Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional VIERNES 28 1 2005 ABC Cumbre en Salamanca Lula da Silva, Néstor Kirchner, Ricardo Lagos y Tabaré Vázquez han prometido a José Luis Rodríguez Zapatero que estarán presentes en la Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Salamanca los días próximos días 14 y 15 de octubre, según fuentes gubernamentales. El compromiso de asistencia de los presidentes de Brasil, Argentina y Chile y la del todavía presidente electo de Uruguay en la cita Salamanca es uno de los resultados de los que más satisfecho se siente el jefe del Ejecutivo al término de su gira por el cono sur iberoamericano, según las mismas fuentes. Zapatero proyecta viajar a Venezuela en marzo para cerrar la venta de varios barcos Hermetismo sobre los resultados de la gestión discreta de Bono LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL SANTIAGO DE CHILE. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene previsto realizar en breve una visita a Caracas para suscribir una serie de acuerdos comerciales con Hugo Chávez. La visita, según fuentes diplomáticas citadas por Efe, podría tener lugar a finales de marzo y su princi- pal objetivo sería suscribir acuerdos comerciales relacionados con la adquisición por Venezuela de buques y aviones a España. El jefe del Ejecutivo, que finalizó ayer su gira por varios países del cono sur iberoamericano, regresó ayer a Madrid desde Santiago de Chile, con escala en Salvador de Bahía, después de que la pasada semana renunciara a su plan de hacer esa parada en Caracas. Ante la proximidad de una visita de Estado a España del presidente colombiano, Álvaro Uribe, prevista para el día 7 de febrero, Zapatero optó finalmente por evitar un encuentro con Chávez, que, en la actual crisis entre Venezuela y Colombia, podía no resultar muy positivo. Sin embargo, el presidente del Gobierno, muy interesado en concretar lo antes posible la oferta que le hizo Hugo Chávez- -cuando en noviembre realizó una visita oficial España- para optar por nuestro país para el mantenimiento y compra de barcos de transporte de crudo, envió a Caracas a su ministro de Defensa, José Bono, en una misión que Rodríguez Zapatero calificó en la noche del miércoles, desde Chile, de discreta, pero no secreta aunque no se facilitó con carácter previo ninguna información sobre este viaje. Balón de oxígeno para Izar La misión de Bono era continuar las gestiones para intentar cerrar unos acuerdos que supondrían un importante balón de oxígeno para Izar, que Zapatero se comprometió a salvar ante la crisis de los astilleros. De hecho, esos acuerdos podrían incluir la próxima llegada a España de un petrolero venezolano para ser reparado en los astilleros españoles, la compra por Pdvsa (Petróleos de Venezuela) de uno o dos buques de transporte de crudo, y hasta la adquisición por la Armada venezolana de varias corbatas o fragatas ligeras para su uso como patrulleras. Además, se negocia también la venta por Construcciones Aeronáuticas de varios aviones de transporte. El posible suministro de material militar a Venezuela por parte de España ha sido objeto de crítica en Colombia, donde un periódico llegó a afirmar que Uribe llamó a Zapatero para expresarle su malestar y recordarle que el actual Gobierno español canceló nada más llegar a La Moncloa un contrato para la venta de carros de combate a su país. La información fue desmentida por portavoces gubernamentales españoles, quienes señalaron que, en la conversación telefónica que habían mantenido, Uribe expresó su preocupación por la crisis abierta con Venezuela después de que fuerzas colombianas capturaran al dirigente de las FARC Ricardo Granda, que se había refugiado en territorio venezolano. Bono, que volvió también ayer a Madrid, permaneció menos de 24 horas en Caracas, donde mantuvo una cena con Hugo Chávez, y donde representantes diplomáticos españoles calificaron la visita como fructífera No obstante, hay un gran hermetismo sobre los detalles concretos de las conversaciones mantenidas por Bono con las autoridades venezolanas.