindical, Ignacio Fernández Toxo, y Méndez con Toni Ferrer, también secretario de Acción Sindical de UGT. En definitiva, los encargados de negociar en nombre de sus respectivas organizaciones. Esta madrugada ha cambiado el fotograma reconoció ayer Ferrer, para quien el cambio se ha producido porque todos aprendemos de la transcendencia tan importante de este proceso Pero el nuevo fotograma de la interlocución social ha sido posible porque Cuevas dejó de lado una de sus máximas: vincular el salario mínimo a la negociación colectiva. Pero además, el dirigente empresarial decidió reconvertir la entrevista solicitada al presidente del Gobierno y, en lugar de ir solo al Palacio de la Moncloa, acudirá con los dos dirigentes sindicales. Desde el ámbito sindical se entiende este gesto como un intento para suavizar la declaración de la CEOE del pasado 12, en la que además de exigir al Gobierno la retirada de la cláusula automática del SMI, fijaba condiciones precisas a los sindicatos para sentarse a negociar el AINC. Y en cuanto a la situación en que queda la polémica del SMI, patronal y sindicatos coinciden en afirmar que para buscar una solución hay tiempo ya que la cláusula del SMI no se tendría que poner en funcionamiento hasta 2009. Por este motivo, Jiménez Aguilar, afirmaba ayer que la fórmula para Cuevas, Méndez y Fidalgo volverán a acudir a La Moncla para fijar un protocolo con el que recuperar la credibilidad mantener el poder adquisitivo del SMI se abordará en el momento oportuno No obstante, tanto en UGT como en CC. OO. se insistía ayer en que debe ser el Gobierno el que gestione un acuerdo al que dio su visto bueno el 30 de diciembre pasado. Ambas centrales se han comprometido a no meter prisas, ya que deberá ser el Gobierno el que presente en forma de decreto ley la reforma del SMI (artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores) al Congreso de los Diputados. De esta forma, empresarios y sindicatos parecen haber quedado satisfechos en su encuentro, porque ninguno renuncia a sus pretensiones y salió todo muy bien según explicó un representante de la CEOE a este periódico. Pero por separado todos muestran sus matices. Así, Jiménez Aguilar interpreta que UGT y CC. OO. necesitan lograr un acuerdo sobre la negocia- ERNESTO AGUDO ción colectiva para que actúe como una red de defensa ya que también están preocupados por el maremágnum del debate territorial y apuestan por la unidad de mercado. Si nosotros decimos que cada territorio o sector negocie libremente, eso les perjudicaría, y como ellos saben que para la patronal lo del SMI era un obstáculo, pues hemos llegado a ese entendimiento. Hay una especie de juego explicó a Ep. La UE pide a España reformas para reducir el paro y la temporalidad ABC BRUSELAS. La Comisión Europea considera insuficientes las iniciativas del Gobierno español para reducir la temporalidad laboral y critica el exceso de contratos temporales y el escaso uso de los contratos a tiempo parcial, según el informe de evaluación de las políticas de empleo de 2004. Este informe coincidió ayer con la presentación del estudio del Instituto de Empresa (IE) que advierte que, si España no acomete reformas laborales con urgencia, no podrá reducir más el paro, informa Ep. Bruselas asegura que en España ha habido una respuesta política insufi- ciente a la recomendación de revisar el marco legislativo para hacer los contratos indefinidos más atractivos, desincentivar el uso de contratos temporales y eliminar los obstáculos para el trabajo a tiempo parcial. Además, critica que las reformas en estas áreas se hayan dejado sólo en manos del diálogo social y que no se haya revisado la cuestión de las ETT, o la falta de avances en utilizar la posibilidad de diferenciaciones salariales. Otra asignatura pendiente, señala el informe, es la mejora de los incentivos para que las mujeres se incorporen al mercado de trabajo y se aumente la disponibilidad de guarderías a precios asequibles, aunque Bruselas reconoce que se han hecho esfuerzos. Tampoco se han adoptado más medidas para lograr el objetivo de incrementar en 5 años la edad efectiva de jubilación, y falta una estrategia exhaustiva para la formación de los trabajadores mayores y de la mejora de la salud y la seguridad en el trabajo No obstante, la Comisión Europea reconoce que en los últimos años España ha experimentado una convergencia real con la UE gracias a su superior crecimiento económico, pese a que el progreso hacia los objetivos en empleo de Lisboa es lento Por último, Bruselas advierte a España de la amenaza que supone para la viabilidad de las pensiones el envejecimiento de la población y de las distorsiones que puede causar la indexación de los salarios.