Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 VIERNES 28 1 2005 ABC Cultura y espectáculos La cumbre de Davos consagra a las estrellas del cine y la música como líderes mundiales Angelina Jolie, Bono, Richard Gere y Sharon Stone se codearon con la élite dirigente b Cuando Tony Blair hizo un brin- dis al sol sobre cómo ayudar a los pobres del mundo, el que terció y le rebatió era Bono, el líder de U 2; y el primer ministro concedió que admiraba su causa y coraje R. VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL DAVOS (SUIZA) La que horas después discutía con John B. Taylor, subsecretario del Tesoro estadounidense, sobre cómo recuperar los objetivos del Milenio contra la pobreza, era una seria y fascinadora actriz llamada Angelina Jolie, comprometida desde hace años como embajadora de los refugiados (Acnur) En la misma mesa se sentaban banqueros globales, ministros y el director del programa del Milenio. Jolie se mostró estupefacta de las ganas de la gente por ayudar a las víctimas del tsunami ahora falta que empresas y gobiernos aprovechen tanta generosidad para canalizar las ganas de ayuda a otras crisis silenciosas en el mundo Ya no es Vanessa Redgrave y su compromiso obrero, ni Buñuel y el comunismo o Bardot y los animales, ni escritores con un pertinaz desagrado por el mundo, ni aún un rollito pasado de compañeros de viaje, sino la constatación en el Foro de Davos de que un nuevo tipo de líderes culturales y artísticos puede estar emergiendo. Esto no es una causa aclaró el líder del grupo U 2 al premier Tony Blair, ante una audiencia granada de entre los más poderosos empresarios del mundo, esto es una emergencia si cada día que pasa están muriendo 6.000 africanos por enfermedades que sabemos cómo prevenir con una simple red antimosquitos. Bono agregó que le preocupa que se hable normalmente de situaciones que no tienen nada de normal ni racional A su lado Bill Gates y Blair afirmaban con la cabeza. El cantante irlandés, comprometido hace tiempo en remover la conciencia occidental ante el drama africano, dijo a Blair y al presidente de Microsoft, con quienes compartió debate, que apreciaba sus esfuerzos por entender lo que estaba pasando en África, la extrema pobreza es algo estúpido y solucionable e instó a la UE a reformar su política agraria y a los gobiernos ricos a eliminar por completo la carga de la deuda por los pobres. La cumbre de Davos, que se precia de reunir a la élite mundial y trazar la agenda global cada año, reúne por primera vez ahora a líderes culturales que no son un Raymon Aron ni un Marcuse, pero con un papel cada vez más activo y sobre todo visible en la era de la globalización. ¿Es sólo una típica coartada cultural de ricos y reyes? Un seminario sobre los objetivos del Milenio contra la pobreza reunió ayer a personalidades como la presidenta de Global Clients del banco ABN AMRO, frente a la actriz Angelina Jolie, mujer de bandera de la causa de los refugiados, y Sadako Ogata, la ex presidenta de Acnur, junto a los ministros surafricano, indonesio, el jefe de Gobierno del Rayastán indio, el subsecretario del Tesoro americano, el director del programa del Milenio, Jeffrey D. Sachs, y la directora de Oxfam, Barbara Stocking. Es sólo uno de los actos que han enfrentado a estrellas como Richard Gere, Sharon Stone, Carole Bouquet, Peter B. Gabriel, Paolo Coelho, Amy Tan, Nadine Gordimer; dise- Richard Gere habló de las tabús frente al sida ñadores como Per Arnoldi y arquitectos como Richard Meier, a algunos de los líderes con más poder político, económico y social del planeta. En los últimos años algunas figuras del espectáculo y las artes han convertido su voz en poderosa abogada de causas humanitarias, sociales y políticas, no sólo modelando la opinión pública sino cambiando las reglas y el alcance de estas militancias dice el fundador de Davos, Klaus Schwab, pidiendo nuevos líderes para un mundo escaso de liderazgo. Las preguntas aquí planteadas inquieren sobre el alcance de esta tendencia, la utilidad de la asociación de causas con líderes culturales y rostros globales y hasta qué punto unas se pueden ver comprometidas por los otros. No es menor la concien- ¿Pueden cambiar el mundo los artistas? DAVOS (SUIZA) Hay mujeres de bandera y otras que abanderan y, desde cualquiera de las categorías, Angelina Jolie es seguramente lo mejor que le ha pasado a los refugiados del mundo en décadas y así la ha reconocido Davos como un nuevo líder. Pero ¿cambian algo los artistas? Además de a la impagable visibilidad de una causa de otro modo penosa, a responder esta misma pregunta han dedicado un debate en Davos, acompañados por Alberto de Mónaco, el diseñador danés Per Arnoldi, los músicos Peter Gabriel y Youssou N Dour, ambos dos al frente de proyectos sociales, la actriz Carole Bouquet, el compostitor Rodion K. Shchedrin, el actor Chris Tucker, el dibujante Jonathan Zapiro y el director de orquesta Benjamin Zander. Las tendencias sociales que marcan la cultura, el papel del artista en el arranque de cambios sociales y la importancia del compromiso para la inspiración creativa recibieron autocrítica y repaso. Horas antes, ante Blair y Gates, Bono anticipó que esta generación será recordada por internet, la guerra contra el terrorismo y lo que hicimos, o no, con ese glorioso continente de África y sus penas En un emotivo final dijo creer que podemos ser la generación que acabe con la pobreza extrema, tan así lo creo que pienso que voy a dedicar el resto de mi vida a este compromiso EPA Angelina Jolie