Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Espectáculos VIERNES 28 1 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Jamie Foxx, intérprete de Ray Charles, logró el Globo de Oro por su interpretación y es un firme candidato al Oscar como mejor actor El director Taylor Hackford da en el blanco tras quince años trabajando en el filme sobre un genio llamado Ray Charles. Jamie Foxx, por su parte, derrocha el tarro de sus esencias como Ray Su creación ha sido considerada por algunos como milagrosa El tormento y el éxtasis de Ray Charles TEXTO: ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL NUEVA YORK. Hubiera merecido la pena que Javier Bardem hubiera mordido simbólicamente el polvo a manos de un rival a su altura, de una interpretación basada también en un personaje real, como el de Ray Charles, en el que Jamie Foxx derrocha el tarro de sus esencias. Su creación del gigante del soul, el funk y el pop ha sido considerada por algunos como milagrosa casi una transubstanciación que el propio cantante, pianista y compositor bendijo antes de morir, el año pasado, sin que la película por la que su director, Taylor Hackford, estuvo luchando durante quince años, estuviera terminada. Los aficionados a los vaticinios y a las quinielas consideran que si El aviador lleva las de ganar el próximo 27 de febrero, cuando se entreguen los Oscar en Hollywood, y que su director, Martin Scorsese, recibirá por fin un reconocimiento que no hará más grande su talla, el premio a la mejor interpretación masculina (aniquilado Bardem en las primeras de cambio) será para Foxx. Tendrá ocasión entonces de mejorar la actuación que brindó cuando recibió el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical. Jamie Foxx se había prometido no llorar ante las cámaras. Elevó los ojos al cielo para invocar a un Ray Charles que no vivió lo bastante como para ver la película. Foxx, todavía imbuido del swing de su personaje, hizo cantar a los invitados a la cena de los Globos, recordó lo que el artífice de Georgia on my mind -convertida en himno de Georgia, después de que el racista Estado sureño le convirtiera en hijo adoptivo tras haberle calificado de persona non grata en plena lucha por los derechos civiles- -le dijo, cuando el actor equivocó una nota en el piano: La vida son notas justo debajo de nuestras yemas. Todo lo que tienes que hacer es tomarte tu tiempo para tocar la nota correcta Foxx elevó los ojos a ese cielo metafórico donde los actores y otras especies de mortales se han acostumbra- do a poner a los buenos muertos y le dijo: Ray, estamos haciendo bonita música hoy Luego recurrió a todo el talento desarrollado en el escenario, la televisión y el cine para no llorar. Pero no pudo evitarlo. Su arte es tan reciente que la penúltima edición del New biographical diccionary of film de David Thompson, ni siquiera lo cita. Nacido Eric Bishop en la localidad texana de Terrell hace 38 años, su vida no ha sido sólo rosas. Su madre fue una niña adoptada y cuando se separó de su marido, sus abuelos maternos adoptivos, Mark y Esther Talley, lo adoptaron a él: su abuela adoptiva fue su verdadera madre. Foxx parece empeñado en demostrar a su padre, el corredor de bolsa Shaheed Abdulah, que siempre ha estado equivocado respecto a él. El Oscar puede ser su último peldaño. Para colmo, atesora dos candidaturas: a la de mejor actor principal, añade la de mejor secundario, al darle una impecable réplica a Tom Cruise en Collateral Creció Foxx en un ambiente musical, estudiando piano muy pronto y escuchando funk y soul, la música que le daría el fondo sonoro necesario para ponerlo al servicio de su Ray Aunque su destino parecía oscilar entre el deporte de alta competición y la música, acabaría descubriendo su talento para la escena en un club de comedia. Llegó al reparto de In living color desde el que saltaría a su propio programa: The Jamie Foxx show Aunque en la comedia parece encontrarse en su salsa, Hackford lo descubrió en su creación de Drew Bundini Brown, el ayudante de Mohamed Alí, en la película Alí Su capacidad ya fue celebrada por la crítica en Un domingo cualquiera y La verdad sobre perros y gatos Pero es en Ray donde despliega todas sus habilidades tanto para imitar la voz de Charles- Ray es una de esas películas donde se cumple con creces el adagio de que el doblaje es un asesinato: es la mitad de la encarnación que