Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 1 2005 35 Madrid La muerte de Sandra Palo fue agónica y se ensañaron para ocultar su violación, según la fiscal Un kamikaze logra huir de la Policía tras circular 12 kilómetros por la A- 5 y provocar tres accidentes Milagrosamente, no se produjeron heridos; el suicida desapareció en un polígono de Navalcarnero conducía a más de 100 kilómetros por hora y, según las primeras investigaciones, comenzó su temeraria carrera al norte de la provincia de Toledo CARLOS HIDALGO MADRID. Con el corazón en la boca esquivaron, como pudieron, a un vehículo suicida los conductores que el martes por la noche circulaban por la carretera de Extremadura (A- 5) sentido Badajoz. El kamikaze atravesó a toda velocidad al menos 12 kilómetros de la vía en sentido Madrid. Milagrosamente, todo se quedó en daños materiales. Como pudieron y quienes pudieron, porque el suicida fue dejando tras de sí un reguero de vehículos que colisionaron contra él o tuvieron que dar un volantazo para evitarlo. La noche, fría y oscura, facilitó la escapada del individuo, quien, casi como fichas de dominó, fue derribando a todo el que hallaba a su paso. Afortunada y sorprendentemente, no se han registrado heridos en el suceso. Lo que pretendía ser una carrera de la muerte, que está siendo reconstruida por la Guardia Civil de Tráfico, arrancó en el kilómetro 41 de la carretera de Extremadura, a la altura del municipio toledano de Valmojado. Al menos, desde ese lugar, el servicio 112 de Emergencias de Castilla- La Mancha recibió la primera llamada. Se trataba de un conductor que, devorado por los nervios, acababa de ser sobrepasado por el temerario conductor. Pasaron los minutos, y los kilómetros, y, cuando el suicida llegó al 39,400, se produjo el primer alcance entre un grupo de coches, sin determinar, que, gracias a sus reflejos, lograron zafarse de la embestida del loco conductor, que iba al volante de un Opel Corsa granate. Inmediatamente, uno de ellos avisó a los servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid, que en los siguientes siete minutos recibieron la friolera de otras 11 llamadas por el mismo asunto. b El hombre Carrera suicida por la A- 5 4 R 5 Navalcarnero Residencial los Manzanos MADRID Residencial Calipo II 3 Residencial Calypo Fado Aeródromo de Casarrubios 2 coche, que viene un coche! Su mujer, en principio, no le cree, pero él ve desde lejos las luces cortas del suicida. Iba muy rápido- -explicó a ABC, aún con el miedo en el cuerpo- a 100 ó 110 kilómetros por hora Afortunadamente, ser taxista y ejercer en Madrid puede convertirse en un seguro de vida en estas circunstancias. En aquel momento, asegura Victoriano, circulaban pocos coches por la autopista, pero después pudo ver cómo los tres que iban tras él se habían estrellado contra la mediana y contra el guardarraíl derecho El taxista, que en el momento de los hechos transitaba a la altura de la urbanización Fabo Calipo, por donde tuvo que desviar la marcha, asegura que no sabía si llorar, reír o qué hacer Mi mujer- -relata- -lloraba y gritaba por lo ocurrido. No pudimos ver si el conductor era hombre o mujer, ni siquiera nos fijamos en el color ni en la marca del coche. Todo fue muy rápido afirma. Mientras Victoriano y su esposa se recuperaban del susto, el kamikaze seguía sembrando el pánico en la carretera de Extremadura y se acercaba, peligrosamente, a la capital madrileña. Llegado al kilómetro 36, nuevo accidente. En este caso se vieron implicados otros dos vehículos, quienes tam- bién salvaron la vida por los pelos. Tan sólo 5 kilómetros después, en el 31, nuevo alcance, con otros dos vehículos implicados. El suicida, tras colisionar con uno de ellos, reemprende la marcha, como si de una película de acción americana se tratase. Pero el cerco ya está tendido. Siete víctimas el año pasado Recorre 2 kilómetros más y toma la salida 29 de la A- 5, para acceder a un polígono industrial, conocido como Alparrache, en Navalcarnero. La Policía Local del municipio ha sido ya alertada por la Guardia Civil, y se aposta en las inmediaciones del lugar. En vano. Después de atravesar varias rotondas, el suicida desaparece. Fuentes del Instituto Armado confirmaron que el individuo aún no ha sido apresado y, probablemente, tampoco identificado. Una UVI del Summa peinaba la zona recorrida por el kamikaze, en busca de algún herido. Ni rastro, por suerte. El suceso se quedó en un susto, pero podría haber terminado peor. Durante el año pasado, al menos siete personas murieron en España a causa de este tipo de conductores, algunos suicidas; otros, ávidos de una incomprensible aventura. En los tres siniestros murieron los kamikazes. M 40 4 A- 5 1 Valmojado A- 5 CM- 400 4 TOLEDO 1 2 3 4 ¡Que viene un coche! Se activan todas las alarmas y dispositivos. Nos encontramos en el límite entre las provincias de Toledo y Madrid. La Guardia Civil ya está en marcha. Y el kamikaze continúa su locura... Mientras, Victoriano Lavado, un taxista de 34 años de la localidad toledana de Méntrida, circula, por el carril izquierdo de la A- 5 y en sentido correcto, evidentemente, hacia su pueblo, procedente de la capital. Le acompaña su esposa. Son las once menos cuarto de la noche. El viaje parece tranquilo, hasta que Victoriano grita: ¡Que viene un Un Opel Corsa granate es descubierto circulando en sentido contrario en el km. 41 de la A- 5 hacia las 22.30 horas Km. 39,4. Se produce el primer alcance, con varios vehículos implicados Km. 36. Colisión entre 4 vehículos, que no chocan con el kamikaze, sino que se debe a volantazos y alcances entre sí Km. 31. El infractor choca contra otro vehículo, vuelve a arrancar, abandona la A- 5 por la salida 29 y entra en el polígono industrial Alparrache, de Navalcarnero, donde le espera la Policía Local, que no logra avistarle A- 6 M- 40 M- 30 EFE El suicida que acabó con una familia El trágico suceso que conmocionó a la región el pasado puente de la Constitución volvió a la mente de muchos tras la última carrera de un kamikaze por las carreteras madrileñas. Entonces, un empleado de banca de 40 años y en tratamiento psiquiátrico por depresión, F. L. N. M. acabó con la vida de un matrimonio que viajaba en un Renault Safrane, de vuelta de unas minivacaciones en Burgos. Los hechos ocurrieron en el kilómetro 54,600 de la A- 1. Pero la tragedia pudo ser aún peor, ya que en el vehículo de los fallecidos viajaban sus dos hijos, de 4 y 6 años. Sin embargo, la valentía y buena voluntad de un camionero de Ciudad Real, Santiago Mero López, consiguió que los chavales no perecieran junto a sus padres. La importante labor de Santiago se ganó el reconocimiento del Gobierno regional, que le otorgó la Medalla al Mérito Ciudadano. A- 2 Zona ampliada A- 5 A- 3 A- 4 CG. SIMÓN E. SEGURA