Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 1 2005 Madrid 35 Ministerio Público Solicita 69 años de prisión para El Malaguita Considera probado que fue el inductor de los 5 hechos delictivos que provocaron la muerte de Sandra Palo. Ve ensañamiento, alevosía y vileza en el secuestro, violación y asesinato de la joven, así como la participación, en calidad de autor material, del imputado. Califica la muerte de Sandra de agónica, al arrollarla repetidas veces, y, además, rociarla con gasolina cuando aún estaba viva. Acusación particular Pide 76 años de cárcel al entender acreditado que la víctima fue retenida contra su voluntad, violada, atropellada varias veces y quemada. Indicó el daño extremo y la violencia inusitada que se le infligió a Sandra Palo, con horas de larga agonía, aunque estuviera en un hálito de vida. Considera un delito autónomo el de retención ilegal, al margen de la violación, lo que, a su juicio, constituye un plus de crueldad añadida. Defensa Solicita la libre absolución de El Malaguita Asegura que las contradicciones de los tres testigos condenados son objeto de valoraciones distintas. No ve probado que sea el inductor: queda por aclarar si ella entró por voluntad propia en el coche, si consintió en las relaciones sexuales y quien la arrolló al final Cuarenta y un años de cárcel. Sólo si la sentencia es condenatoria se adherirá a la pena del Ministerio Público rebajando de tres a una el delito de agresión sexual. El crimen más vil de la historia de España Duro alegato de la acusación en el juicio por la muerte de Sandra Palo, que quedó visto para sentencia b El defensor de El Malaguita indicó, al término del juicio, que si la sentencia es condenatoria, se sumará a la petición fiscal, reduciendo la pena de 69 a 41 años M. J. ÁLVAREZ MADRID. La suerte está echada. En una semana, aproximadamente, se conocerá la sentencia interpuesta por la Sala a Francisco Javier A. L. alias El Malaguita o Chiqui de 20 años, el único mayor de edad imputado por los delitos de secuestro, violación y asesinato de la joven Sandra Palo, de 22, la discapacitada psíquica vecina de Getafe que pereció a consecuencia de las aberraciones a las que fue sometida el 17 de mayo de 2003. El acusado rechazó su derecho a la última palabra. No las hay. Es imposible explicar tanto dolor inútil como el que él causó, junto a sus otros tres colaboradores, que cumplen penas que oscilan entre los 8 y 5 años de internamiento, y 5 y 3 de libertad vigilada, respectivamente. De los cuatro intensos y duros días de juicio, la de ayer fue la sesión más ligera los letrados de la acusación particular y de la defensa expusieron sus conclusiones definitivas, eludiendo ahondar en los detalles más escabrosos relatados desde el lunes pasado por cuantos acudieron a testificar a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid. todo el daño causado. ¿Por qué lo hizo, si, según él, yació con Sandra con su consentimiento? ¿por qué ésta estaba nerviosa e insistía en que no la mataran? ¿por qué quemarla si no tenía nada que ocultar? ¿por qué escribe a un primo y le pide que los menores cambien su declaración y no le acusaran del abominable crimen, porque, de lo contrario se comería un buen marrón, si ellos estaban ya juzgados? fueron los interrogantes que lanzó a un acusado, impávido, y con el rostro más destapado que días anteriores. Le dieron la muerte de El Torete Garzón agregó que, la memoria le traicionó al pedir perdón, ya que a Sandra le dieron la muerte de El Torete -un delincuente marginal- al ser salvajemente atropellada, pasando por encima de su cuerpo una y otra vez, con un padecimiento innecesario y una violencia inusitada que le causó una agonía extrema. Eso le pesa en su conciencia De ahí que mantenga las penas de 76 años de prisión por los siguientes delitos: retención ilegal, 3 por violación- -uno como autor material y los otros por cooperador necesario en las otras dos agresiones de los dos ramones y, otro, por asesinato. Además, solicita una indemnización para la familia de 480.809 euros. El Ministerio Fiscal le imputa los mismos delitos, pero rebaja la pena a 69 años. Por último, hizo una petición: Que no se cierre el caso en falso y se tenga en cuenta una posible participación femenina El imputado mostró ayer más su rostro, aunque acudió con su look habitual TELEMADRID El cambio de la Ley del menor será el gran homenaje póstumo a mi hija Te vas a pudrir en la cárcel Ésas fueron las palabras que le espetó María del Mar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, cuando el tribunal dio por finalizado el juicio seguido contra El Malaguita Ya en el exterior, con la tensión reflejada en el rostro, confesó: Estoy muy dolorida y muy cansada. Estos días han sido muy duros. Te vienes abajo al revivir todo lo que esas alimañas hicieron a mi hija Reconfortada por la gente de la calle, que le daba ánimos, y por los padres de otras víctimas de muerte violenta, espera la sentencia con el alma en vilo Tras reiterar que espera que le caiga la pena máxima anunció que había recibido una buena noticia el Ministro de Justicia le ha asegurado que este año se modificará la Ley del menor y será recibida por un representante de ese departamento el 29 de marzo. Será el gran homenaje póstumo, y el mejor, que puede recibir mi hija y otras víctimas y demostrará que mis 20 meses de lucha han servido para algo Le traicionó el subconsciente El crimen más vil de la historia española, ya que la joven fue brutalmente raptada, violada y asesinada, con un ensañamiento que ha quedado sobradamente probado y que yo jamás he conocido, ni espero conocer, en mi vida profesional. Nunca he tratado una violencia tan gratuita Así lo calificó, en su alegato, el abogado de la acusación particular, José María Garzón, en la lectura de su informe final. A El Malaguita cuya participación en los hechos ha quedado demostrada como inductor, según explicó, en base a las declaraciones de los otros tres implicados- -Ramón S. G. Ramón y José Ramón M. M. ambos de 19 años, y R. G. F, Pumuki de 15- así como por las pruebas aportadas por policías y peritos forenses, le traicionó el subconsciente. Justificó sus palabras en el hecho de que comenzase el juicio pidiendo perdón a la familia Palo por Atiborrado de pastillas La Defensa ejercida por Fernando Bermejo, pidió la libre absolución de su patrocinado, y, sólo en el caso de que la Sala acuerde su culpabilidad, se sumará a las penas del Ministerio Público en los delitos de secuestro y asesinato, reduciendo los 3 de agresión sexual a uno, al eliminar los de cooperación necesaria, con un cómputo de 41 años. Tras recalcar las numerosas contradicciones de los dos ramones sobre quién conducía, quién la obligó a subir al vehículo, si las relaciones sexuales fueron o no consentidas, y si, finalmente, El Malaguita la embistió con el coche, la Defensa arguyó que si la fiscal consideró el testimonio de Pumuki coherente, debe aplicar ese calificativo cuando afirmó que vio a su primo atiborrarse de pastillas y alcohol, lo que constituiría una eximente.