Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIERNES 28 1 2005 ABC ELECCIONES EN IRAK El Ejército de EE. UU. se enfrenta a un grave déficit en su plantilla de reservistas En contraste, a la Fuerza Aérea y a la Navy menos castigadas les sobran voluntarios b La Guardia Nacional, decisiva para hacer frente al despliegue en Irak, se ve forzada a multiplicar la cuantía de sus bonificaciones al no poder cubrir todas sus plazas PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. El uso cada vez mayor de reservistas por parte del Pentágono para afrontar conflictos como el de Irak está planteando crecientes problemas de personal en las filas de la Guardia Nacional. Esta institución castrense de soldados a tiempo parcial dispone de 350.000 plazas autorizadas que de momento no ha podido cubrir en su totalidad. Desde el otoño, la actividad de reclutamiento se ha ralentizado hasta presentar, según las últimas cifras divulgadas esta semana, un déficit de 15.000 puestos entre sus filas. El teniente general Steven Blum, responsable de la Guardia Nacional, no ha querido describir estos problemas de personal como una crisis, pero sí como una tendencia preocupante que debe corregirse. Especialmente ante las dificultades para atraer el servicio de ex soldados profesionales tradicionalmente interesados en mantener una relación castrense. Las dificultades de reclutamiento, que también afectan a las reservas del Ejército de Tierra, son relacionadas con los extensos e impredecibles despliegues ordenados por el Pentágono para estas tropas, que de forma rutinaria sólo prestan servicio activo durante un fin de semana al mes y dos semanas en el verano. Para hacer frente a este problema, entre otros incentivos el Pentágono estudia la posibilidad de multiplicar las bonificaciones ofrecidas a militares profesionales para convertirse en reservistas, o prolongar los contratos rubricados a soldados sirviendo en unidades decisivas. Hasta ahora, existía un pago simbólico de 50 dólares, canti- AFP Un soldado de EE. UU. entrega propaganda electoral en una patrulla, ayer, en Mosul dad que de prosperar esta solicitud de fondos adicionales podría convertirse en 15.000 dólares. De no lograr sus objetivos de personal, sería la primera vez desde 1989 que no se cubrieran todas las plazas de la Guardia Nacional. En estos momentos, los soldados de la Guardia Nacional y las reservas del Ejército de Tierra representan más del 40 por ciento del contingente de 150.000 soldados desplegado en Irak. Una cifra reforzada con el objetivo de hacer posible la consulta electoral de este domingo. Durante la próxima rotación de tropas del Pentágono en Irak, se espera que este porcentaje se vea reducido a la mitad. De sus contratos por seis años, estos reservistas sólo pueden servir dos años en zonas de combate. Entre las fuerzas regulares, el Ejército de tierra y el Cuerpo de Marines también se enfrentan este año a problemas para cumplir con sus objetivos de reclutamiento. Sin embargo, la Fuerza Aérea y la Navy -con un número mínimo de bajas en las operaciones militares realizadas desde el 11- S- -se enfrentan a un superávit de voluntarios interesados. De los 1.400 militares estadounidenses muertos en Irak hasta la fecha, sólo medio centenar pertenecían al Ejército del Aire o a la Armada.