Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad MIÉRCOLES 26 1 2005 ABC Tecnología Propuestas Aministía Internacional insta al Gobierno a desarrollar una legislación adecuada para proteger a los menores y al cumplimiento de la Convención de Naciones Unidas sobre Eliminación de todas las Formas de Discriminación sobre la Mujer (CEDAW) Que las Comunidades Autónomas cumplan con la legislación en vigor. Que los fabricantes sean rigurosos y cumplan con los criterios de las recomendaciones por edades. Que las revistas especializadas eviten abusar del lenguaje e imágenes que banalizan la violencia. Que los salones recreativos establezcan un control efectivo sobre los juegos a los que acceden los menores. Que los educadores conciencien a los menores sobre el carácter nocivo de ciertos videojuegos. Que los padres controlen el contenido de los videojuegos. pone que se exija al interesado en comprar el juego de la Red una prueba de su edad, como contempla la Ley alemana de Protección de Menores. Otro estudio, encargado por el CIDE y el Instituto de la Mujer a la Universidad de Léon, también concluye que todos los videojuegos analizados (los 250 más vendidos) reproducen estereotipos sexistas. Están hechos por hombres y para hombres explica el responsable del informe, quien añade que si no son sexistas, son violentos o racistas. La presencia de mujeres protagonistas en los videojuegos es minoritaria (17 por ciento frente al 64 por ciento de personajes masculinos) y cuando asumen este papel, se presentan masculinizadas, son verdaderas rambas tan violentas como los hombres aunque siempre femeninas y sugerentes, según Díez. La violencia vende e insensibiliza a los jóvenes, que no son conscientes de cómo los videojuegos les están influyendo en su concepción de la realidad, en sus creencias y en sus valores precisa. También llamativo es que casi el 75 por ciento de los jóvenes entrevistados para el estudio declararon que sus familias desconocían el contenido de los juegos. Mujer del juego BMX XXX de carreras de bicicletas Viene de la página anterior ACCLAIM Desconocimiento de los padres ser para mayores de edad, están recomendados para mayores de 12 años explica Óscar Gutiérrez de AI, organización que ha constatado que cualquier menor de edad puede adquirir un videojuego no apto para su edad. Independientemente- -continúa- -de si un juego está calificado para mayores de 18 años y de la edad del consumidor, es intolerable que se fomente el abuso de los derechos humanos y la discriminación hacia la mujer El estudio de la AI refleja que la mayoría de los 50 juegos analizados promueven la discriminación de la mujer en distintas formas: sumisión, pasividad, víctimas, estereotipos marginales... aunque la más preocupante es la que deriva en actos de agresión explícita, cuyo ejemplo claro se encuentra en GTA San Andreas: el jugador puede contratar a una prostituta para reponer fuerzas, al tiempo que ve cómo disminuye su dinero, que puede recuperar acabando con ella. Y es que mujeres ejerciendo la prostitución es uno de los estereotipos más reiterados en el mercado de los videojuegos, según la AI. Por ejemplo, en ShellShock Nam 67, ambientado en la guerra de Vietnam, el soldado protagonista puede, si ha reunido el dinero suficiente, pasar un rato con alguna de estas mujeres. En BMX XXX, un juego de carreras de bicicletas, el jugador debe recoger a unas prostitutas y llevarlas hasta el prostíbulo lo antes posible porque les esperan los clientes. En GTA III, otro de los títulos de la saga Grand Theft Auto, también debe llevarlas a una fiesta en una comisaría de policía. A los videojuegos descargados de internet se accede sin ningún control, sólo se avisa del contenido o la edad recomendada en el caso de los juegos del género erótico, denuncia la AI, que proPrecisamente, la Organización de Consumidores en Acción (Facua) achaca la escasez de denuncias sobre videojuegos al hecho de que los padres no son conscientes de su contenido. Se debe controlar y vigilar con qué juegan los niños. La mejor forma de valorar el contenido es jugar con ellos opina Rubén Sanchez, de Facua, para quien la autorregulación actual es insuficiente, por lo que demanda al Gobierno una normativa que regule este sector. Habría que hacer una analogía con la televisión asevera Sánchez. Cuestión en la que coinciden los autores de los estudios citados anteriormente, para quienes la responsabilidad es de todos. Desde el Gobierno y las Comunidades Autónomas hasta los fabricantes, educadores, las revistas especializadas y los salones recreativos. Los valores comerciales no pueden estar por encima de los derechos humanos precisa Díez. Los 250 videojuegos más vendidos del mercado reproducen, sin excepciónes, estereotipos sexistas A los juegos descargados de internet se accede sin control alguno y sin avisos sobre su contenido