Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 1 2005 33 El dictamen del Suelo del comité de expertos permite a los ayuntamientos construir menos vivienda protegida El turismo bate marcas en Madrid durante 2004 con 6,5 millones de visitantes, pese al 11- M Un alunicero menor de edad, herido de bala tras agredir a un Centauro Intentó clavar un destornillador al agente cuando iba a ser detenido fue inmediatamente trasladado al Hospital de La Paz, donde le operaron. También ha sido detenido otro menor en la misma operación CARLOS HIDALGO MADRID. Alunicero aquel delincuente dedicado a empotrar coches, generalmente, robados y de gama alta, en escaparates de comercios. Son muy peligrosos, y su plato favorito son las joyerías y concesionarios de coches. Centauros agentes de la Sección Especial de Reacción y Apoyo (SERA) de la Policía Nacional, creada el pasado mes de marzo y dedicada a patrullar Madrid para combatir los delitos más peligrosos. Uno de sus principales objetivos son los aluniceros Éstos fueron los protagonistas de la trifulca organizada la semana pasada junto a una gasolinera de San Sebastián de los Reyes, que se saldó con un menor delincuente herido de bala. Allí, los Centauros habían instalado un dispositivo especial para dar caza a una banda de aluniceros que habían llegado al lugar en dos vehículos: un Peugeot y un Audi. Tras repostar, dejaron aparcado el primer coche. Sobre las cinco de la madrugada, tres jóvenes volvieron en el Audi, y cuando se iban a bajar de él, fueron interceptados por los agentes. Sin embargo, dos de los chicos, que estaban aún en el turismo, embistieron contra los funcionarios policiales y sus vehículos, y huyeron. El tercero, cuando intentaba zafarse de un agente, esgrimió un destornillador, que intentó clavar en su cuello, por lo que el agente, en un acto intimidatorio y de evidente defensa personal, disparó su arma, que alcanzó la zona umbilical derecha del chaval, de nacionalidad marroquí y menor de edad. b El joven Hallazgos peligrosos de material bélico ABC. La Comandancia de la JAIME GARCÍA desnudaron. Encima del capó, mientras El Malaguita la forzaba, ella intentó zafarse; no pudo: la sujetaban por muñecas y piernas- -eso explica las marcas del cadáver- Así, hasta que acabaron, ya en el suelo. Salí y grité que la dejaran en paz. Ramón me puso la navaja en el cuello y me dijo: sube al coche El horror siguió. Pumuki agregó: Ella insistía en que la dejaran irse, que no iba a decir nada. Trató de huir hacia el fondo de la nave. No la dejaron. Cuando se vestía, subieron al coche; nos íbamos a ir, pero mi primo decidió atropellarla. Muchas veces. La estampó contra la pared de la fábrica: ella se levantaba y andaba, y así una y otra vez. Nos marchábamos ya y los tres decidieron quemarla. Aún movía los brazos. Yo quería irme a casa. Ramoncín compró un litro de gasolina y Ramón se la echó EFE Guardia Civil pidió ayer a los ciudadanos que tengan precaución cuando se produzcan hallazgos de artefactos explosivos que pueden dar lugar a accidentes como el ocurrido el lunes por la tarde en el garaje de un chalé de Valdemoro, en el cual resultó herido muy grave un hombre de 45 años cuando manipulaba un lanzaminas del año 1917, en la imagen, y el artefacto explosionó. Según la Benemérita, estos artefactos explosivos- -como las granadas, proyectiles y municiones ligeras- -son armamento bélico, que puede llegar a ser muy peligroso. Por ello, se aconsejó que no se manipule ningún artefacto y se evite también que otras personas lo hagan. Es necesario llamar de inmediato a la Guardia Civil, al teléfono 062, y señalar el lugar exacto en el que se haya producido el hallazgo. Inmediatamente, fue trasladado al Hospital de La Paz, donde se le intervino quirúrgicamente. El menor está acusado de cometer alunizajes y del robo de vehículos de gran cilindrada, así como de delitos de daños en otros automóviles. En el interior del Peugeot se intervinieron 23 dispositivos de telefonía móvil. Otro joven, madrileño y de 16 años, fue arrestado en la calle de los Montes de Barbanza, y ya había sido dete- nido el 11 de enero por otros delitos, además de hacerse pasar por un amigo mayor de edad. Este joven, presuntamente, es autor de otros robos del mismo tipo, además de la comisión de lesiones, daños y usurpación de identidad. Desde la Jefatura Superior de Policía se matizó que el uso del arma reglamentaria por parte de los agentes sólo se lleva a cabo cuando hay peligro para su vida o para la de un tercero