Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 JUEVES 27 1 2005 ABC Gente La tormenta política de Baleares salpica a Douglas Coincidiendo con su visita a Madrid, los socialistas baleares acusan al actor de un supuesto delito fiscal, mientras el Gobierno insular niega la mayor y lo tacha de burda artimaña política TEXTO: ROSETA L. DEL VALLE FOTO: AFP Andrés Sardá, premio Creador del Año El diseñador de moda íntima recibirá mañana en París este galardón, que otorga el Salón Internacional de la Lencería. El premio, que será entregado en el transcurso de una cena en el Ayuntamiento parisiense, distingue al estilista más creativo, técnico y cualitativo. caso Douglas promete dar más guerra que Napoleón. El actor, que visitó ayer Madrid, fue el único que no dijo esta boca es mía sobre el fuego cruzado- -de tintes evidentemente políticos- -que se ha desatado entre el Gobierno balear y la oposición socialista. Ambos se lanzan cargas de artillería pesada en forma de turbias acusaciones sobre supuestos fraudes fiscales. El protagonista de Wall Street acudió a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) como embajador de las Islas Baleares, que es su paraíso terrenal desde hace treinta años. Entre flashes, gritos y piropos de una multitud de admiradoras y curiosos, el marido de Catherine Zeta- Jones mostró la mejor de sus sonrisas para, entre el revuelo, promocionar junto al presidente del Ejecutivo balear, Jaume Matas, las delicias de esas tierras. Y, como todo hay que decirlo, lo hizo de forma desinteresada. Es decir que, según ha podido saber ABC, no cobró un duro por su fugaz visita, que sólo le dejó tiempo para almorzar, según hemos sabido, con su amiga Cristina Macaya en un conocido restaurante madrileño, y coger después un vuelo con destino a Estados Unidos. Poco se podía imaginar Douglas lo que entretanto se estaba cociendo: aprovechando su presencia en Madrid, los socialistas baleares presentaron un dossier a la Agencia Tributaria con documentación relacionada con un supuesto delito fiscal del actor y del Gobierno balear en la operación de compraventa del centro cultural Costa Nord, en Valldemossa. El Toda una sorpresa para el Ejecutivo insular, que aseguró a ABC que no existe tal dossier y que todo es una burda maniobra mediática, urdida por los socialistas para hacer ruido aprovechando la repercusión de la visita de Douglas La historia comienza hace un año, cuando el Gobierno que preside Matas compra por 4,4 millones de euros el centro cultural Costa Nord, que el actor había creado para promocionar la isla. Según fuentes socialistas, el negocio tenía pérdidas multimillonarias y en la transacción se defraudó supuestamente un millón de euros. Sin embargo, en el Gobierno balear niegan la mayor y aseguran que, además de tener el visto bueno de la Consejería de Hacienda, el asunto ya estaba zanjado en el Parlamento, luego de múltiples comparecencias e interpelaciones que garantizaron la transparencia Y si tenía pérdidas multimillonarias- -que aseguran que no es el caso- manifiestan que no hubieran sido asumidas por el Ejecutivo insular, ya que sólo ha comprado el inmueble y sus producciones hasta la fecha, pero no se hace cargo de las pérdidas ni de las ganancias de la sociedad que lo gestionaba. Al margen de agrias polémicas, Fitur abrió ayer sus puertas con el éxito esperado. Entre las destacadas presencias de la jornada se encontraba Jesús Ortiz, padre de la Princesa de Asturias, que llevará personalmente la comunicación del Proyecto Monumental Eduardo Chillida Montaña de Tindaya. Michael Douglas junto a Jaume Matas, ayer, en Madrid